Seguros de Hogar

Porque tu casa es muy importante para ti y para tu familia, elige tu seguro de hogar con la ayuda de nuestros expertos

EL SEGURO QUE NECESITAS PARA TU CASA

Asistencia en Viaje

Seguros específicos para cada hogar

¿Vivienda habitual o segunda vivienda? ¿Arrendador o inquilino? Tenemos un seguro para ti

Accesorios oficiales

Adapta la cobertura a lo que necesites

Garantías opcionales para ampliar la protección para tu casa y los tuyos

Seguros Exclusivos

Productos exclusivos

Conoce todas las ventajas de contratar tu seguro de hogar El Corte Inglés

TIPOS DE SEGURO DE HOGAR

Seguros para vivienda habitual

Elige entre tres modalidades tu póliza ideal

MODALIDADES

  • Hogar Esencial El Corte Inglés
  • Hogar Óptima El Corte Inglés
  • Hogar Supra El Corte Inglés
Seguro Hogar de Temporada

El seguro para tu segunda vivienda

MODALIDADES

  • Hogar Temporada El Corte Inglés
Seguros de Alquiler

Tanto para propietarios como para inquilinos

MODALIDADES
  • Hogar Inquilino El Corte Inglés
  • Hogar Arrendador El Corte Inglés

Factores que influyen

¿Cómo se decide el precio de un seguro de hogar?

Estos son algunos de los aspectos que más influyen a la hora de decidir el precio de un seguro de hogar

Potencia

Dimensiones y número de habitaciones

A menor tamaño de la vivienda, el precio del seguro será más reducido; con mayores dimensiones la prima aumentará 

Uso del vehículo

Antigüedad

Además del año de construcción de la vivienda, es importante también la antigüedad de techos, paredes y cimientos

Edad del conductor

Uso de la vivienda

El precio puede variar si es una segunda residencia, vivienda principal, casa destinada al alquiler, un inmueble para un negocio...

Accesorios extra

Ubicación

Se tiene en cuenta si la zona donde está ubicada la vivienda es insegura o si está expuesta a sufrir riesgos climatológicos

Fecha de matriculación

Características de la vivienda

Chimenea, piscina, garaje, tipo de calefacción... Este tipo de elementos pueden influir en el precio del seguro

Lugar de residencia

Materiales de construcción

La calidad y el tipo de materiales pueden ser claves: si los materiales son más caros, la prima también será más elevada

ES IMPORTANTE CONOCER LA DIFERENCIA

CONTINENTE Y CONTENIDO

Dos de los conceptos que hay que conocer antes de contratar un seguro de hogar son el continente y el contenido. Entender las características de tu póliza te ayudará a entender cuáles son tus necesidades y así poder elegir el seguro que mejor se adapte a ti. Para ayudarte, desde El Corte Inglés Seguros te ofrecemos la ayuda de nuestros expertos que te acompañarán en todo momento en el proceso de contratación de tu seguro de hogar. 

Pues bien, el continente engloba todos aquellos elementos "fijos" que forman un hogar: cimientos, paredes, tejado... Son los elementos de edificación de la vivienda. Y por su parte, el contenido son los bienes muebles que no son constructivos; es decir, muebles, electrodomésticos, aparatos electrónicos, etc. A la hora de contratar tu seguro de hogar tendrás que preguntarte si quieres asegurar el continente o el contenido (o ambas) y de la forma que quieras hacerlo. Pero no te preocupes si te parece muy complicado; como decimos, tienes a tu disposición a los expertos de El Corte Inglés Seguros que podrán ayudarte.

Seguros de Hogar

Preguntas frecuentes

Información sobre seguros de hogar - FAQ

¿Qué factores influyen en el precio de mi seguro de hogar?

A la hora de contratar un seguro de hogar, es necesario responder a una serie de preguntas sobre las características de la vivienda, como, por ejemplo, si el uso de la vivienda es propio o la estamos alquilando; si se trata de nuestra vivienda habitual o es una segunda vivienda; del año de construcción, cuál es el capital de mobiliario contenido en la vivienda, el capital de joyas, si las hay; las medidas de seguridad de las que dispone…

Todas estas características pueden influir en el precio del seguro de hogar, por lo que es muy importante responder total y verazmente, así como preguntar las posibles dudas que puedan surgirnos si alguna de las cuestiones que nos formulan no nos queda clara.

En ocasiones, se nos puede requerir algún tipo de documentación adicional sobre determinados bienes, como antigüedades, colecciones, joyas… que ayudarán a determinar el precio del seguro y que te garantizarán estar adecuadamente protegido en caso de siniestro.

Además de lo anterior, también influirán en el precio las posibles garantías o coberturas opcionales que deseemos incorporar a nuestro seguro para completarlo.

