¿Cuánto cuesta un seguro de vida?

Todos deberíamos tener un seguro de vida, que puede ayudarnos llegado el momento. ¿Sabes qué factores influyen en su precio? Pólizas

Los seguros de vida están pensados para permitir que el asegurado y su familia no tengan que preocuparse de las deudas que puedan quedar por pagar en caso de fallecimiento del titular de la póliza. Así podemos mantener asegurado el futuro económico de la familia.

Existen muchos tipos de seguros de vida y, como ejemplo, El Corte Inglés ofrece dos tipos de seguros de vida:  las pólizas Vida Integral y Vida Movida. Ofrecen cobertura en caso de accidente, en caso de fallecimiento por la causa que sea y en la parte del mundo que sea, en caso de invalidez permanente y una garantía especial de cancelación. 

En estos seguros puedes encontrar distintas opciones según el capital asegurado, que determinarán el precio final de la prima del seguro.

El principal motivo para tener un seguro de vida es proteger a los nuestros frente a cualquier imprevisto que pueda ocurrir a lo largo de la vida

Para encontrar el seguro de vida que más se adapte a tus necesidades, es imprescindible solicitar toda la información posible sobre las coberturas que incluyen las distintas compañías aseguradoras.

Si aún te quedan dudas al respecto, lo mejor es contactar con nuestros asesores para solicitar más información.

¿Cómo se calcula el precio de un seguro de vida?

Para calcular el precio del seguro de vida se tendrán en cuenta distintos factores como la edad, estado de salud, capital económico asegurado, profesión, estilo de vida o las coberturas contratadas.

Gozar de buena salud y tener un buen historial médico puede suponer una rebaja en el precio de la póliza. Además, el precio no será igual para alguien que tiene una vida tranquila o trabaja en una oficina que alguien que tiene un trabajo de alto riesgo o que el asegurado sea aficionado a practicar deportes extremos que puedan ser peligrosos para la salud.

Edad y capital

Por lógica, la probabilidad de fallecimiento es más alta cuanto mayor es nuestra edad. Los datos que maneja el Instituto Nacional de Estadística son irrefutables: mientras que por debajo de los 30 años nuestra probabilidad es del 0,3 por 1000, con 45 años habemos prácticamente triplicado esta probabilidad.  

Las compañías aseguradoras tienen en cuenta estas estadísticas para calcular el precio de un seguro de vida. Por lo tanto, el precio de la póliza irá aumentando con el paso de los años, sobre todo a partir de los 60 años, cuando el precio puede llegar a multiplicarse por 10 en comparación con el precio de la póliza cuando se tienen 30 años.

El precio de un seguro de vida puede variar según el capital asegurado, ya que para la compañía aseguradora no será lo mismo conceder una indemnización de 100.000 euros que una de 300.000.

Aparte de estos factores, el precio de la póliza puede ir aumentando conforme suba el precio de la vida, ya que el precio de todo sube y hay que ajustar el capital a este aumento.

Otros factores

La cobertura principal de un seguro de vida es la del fallecimiento del asegurado, pero todas las aseguradoras permiten ampliar la póliza añadiendo coberturas extras como el caso de sufrir una invalidez permanente o también mejorar una indemnización en caso de sufrir un accidente. Estas coberturas adicionales aumentan el precio final de la póliza.

Como señalamos más arriba, también puede subir el precio si se suele practicar algún deporte de riesgo, por tener una profesión arriesgada o en caso de padecer una enfermedad previa a la contratación del seguro.

Ocultar esta información a la compañía de seguros no es buena idea porque la aseguradora podría denegar la indemnización.

¿Cuánto cuesta un seguro de vida para una hipoteca?

A la hora de comprar una casa con una hipoteca, es recomendable contar con un seguro de vida, es tan necesario como asegurar tu casa o tu coche. El seguro de vida hipotecario, en caso de que fallezca el titular de la póliza, garantiza que se pueda cancelar la hipoteca y que no sea el resto de la familia la que cargue con la deuda.

No es obligatorio tener un seguro de vida, como tampoco lo es vincular el seguro a la hipoteca, pero sí resulta de mucha utilidad disponer un soporte económico en caso de que falleciera alguno de los titulares de la hipoteca.

Los seguros de vida hipotecarios ofrecen coberturas en caso de fallecimiento y en caso de invalidez permanente del titular de póliza. La duración de la póliza está ligada a la vigencia del préstamo hipotecario.

La legislación actual otorga plena libertad para elegir el seguro de vida que ofrezca el precio y las condiciones que más se ajusten a las necesidades del asegurado. Por lo tanto, no es obligatorio contratar este seguro con la entidad que concede el préstamo hipotecario.

¿Cuánto cuesta un seguro de vida con 50 años? Algunos precios de referencia

La edad recomendable para contratar un seguro de vida es a partir de los 30 años, aunque el momento idóneo dependerá de la situación personal de cada uno. Uno de los motivos para dar este paso es cuando deseamos formar una familia. Además, puede servir como complemento al plan de pensiones, para garantizar una estabilidad económica y afrontar la jubilación con más tranquilidad. Con este seguro, tu familia estará protegida en caso de sufrir una invalidez o en caso de fallecimiento.

Para calcular el precio de la póliza se tiene en cuenta la edad. Por lo tanto, si el titular de la póliza es de edad avanzada tendrá que pagar más, ya que tiene más probabilidad de sufrir un problema grave de salud.

Para conocer el precio, lo mejor es consultar y solicitar la información necesaria a las compañías de seguros, ya que se tienen en cuenta distintos factores a la hora de calcular la prima del seguro. Por ejemplo, en referencia a una persona de 30 años con un capital a asegurar de 100.000 €, el precio de la póliza estaría en 50 € al año aproximadamente. Para una persona de 60 años con el mismo capital, el precio de la póliza sería de 600 € al año.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS