Seguro de Viajes

Seguro de viaje El Corte Inglés

Próximamente podrás contratar tu seguro de viaje en la web de El Corte Inglés Seguros

Icono experiencia

Nos avalan más de 30 años de experiencia

Icono El Corte Inglés

Con la confianza del Grupo El Corte Inglés

Icono consultores expertos

Atención personalizada de nuestros consultores expertos

Icono 500.000 clientes

Más de 1.500.000 clientes satisfechos

SITUACIÓN ACTUAL

SEGURO DE VIAJES EL CORTE INGLÉS SEGUROS

  • Debido a la situación actual provocada por la Covid-19, los seguros de viajes no están disponibles en estos momentos a través de la web.
  • Próximamente podrás volver a contratar tu seguro de viajes con El Corte Inglés Seguros a través de la web y disfrutar de todas las ventajas y garantías que ofrece una compañía con más de 30 años de experiencia.
SEGURO DE VIAJE

VENTAJAS DE UN SEGURO DE VIAJE

Icono cobertura sanitaria

Cobertura sanitaria en el extranjero

Una garantía que puede ahorrarte mucho dinero

Icono cancelaciones

Retrasos y cancelaciones de vuelos

En algunas ocasiones, recibirás una indemnización por este percance

Icono robo equipaje

Pérdida y robo del equipaje

También podrían compensarte por el deterioro del mismo

Preocúpate solo de disfrutar de tus vacaciones

¿Por qué contratar un seguro de viaje?

Un viaje es algo muy especial. En ocasiones, estamos esperándolo durante mucho tiempo y queremos que todo salga a la perfección. Sin embargo, hay multitud de factores que se pueden escapar de nuestro control. Por eso, un seguro de viaje puede ser tu mejor aliado si surge algún tipo de contratiempo.

Icono ahorro

Ahorra dinero y tiempo

Agiliza los trámites y evita pagar un elevado coste por ciertos incidentes

Icono seguridad

Es obligatorio en algunos países

Como Rusia, Cuba o Argelia

Icono seguridad

Podrás cancelar tu viaje hasta unos días antes

Muy útil para viajes que se reservan con mucha antelación

Seguros de Viajes

Preguntas frecuentes

¿Qué es un seguro de viajes?

Los seguros de viaje se caracterizan por ser un tipo de solución aseguradora concebida especialmente para hacer frente a las incidencias que pueda sufrir una persona mientras se encuentra de viaje. En ese sentido, son numerosos y de diferente índole los riesgos a los que se enfrenta una persona durante el tiempo que dura el desplazamiento.

Perder el vuelo, extraviar el equipaje, sufrir cancelaciones, tener que anular el vuelo y el hotel o necesitar asistencia médica son algunos de los problemas más comunes a los que se enfrenta un viajero. Situaciones que, en caso de no haber suscrito una póliza de seguro de viaje, pueden llegar a suponer verdaderos quebraderos de cabeza. Además, el cliente puede contratar este tipo de seguros para viajes de placer, de corta o larga duración que vaya a realizar en un mismo año.

¿Todos los seguros de viajes son iguales?

Aunque cuenten con muchas garantías en común, resulta evidente que todos los seguros de viaje no son iguales. Por un lado, las soluciones aseguradoras que las compañías especializadas en asistencia en viaje ofrecen al asegurado nada tienen que ver con las coberturas que en ese sentido, por ejemplo, ofrecen tarjetas de crédito o seguros médicos; sin duda, pólizas con más garantías y mucho más completas.

Del mismo modo, si nos limitamos a los productos específicos que distribuyen las entidades aseguradoras, también son múltiples las diferencias que pueden existir entre unos y otros seguros: desde las garantías incluidas en la póliza (aunque muchas coberturas suelen ser comunes, no todas las compañías incluyen las mismas), hasta los límites económicos que contemplan por siniestro y asegurado.

Por lo que, a la hora de contratar uno de estos seguros, es fundamental tener claro qué cubre y qué no, así como comparar entre las diferentes opciones que ofrece el mercado.