¿Qué diferencias hay entre el continente y el contenido en los seguros de hogar?

Conocer las diferencias entre continente y contenido en un seguro es muy importante a la hora de contratar o de renovar un seguro de hogar. La diferencia es que el continente lo conforman todos los elementos que pertenecen a la estructura constructiva del inmueble (como el suelo, las paredes, los cimientos, las ventanas o las instalaciones de agua y de electricidad, etc.), mientras que el contenido está formado por todo aquello que se encuentra en el interior, esencialmente, los bienes muebles que contiene la vivienda (como, por ejemplo, los electrodomésticos, el mobiliario, los dispositivos electrónicos o los objetos decorativos o de valor).

¿Es obligatorio tener un seguro de hogar?

No es obligatorio contar con un seguro de hogar, pero es muy recomendable. Con esta póliza tendremos plena tranquilidad si ocurre algún tipo de imprevisto que ponga en riesgo nuestra economía familiar.

Sin embargo, hay dos supuestos en el que es obligatorio disponer de un seguro de hogar. Por un lado, en virtud de la normativa aplicable se establece que, en el caso de que una casa cuente con una hipoteca sí que es necesario asegurarla, al menos contra los daños derivados de un incendio, o, lo que es lo mismo, contratando una póliza que incorpore la cobertura de protección básica. Hay que tener en cuenta que existe libertad total para que el usuario pueda escoger su entidad aseguradora, sin que tenga por qué ser la misma que ofrece el banco en el que tiene suscrita la hipoteca.

Otro motivo para estar obligado a contratar un seguro de hogar es en el caso de viviendas en alquiler, donde puede que, por contrato de arrendamiento, se incluya una cláusula por la cual el inquilino se comprometa a contratarlo. Práctica que, incluido o no en el contrato, es más que recomendable si queremos disponer de mayor tranquilidad.

Si estoy en un piso alquilado, ¿tengo que contratar un seguro de hogar?

Vivir en un piso alquilado y contar con un seguro de hogar no es obligatorio, salvo que te hayas comprometido en el contrato de alquiler a suscribir uno con unas características determinadas. Sin embargo, con independencia de la obligatoriedad siempre es muy recomendable si queremos tener la tranquilidad de que la aseguradora se hará cargo de la responsabilidad civil en la que incurramos frente al propietario, por ejemplo, si provocamos un incendio en la cocina, dejamos un grifo abierto y se levanta el parqué… Ten en cuenta que, aunque el propietario tenga un seguro, si provocas un daño de este tipo, su aseguradora te reclamará el pago de esos daños, y, además, te interesa tener asegurados tus propios bienes.

¿Cuándo puedo anular o cambiar de seguro de hogar?

La forma más sencilla de anular el seguro de hogar es notificándolo a la aseguradora por escrito con un mes de antelación a la fecha en la que se renovará el seguro. Pero el seguro de hogar también se puede dar de baja en otras circunstancias, como por ejemplo:

  • Cuando la aseguradora modifica precios o coberturas de la póliza: siempre que estos cambios no estén contemplados en el propio contrato de seguro (por ejemplo, si en el contrato se establece que los capitales asegurados y las primas aumentarán cada año conforme al IPC, aunque el precio se modifique en la renovación, no aplicará lo que vamos a contarte ahora) tenemos la opción de aceptarlos o no, sin necesidad de cumplir con el mes de preaviso.
  • Cuando desaparece el riesgo: con esto no queremos decir que la vivienda desaparezca por arte de magia, sino que, por ejemplo, que has vendido la vivienda y, por tanto, ya no tienes ningún interés en mantenerla asegurada, por lo que para ti ya no existe ningún riesgo de sufrir un daño que afecte a tu patrimonio. Pero ten en cuenta que, en estos casos, la aseguradora no tiene la obligación de devolverte la prorrata del importe por el tiempo que reste desde la fecha de anulación hasta el vencimiento del seguro.
Información sobre seguros de hogar - FAQ

¿Cuáles son las coberturas habituales en un seguro de hogar?

Las coberturas más habituales de un seguro de Hogar son:

  • Incendio: es la cobertura básica. Cubre otros daños por explosión o caída de un rayo.
  • Daños eléctricos: provocados por corrientes anormales o cortocircuitos.
  • Daños por agua: escapes accidentales, rotura de tuberías.
  • Daños por roturas de lunas, espejos, cristales, metacrilato, elementos sanitarios fijos.
  • Robo: con diferentes límites cuando se trata de dinero o joyas, por ejemplo, o cuando éste se produce fuera de la vivienda. 
  • Daños estéticos: para restablecer la unidad estética existente antes del siniestro.
  • Responsabilidad civil: pago de las indemnizaciones por daños, tanto materiales como los personales, ocasionados involuntariamente a terceras personas.
  • Daños por fenómenos atmosféricos.
  • Servicio de asistencia en el hogar.
  • Defensa jurídica: costes judiciales, gastos generados por la reclamación de daños y prejuicios, defensa penal.

¿El seguro cubre los electrodomésticos si se han estropeado por una sobretensión?

Todos los electrodomésticos y equipos electrónicos están expuestos a las subidas de la tensión eléctrica, un problema que puede ocurrir en cualquier momento y sin previo aviso. Con el seguro de Hogar, podemos reclamar los daños por subidas de tensión siempre que consigamos demostrar que la avería en los equipos ha sido producida por un problema ajeno a nuestra voluntad; que ha sido causada por la empresa que nos suministra la electricidad o por la caída de un rayo. Para ello, debemos pedir a la compañía eléctrica un documento que certifique que, en la fecha y hora en que ocurrió la avería, se produjo una sobretensión. En el caso de los seguros de hogar El Corte Inglés, los electrodomésticos deberán tener menos de 15 años de antigüedad para estar cubiertos.

¿Puede una mascota estar cubierta dentro de la póliza del seguro de hogar?

En el caso de Hogar Óptima El Corte Inglés, Hogar Supra El Corte Inglés y Hogar Inquilino El Corte Inglés existe la posibilidad de contratar la garantía opcional Asistencia Mascotas Extra, donde está incluido el servicio telefónico de orientación veterinaria, residencias caninas, adiestramiento, así como orientación telefónica sobre las gestiones en caso de sacrificio e incineración del animal –entre otras–.

Información sobre seguros de hogar - FAQ

¿Cómo calcular el contenido en un seguro de hogar?

Los seguros de hogar ofrecen cobertura frente a los daños que puede sufrir el contenido de nuestra vivienda, y que engloba todos los bienes y enseres situados dentro de esta y que no pertenezcan al edificio.

Es importante calcular el contenido de un modo adecuado para evitar llevarnos una sorpresa desagradable si, en algún momento, la aseguradora debe indemnizarnos en caso de siniestro. Para hacerlo, lo más oportuno es valorar las pertenencias por su precio de compra en el mercado, y que incluyen, por ejemplo, los muebles, las lámparas, los cuadros, los electrodomésticos y los equipos electrónicos, la ropa y todo el ajuar doméstico, entre otros. 

Recuerda que el valor que otorgues a tu seguro de contenido del hogar determinará el máximo de la indemnización que recibirás si tus pertenencias sufren un percance, siempre que hayan sido bien valoradas.

¿A nombre de quién va el seguro del hogar en un alquiler?

Cuando se contrata un seguro de hogar, existen tres figuras clave: tomador, asegurado y beneficiario. El tomador es el que contrata el seguro (y lo paga) y cuyo nombre figura en la póliza; el asegurado, es a quien protege el seguro, pudiendo coincidir o no en la persona del tomador.

El tomador es la persona que contrata el seguro, es decir, a nombre de quien figura la póliza y quien, por lo tanto, la paga. El asegurado, por su parte, es a quien protege el seguro y puede ser o no la misma que firma y paga la póliza. El beneficiario es el que recibe la indemnización en el caso de que ocurriera el siniestro.

En definitiva, tanto inquilino como propietario pueden contratar un seguro de hogar, cada uno con coberturas específicas para cada caso. El tomador, el asegurado y el beneficiario puede variar en cada caso Puedes hablar con nuestros expertos para que te resuelvan todas las dudas.

¿Cómo se calcula el capital de continente de una vivienda?

A efectos de un seguro de hogar se considera que el continente es el valor de la vivienda vacía. Para conocer cuál es su valor es necesario multiplicar los metros cuadrados por el coste de construcción, es decir, que no hay que confundir entre el valor total del inmueble (que incluye el suelo) y el del continente (que no lo incluye).

De este modo, el capital del continente debe corresponder con el valor de reconstrucción de la vivienda que se ha asegurado. Cabe recordar que dentro del capital del continente están incluidas las construcciones anexas y de uso privado a la vivienda (como un trastero o una plaza de garaje), así como otro tipos de instalaciones (como una piscina o una valla perimetral).

Puedes hablar con nuestros expertos si tienes algún tipo de duda acerca del continente que puedes asegurar.

¿Quién puede ser tomador de un seguro de hogar?

Un seguro de hogar es, básicamente, un contrato que consiste en que una compañía aseguradora se obliga a resarcir de un daño o pagar una indemnización a su cliente cuando sucede un siniestro cubierto por la póliza y que ha sido verificado por la entidad. A cambio, el cliente abona a la compañía de seguros un precio, que es la prima. El tomador es quien contrata el seguro, pero no tiene por qué ser la persona asegurada, ni el beneficiario de la póliza.

En un seguro de hogar hay tres figuras distintas:

  • El tomador es la persona que contrata el seguro con la compañía, a nombre de quien figura la póliza y quien paga la prima.
  • El asegurado es la persona a quien protege el. seguro como propietaria de los objetos que se aseguran.
  • El beneficiario es aquel que recibiría la indemnización en el caso de que ocurriera el siniestro.

¿Es legal tener dos seguros de hogar?

El seguro de hogar tiene como función resarcir por los daños producidos tras un siniestro, de acuerdo con las condiciones de la póliza. Su finalidad no es servir para que el cliente trate de lucrarse como consecuencia de un accidente en la vivienda asegurada.

No es legal firmar dos pólizas con la pretensión de cobrar dos indemnizaciones en caso de siniestro. Además, las dos aseguradoras que cubren la casa deben tener conocimiento de la existencia de la otra póliza.

Si aseguramos la casa con dos aseguradoras diferentes, tras un siniestro cada compañía aportará su parte correspondiente del capital asegurado, pero la suma total no superará el valor real del bien. Por tanto, estaríamos perdiendo dinero por las dos primas que estamos pagando.

¿Con cuánto tiempo de antelación puedo cambiar de seguro de hogar?

Podemos darnos de baja del seguro de hogar comunicándolo a la compañía aseguradora un mes antes del vencimiento de la póliza. Esto significa que el tomador de la póliza tiene de plazo hasta un mes antes de que ésta venza para notificar la baja.

Durante ese mes el seguro mantiene todas sus coberturas, aunque se haya comunicado la no renovación. En cambio, la compañía de seguros debe comunicar al cliente cualquier modificación en las condiciones de la póliza con una antelación de dos meses antes del vencimiento del contrato.

Información sobre seguros de hogar - FAQ

¿Un seguro de hogar puede cubrir accidentes domésticos a personas que no vivan en ese domicilio?

Los seguros de hogar cubren la responsabilidad civil que se le pueda exigir al asegurado, o personas que de él dependan, como responsable de un accidente que ocasiones daños, tanto materiales como personales, a terceros.

El artículo 1.902 del Código Civil dice que “el cabeza de familia que habita una casa o parte de ella, es responsable de los daños causados por las cosas que se arrojaren o cayeren de la misma”. Es el propietario el responsable de los daños que ésta o las personas que residen en ella causen a terceros y, por lo tanto, el seguro de hogar podría cubrir este tipo de siniestros.

¿Puede subir la prima del seguro si doy un parte?

Anualmente, hayamos dado o no un parte puede subir la prima del seguro, de acuerdo a las condiciones que estén estipuladas en el contrato que firmamos con la entidad aseguradora. Las primas pueden subir por multitud de factores, y uno de ellos puede ser el hecho de haber tenido siniestros en nuestra vivienda.

Además, los seguros habitualmente revalorizan los capitales cada año, de modo que no queden desfasados. Es más, es bastante posible que la póliza que nos asegura nuestra casa cuente con una cláusula de revalorización.

Además, hay que tener presente que todos los servicios de reparación, que incluyen la atención profesional, también fluctúan anualmente, lo que influye en el precio del seguro, con independencia de si hemos dado un parte recientemente o no.

¿Qué es un seguro de riesgos extraordinarios?

Algunas situaciones extraordinarias o catastróficas no entran dentro de las coberturas que ofrecen las pólizas de hogar, pero sí estarían cubiertas por el seguro de riesgos extraordinarios, que gestiona el Consorcio de Compensación de Seguros. Entre las incidencias y siniestros que incluye están, por ejemplo, las que se producen como consecuencia de fenómenos de la naturaleza como inundaciones, tornados o fuertes tormentas -e incluso los destrozos provocados por ríos que se desbordan de su cauce-.

También se consideran riesgos extraordinarios aquellos sucesos de carácter político o social que pudieran generar daños personales a nuestros bienes (como es el caso del terrorismo o casos de tumulto popular), así como los ocasionados por las Fuerzas Armadas y los Cuerpos de Seguridad en tiempos de paz.

Es importante saber que el seguro de riesgos extraordinarios también tiene límites en su cobertura, ya que, por ejemplo, no incluye los producidos por la lluvia al caer sobre el riesgo asegurado, o los estragos causados por el agua recogida en la azotea o en el patio.

Tampoco cubre otro tipo de supuestos, como los daños por viento no superior a 120 km/h, los ocasionados por un conflicto armado o los debidos a la falta de mantenimiento del bien asegurado, entre otros.