Hero banner

Ayuda

¿En qué consiste la asistencia en viaje en un seguro de salud?

Viajar es una actividad vinculada al ser humano desde el inicio de los tiempos y cada vez son más las personas que, en su búsqueda por viajar con las máximas garantías, contratan algún tipo de seguro relacionado con esta actividad.

Con el fin de poder tener una buena respuesta médica ante cualquier percance médico fuera de casa, algunos Seguros de Salud incorporan la cobertura de Asistencia en Viaje, que nos ofrece una protección extra, tanto en nuestro propio país como en el extranjero.

No todas las aseguradoras incluyen este servicio en sus pólizas médicas, y las que lo hacen, incorporan algunos límites en sus prestaciones que veremos más adelante. Pero veamos a continuación cuales son las principales coberturas que nos ofrece la cobertura de Asistencia en Viaje en el Seguro de Salud:

 

Coberturas de asistencia en viaje en seguros de salud

 

Enfermar en el extranjero

La mayoría de aseguradoras incluye dentro de la Asistencia en Viaje de sus Seguros de Salud aquellos gastos médicos, quirúrgicos y hospitalarios derivados de una urgencia durante nuestro viaje. Asimismo, cubre gastos asistencia odontológica, también de urgencia, tanto en territorio nacional como internacional.

Pero, además de tener que permanecer en el hospital, en algunos casos es necesario recuperarse fuera de él, y esta es otra de las coberturas que incluyen algunos Seguros de Salud.

La póliza suele incorporar los gastos del traslado ida y vuelta para un familiar, siempre y cuando el enfermo requiera hospitalización durante más de un número determinado de días (generalmente cinco jornadas).

Algunas aseguradoras también cubren el desplazamiento de un familiar para acompañar a los hijos menores de edad o a hijos con algún tipo de discapacidad; así como ayuda necesaria a los familiares en el domicilio del asegurado que se encuentra hospitalizado.

 

Y volver, volver, volver…

Este tipo de seguros cubre el transporte y la repatriación de heridos o enfermos en caso de no poder ser atendidos en el lugar donde se encuentren.

Además, si la persona accidentada viajaba acompañada y debe permanecer ingresada en la provincia o país de destino, la cobertura de Asistencia en Viaje de los Seguros de Salud ofrece, en algunos casos, el traslado o repatriación de los acompañantes del asegurado.

Otra de las características de esta cobertura es que suele cubrir imprevistos como por ejemplo tener que regresar a nuestra ciudad de origen anticipadamente debido a la hospitalización o al fallecimiento de un familiar de primer grado. Algunas aseguradoras incluyen, incluso, el regreso del asegurado en caso de incendio o siniestros en su vivienda habitual.

 

En caso de fallecimiento

Si la emergencia sanitaria tiene un triste desenlace y acaba con el fallecimiento del asegurado, este seguro suele incluir los gastos de desplazamiento y estancia de un familiar; así como la repatriación o transporte del fallecido y sus acompañantes.

 

La importancia de la información

Ante una circunstancia de este tipo, una rápida actuación es imprescindible. En este sentido, algunos seguros se ocupan de búsqueda y transporte de los equipajes y efectos personales de los accidentados, el envío de documentos oficiales, la transmisión de mensajes urgentes e incluso el servicio de mensajes urgentes.

Es importante remarcar que un seguro de salud que incluya asistencia en viaje difiere de un seguro de viaje que incluya asistencia sanitaria. La principal diferencia entre ambas garantías tiene que ver con su temporalidad, ya que el seguro de salud es anual y nacional, por lo que extiende las garantías a las estancias puntuales en el extranjero, y los seguros de viaje pueden contratarse ad hoc para cubrir un determinado traslado.

 

Límites de los seguros de salud con asistencia en viaje

Como decíamos anteriormente, no todas las coberturas de la Asistencia en Viaje son iguales en todas las pólizas ni en todas las aseguradoras, cada una de las cuales establece sus propios límites.

Por ejemplo, algunas aseguradoras no cubren en este tipo de seguro los gastos sanitarios dentro de España, mientras que la mayoría esas garantías son las propias del seguro y lo que extienden es la cobertura al extranjero.

Asimismo, es habitual establecer unos kilómetros mínimos desde el domicilio habitual, algunas aseguradoras utilizan los límites perimetrales de las provincias o las comunidades autónomas. También es común que se establezca un número máximo de días de duración del viaje, que suelen ser tres meses, aunque algunas aseguradoras ofrecen pólizas más extensas en este sentido.

Al ser el Seguro de Salud un producto que se renueva año, tras año, en cada uno de los contratos firmados anualmente se establecerá un máximo de costes a asumir por la aseguradora por cada año de vigencia de la póliza y por cada tomador o beneficiario, que suele rondar los 12.000 euros aunque, como hemos visto anteriormente, cada aseguradora establecerá sus condiciones.

Las cuantías para los servicios odontológicos urgentes que pueda requerir el tomador del seguro también experimentan francas diferencias en función de la compañía, que puede rondar entre los 60 y los 300 euros.

Por su parte, los gastos de convalecencia en hotel, tanto para el asegurado como para sus acompañantes, también suelen estar limitados y suelen oscilar entre los 60 y 80 euros al día, así como el número máximo de días que el seguro asuma los costes de estancia adicional derivados de la enfermedad o tratamiento del cliente fuera de España.

 

Estudiar las opciones antes de contratar

Como hemos visto anteriormente, es fundamental leer y comparar las distintas garantías que ofrecen las diferentes aseguradoras a la hora de contratar un Seguro de Salud, si lo que nos interesa es disponer de la Asistencia Sanitaria que mejor se adapte a nuestros hábitos, a nuestro estilo de vida y, sobre todo, a nuestro patrón viajero.

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento