Comparador de seguros de moto

Tu Seguro de Moto con las mejores compañías

Te ayudamos para encontrar un seguro que se adapte a tus necesidades

icono de validación

Toda una vida a tu servicio

Conseguimos grandes descuentos en tu seguro

Oficinas por toda España

Nuestros clientes nos avalan

Compara y ahorra en tu Seguro de Moto

¿Tienes alguna duda sobre los Seguros de Moto?

Confía en nosotros

EL MAYOR EXPERTO EN SEGUROS DE MOTO

contrato de seguro

Información personalizada

Te orientaremos sobre las coberturas más adecuadas para ti

Amplia gama de seguros

Solucionamos tus dudas

Atendemos cualquier consulta por teléfono, Internet o en nuestras oficinas

Presupuesto de seguros

Amplia gama de seguros

Solicita gratis y sin ningún compromiso presupuesto a uno de nuestros asesores

¿QUÉ BUSCAS EN TU SEGURO DE MOTO?

Conocemos las necesidades de conductores como tú y lo hacemos fácil

mejores seguros

Lo más básico

Siéntete protegido

IDEAL PARA ...
  • Destinado a asistirte ante cualquier incidencia que tengas en la carretera
  • Ideal para conductores jóvenes que quieran conducir tranquilos
  • Te permitirá contar con protección jurídica ante cualquier multa
seguros de calidad

Con más garantías

Mayor tranquilidad

IDEAL PARA ...
  • Para conductores que quieren disfrutar de la carretera sin sobresaltos
  • Disfruta de servicios personalizados de asistencia en viaje
  • Máxima seguridad ante cualquier siniestro o incidencia
mejores coberturas

El más completo

Preocúpate solo de conducir

IDEAL PARA ...
  • Idóneo para los que quieren sentirse cubiertos
  • Para estar protegido ante percances graves como robos o incendios
  • Pensado para motos de gran cilindrada y de alta gama
Trabajamos mano a mano

NUESTRAS COMPAÑÍAS

Elegir bien es importante

Qué le debes pedir a tu seguro de Moto

No todas las motos ni todos los motoristas son iguales. Por esta razón, es primordial decidir qué seguro y qué coberturas se adaptan mejor a tus necesidades.

Asistencia en Viajes

Asistencia en viaje

Siéntete protegido en carretera y a cualquier hora

Defensa de multas

Defensa de multas

Obtén el respaldo legal ante una sanción de tráfico

Siempre a tu lado

Siempre a tu lado

Ten la seguridad de que recibirás asesoramiento jurídico y administrativo

¿QUÉ DICEN NUESTROS CLIENTES?

Contamos con la confianza de más de 1.500.000 clientes

TRABAJAMOS CON TODAS LAS MARCAS DE MOTO

Información sobre seguros de motos - FAQ

¿Qué documentación estoy obligado a llevar en mi moto?

Al igual que en el caso de otros vehículos a motor, cuando conducimos una moto tenemos que llevar con nosotros una serie de documentos, como el DNI, el carnet de conducir (si disponemos de diferentes carnets para distintos tipos de motos hay que llevar el que nos habilite para conducir la que tenemos con nosotros), la tarjeta de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), el permiso de circulación, (que se expide en Tráfico), el impuesto de circulación (el cual se abona en los ayuntamientos) y el seguro de Moto (si bien ya no es obligatorio llevarlo encima porque los agentes pueden comprobarlo de manera telemática, sí que es aconsejable).

No llevar estos documentos o tenerlos caducados puede suponernos una sanción administrativa y una multa económica.

¿Es obligatorio tener un seguro de moto?

Sí. Según el Real Decreto 8/2004, “todo propietario de vehículo con estacionamiento habitual en España estará obligado a suscribir y mantener un contrato de seguro por cada vehículo del que sea titular, que cubra hasta la cuantía de los límites de aseguramiento, la responsabilidad civil”.

Es decir, que si tenemos una moto debemos tener contratado un seguro de Responsabilidad Civil Obligatorio que cubra daños personales y corporales, así como los bienes en cualquier siniestro.

¿Es obligatorio llevar el recibo del seguro de mi moto?

Actualmente, no es imprescindible llevar el recibo del seguro de la moto con nosotros mientras conducimos, ya que, los agentes pueden comprobar la información de manera telemática. Sin embargo, es conveniente que, de cara a facilitar cualquier trámite (o por si falla el sistema informático), intentemos tener entre los papeles de la moto al menos el último resguardo bancario del abono de la póliza. Recuerda, en todo caso, que sí es obligatorio que llevemos DNI, carnet de conducir, el permiso de circulación y la tarjeta de la ITV.

¿Qué consecuencias tiene conducir mi moto sin seguro?

Todos los conductores estamos obligados en España a disponer de, al menos, un seguro de Responsabilidad Civil para conducir un vehículo.

En el caso de no ser así, podemos enfrentarnos a una sanción económica considerable, que, en las motos, puede ascender a 1.250 euros, y a 1.000 euros en el de los ciclomotores.

Si, además, nos vemos implicados en un accidente, además de inmovilizarnos el vehículo, el Consorcio de Compensación de Seguros se hará cargo del coste de los daños, pero, en el caso de que se produjesen daños graves o, incluso, algún fallecimiento, estaríamos incurriendo en un delito penal, que podría conllevar una pena de cárcel.

Si mi moto está asegurada, ¿la puede conducir cualquier persona que yo autorice?

Puede conducir tu moto cualquier persona que esté incluida en la póliza como conductor. Eso sí, en función del historial o de la edad del conductor que incluyamos, el precio del seguro podría subir –o, en ocasiones, la aseguradora podría no cubrir determinados supuestos–.

¿Qué diferencias existen entre una moto y un ciclomotor?

Aunque puedan tener una apariencia similar, motos y ciclomotores son diferentes en cuanto a, por ejemplo, tamaño del motor, el tipo de vías por donde pueden circular o la velocidad máxima que son capaces de alcanzar. Los ciclomotores poseen menos de 50 centímetros cúbicos, no pueden superar los 45 km/h y, legalmente, no están considerados como vehículos de motor.

Sin embargo, deben contar con su correspondiente seguro obligatorio y pasar la ITV. Para poder llevarlos, el conductor debe superar una prueba psicotécnica y contar con, al menos, 15 años, no pudiendo llevar un acompañante hasta los 18. Los ciclomotores tienen prohibido por ley la circulación por autovías o autopistas.


Por otro lado, una moto tiene una cilindrada superior a los 50 centímetros cúbicos, con un motor de 2 ó 4 tiempos capaz de desarrollar grandes velocidades. Según las potencias disponibles, la normativa prevé varios tipos de carnets, en función de la edad, experiencia y conocimiento del conductor.

Para poder llevarlas, se precisa aprobar un examen de conocimientos. La edad mínima para conducir una motocicleta de hasta 125 centímetros cúbicos es de 16 años, siendo necesario estar en disposición del permiso de conducción A1. Al igual que los ciclomotores, las motos deben tener como mínimo un seguro de Responsabilidad Civil.

Información sobre seguros de motos - FAQ

¿Qué es la franquicia de un seguro de moto?

Conscientes de que el pago de la cuota anual de un seguro de moto es elevado, las compañías aseguradoras desarrollaron hace años el seguro con franquicia, cuya característica principal es que se trata de algo similar a un copago entre entidad y asegurado. Es decir, que nos comprometemos a correr con parte de los gastos de reparación del vehículo en caso de siniestro.

Normalmente, en los seguros a todo riesgo el pago de la prima es sustancialmente más elevado que en otros productos, si bien nos aporta mucha mayor tranquilidad estar cubiertos ante cualquier eventualidad que suframos subidos a la moto. La franquicia, en este sentido, es una fórmula para que podamos ahorrar contando con el mayor nivel de protección posible en carretera.

¿Qué cubre el seguro de moto?

Para poder conducir una moto en España hemos de contar con un seguro de Responsabilidad Civil que cubra, al menos, los daños personales y materiales a terceros. Las compañías suelen ofrecer entre las pólizas más básicas la de terceros y la de terceros ampliada, que añade algunas coberturas adicionales, como la defensa jurídica o la asistencia en carretera.

Si queremos estar lo más protegidos posible, lo adecuado es contar con un seguro a todo riesgo, que, además de lo anterior, cubre también los desperfectos sufridos en nuestra moto o los gastos médicos de las lesiones que nos produzcamos. Además, en caso de siniestro total donde se ocasiona la pérdida total del vehículo, la entidad nos abonará una indemnización económica.

Puedes hablar con alguno de nuestros asesores para contratar un seguro a todo riesgo de moto. En el caso de ciclomotores, las compañías suelen ofrecer solamente seguros a terceros.

¿Qué limitaciones tiene la cobertura del seguro obligatorio de moto?

El seguro obligatorio de moto cubre la Responsabilidad Civil, es decir, los daños que ocasionemos en un siniestro del que seamos responsables a terceros, tanto a las personas implicadas directamente (incluyendo las que viajen con nosotros) como a sus bienes.

Sin embargo, la cobertura no nos alcanza a nosotros, por lo que no se ocupará de los posibles gastos médicos que tengamos. La reclamación de daños tampoco está incluida, es decir, que, en caso de necesitarlo, tendremos que costear de nuestro bolsillo al abogado que nos represente. Del mismo modo, este seguro no incorpora coberturas de robo o de incendio, ni otras garantías como reclamación de multas o pérdidas de puntos del carnet.

Por todo ello, antes de contratarlo, es oportuno que meditemos acerca de las necesidades con las que queremos que cuente nuestro seguro, ya que existe en el mercado una amplia variedad de ellos a nuestra disposición.

¿Un seguro de moto a todo riesgo con franquicia lo cubre todo?

El seguro de moto a todo riesgo es el más completo de todos los que existen ya que estaremos protegidos ante cualquier incidencia o siniestro que tengamos. Por ejemplo, en un siniestro total, podremos recuperar hasta casi el 100% de la inversión en la moto, así como disfrutar de otras coberturas.

Sin embargo, también es, lógicamente, la póliza más cara del mercado. En este sentido, los seguros a todo riesgo con franquicia son más económicos ofreciendo las mismas ventajas, aunque, en caso de reparación o de pérdida total de la moto, tendremos que abonar una parte de los gastos. Puedes contratar este tipo de seguro hablando con alguno de nuestros asesores.

¿El seguro de moto cubre el robo?

Depende de la póliza que contratemos. Los seguros más básicos simplemente se limitan a cubrir los daños a terceros, mientras que, a medida que vamos escogiendo entre otros más completos esta cobertura va apareciendo. En cualquier caso, se trata de una cobertura voluntaria, es decir, que podremos escoger entre incluirla o no en la póliza que contratemos.

De todos modos, si optamos por añadirla y algún día, desafortunadamente, nos roban nuestra moto, tendremos derecho a una indemnización. Es importante conocer que las aseguradoras diferencian entre hurto (alguien se apodera de forma ilegítima de cualquier cosa, pero sin fuerza ni violencia o intimidación a las personas) y robo (sustracción ilegal empleando la fuerza, la violencia o la intimidación).

Muchas compañías excluyen el hurto dentro de la garantía de robo. Si necesitas un seguro con más coberturas que el básico, puedes ponerte en contacto con nuestros asesores.

Información sobre seguros de motos - FAQ

¿Se puede asegurar una moto con matrícula extranjera?

A pesar de que cada vez es más frecuente que las personas se desplacen por temas laborales de un país a otro, la mayoría de las aseguradoras no permiten la contratación de un seguro si nuestra moto lleva matrícula extranjera.

Si tienes pensado conducir tu vehículo en España pero está registrado en otro lugar, lo más adecuado es que solicites la baja de la matrícula del país de origen y lo registres de nuevo en el nuestro. De este modo, disfrutarás de las pólizas contratadas con total normalidad.

¿Quién es el tomador de un seguro de moto?

El tomador de un seguro de moto es la persona que contrata y firma la póliza y, por tanto, aparece como titular, siendo el responsable de pagar la prima estipulada. Con frecuencia, tomador y asegurado son la misma persona, aunque no siempre ocurre así.

En cualquier caso, debemos saber que si somos el tomador seremos los responsables ante la ley de todo lo relacionado con la póliza, incluso de la prórroga, renovación o modificación del contrato.

¿Se puede asegurar una moto a nombre de otra persona?

Sí, la ley en España simplemente obliga a todo propietario de un vehículo a motor a suscribir y mantener en vigor un seguro que cubra, al menos, la Responsabilidad Civil y los daños a terceros.

Sin embargo, puede ocurrir que habiendo comprado nosotros la moto, la persona que vaya a conducirla sea, por ejemplo, nuestro hijo o nuestro cónyuge, por lo que, quien sea de ellos, deberá aparecer en la póliza como asegurado. No obstante, existen algunas aseguradoras que exigen que el propietario sea también, en cualquier caso, el tomador del seguro.

¿Cómo se determina el precio de la prima en un seguro de moto?

El coste de cualquier póliza de un vehículo a motor depende de distintos factores, que suelen analizar los actuarios a través de diversas tablas y estadísticas. Gracias a este proceso se calculan las posibilidades reales de sufrir un siniestro y, con ello, se ajusta el precio final del seguro.

Entre los elementos principales, cabe destacar, por ejemplo, la edad del conductor, la antigüedad del carnet y su experiencia, su trayectoria histórica en cuanto a accidentes en la carretera, el estado y año de fabricación de la moto, por dónde circulará habitualmente o el lugar en el que la aparcará.

¿Puede el tomador del seguro ser una persona distinta del propietario del vehículo?

El tomador en una póliza es la persona que la contrata y se encarga de pagarla, siendo su titular y el máximo responsable ante la ley de los deberes y obligaciones que, de ella, derivan. Por su parte, el propietario es el dueño de la moto que se asegura y es el encargado de que, por ejemplo, se abone el impuesto de matriculación o de responder si el conductor del vehículo no da la cara en un siniestro.

Aunque es frecuente que tomador y propietario coincidan no tiene por qué ser así, ya que en muchas empresas la dueña de la moto es la entidad pero es el empleado el que debe asumir el pago de la prima, siendo, además, su conductor habitual.

Información sobre seguros de motos - FAQ

¿Qué es un siniestro en el seguro de moto?

Un siniestro, en el caso del seguro de moto, tiene lugar cuando se produce un accidente, es decir, se materializa uno de los riesgos derivados de la circulación del vehículo asegurado, siendo el elemento determinante para que más adelante se pueda optar o no a una indemnización.

Por regla general, el documento que se utiliza para notificar un siniestro a la entidad aseguradora es el parte amistoso de accidente.

¿Qué tipos de siniestros existen en el seguro de moto?

A través del seguro de Responsabilidad Civil Obligatoria estaremos cubiertos ante un siniestro frente a terceros del que seamos responsables –siempre que no se incumpla ninguno de los supuestos recogidos en el Condicionado General–.

Las compañías aseguradoras ofertan en el mercado diferentes pólizas que cubren distintos niveles de coberturas, hasta llegar a la póliza de Todo Riesgo, que ofrece, además, la garantía de daños propios. Es decir, que, en caso de accidente, también está cubierta la reparación de nuestra moto, con independencia de quién sea el culpable.

Si el coste de la reparación llega a ser superior al valor de mercado del vehículo, la compañía puede declararla en siniestro total, ofreciendo una indemnización por la pérdida total de la motocicleta, cuyo importe dependerá de la valoración del vehículo. Para contratar un seguro a todo riesgo de moto puedes hablar con uno de nuestros asesores.

Más información sohbre los tipos de siniestros que existen en un seguro de moto.

¿Qué hay que hacer justo después de tener un accidente de moto?

De acuerdo a la DGT en su ‘Guía de Comportamiento y Primeros Auxilios en Caso de Accidente’, estamos obligados en caso de siniestro a adoptar las medidas necesarias para auxiliar o solicitar auxilio para atender a las víctimas y colaborar de cara a impedir mayores peligros o daños.

Por ello, una vez comprobemos que tanto nosotros como nuestros acompañantes se encuentran bien, lo más aconsejable es proceder a señalizar el lugar del accidente con los triángulos homologados y, si es necesario como consecuencia de la escasa visibilidad, encender las luces de emergencia.

A continuación, convendría alertar a las autoridades llamando al 112 e intentar mantener la calma, ordenar los hechos y proceder a relatar lo sucedido cuando nos lo pidan los agentes.

Si no se han producido lesiones o daños físicos que requieran una atención inmediata, sería oportuno rellenar el parte amistoso de accidentes e intercambiar los datos del seguro con el otro conductor implicado.

Me han robado la moto sin seguro de robo. ¿Qué hago?

Es importante conocer que robo es la sustracción con fuerza del vehículo, mientras que hurto es la sustracción de la moto sin el empleo de fuerza (algo que excluyen algunos seguros).

Dicho esto, aunque no tengamos seguro de robo, lo primero que hay que hacer tras un robo es poner una denuncia ante la Policía Nacional o ante la Guardia Civil, sobre todo para que quede constancia de ello y, si se comete alguna infracción con ella, no seamos responsables. Con la denuncia en la mano, lo siguiente es dar parte al seguro, ya que, aunque no nos indemnicen por el robo, al menos estaremos protegidos ante un siniestro que se produzca con ella.

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.