¿Es obligatorio el seguro de viajes antes de desplazarme?

Cuando se ha decidido efectuar un viaje al extranjero, aunque no es obligatorio –solo en el caso de algunos países en concreto–, contratar un seguro de viaje es una decisión muy acertada, ya que el viajero tendrá a su disposición una serie de coberturas que le ayudarán a estar protegido frente a diferentes riesgos como: perder el vuelo o el equipaje, sufrir la cancelación del vuelo, tener que anular el desplazamiento o necesitar asistencia médica.

A la hora de contratarlo, lo ideal es que el viajero lo haga en el momento de hacer la primera reserva del viaje (un vuelo, un hotel…) que demuestre que realizará un desplazamiento al destino o ámbito geográfico para el que suscribe la póliza; aunque, por norma general, puede ser contratado hasta el día anterior al comienzo del viaje, teniendo en cuenta que no estarán cubiertos los sucesos ocurridos antes de la suscripción del seguro.

¿Por qué contratar un seguro de viajes?

Son múltiples y de diversa naturaleza las razones por las que es aconsejable contratar un seguro de viaje. Uno de los motivos fundamentales reside en que este tipo de soluciones cubren la asistencia médica (de calidad) que durante el tiempo que dure el viaje pueda requerir el asegurado. Además, por norma general, las aseguradoras de viaje ponen a disposición del asegurado acceso a sus plataformas de contacto 24/7 para resolver todas las dudas, así como para ayudarle a resolver de la mejor forma posible todas las incidencias relacionadas con el viaje.

Estamos ante un tipo de seguro que también ayuda al viajero ante imprevistos; por ejemplo, en el caso de que el asegurado haya perdido el equipaje, algunas pólizas contemplan coberturas que cubren la adquisición de artículos de primera necesidad (ropa, aseo, medicamentos…) para continuar el viaje, ya que las aerolíneas suelen tardar una media de 42 horas en hacer llegar las maletas al viajero. La cobertura de cancelación es otra de las más valoradas; garantía gracias a la que, en algunos casos, el asegurado puede cancelar el viaje hasta un día antes de su inicio sin perder el dinero invertido.

¿Qué es la franquicia del seguro de viaje?

Las pólizas de viaje son soluciones aseguradoras que incorporan una extensa lista de coberturas con el objetivo de proteger al asegurado cuando realiza un viaje. Garantías que, en algunas ocasiones (como en el caso de los gastos médicos), contemplan límites máximos o franquicias. Pues bien, en relación con los seguros de viaje, cuando una cobertura tiene franquicia significa que, en el caso de que se produzca un siniestro, el asegurado tendrá que hacer frente a una parte de los gastos ocasionados en ese sentido.

En función del tipo de cobertura, la franquicia puede suponer un importe fijo o un porcentaje sobre el total de la cantidad asegurada, así como ser de carácter absoluto o relativo (si el coste supera la franquicia, la entidad aseguradora se hace cargo en su totalidad).

¿Es obligatorio el seguro de viajes para entrar en España?

Aunque no siempre es obligatorio, contratar un seguro de viaje siempre es una decisión acertada cuando se trata de proteger los intereses del viajero. Se trata de pólizas que ofrecen al asegurado la opción de contratar diferentes garantías, entre las que se encuentra la de asistencia médica en el extranjero; de obligada suscripción para viajar a determinados países.

Para entrar en España, excepto en el caso de ciudadanos de estados miembros de la Unión Europea y suizos con un seguro médico válido en España, será obligatorio que el viajero (incluso para visados de corta estancia) cuente con un seguro de viaje que incluya, además de los gastos de repatriación en caso de emergencia o accidente, los gastos en asistencia médica en España, debido a que algunos de éstos podrían llegar a ser inasumibles para el desplazado.

¿Cuándo usar el retorno anticipado?

Entre otras coberturas, los seguros de viaje ponen a disposición del viajero (en última instancia, dependerá de cada póliza en particular) el retorno anticipado; una garantía especialmente diseñada para cubrir los gastos que podría originar al viajero tener que regresar de manera anticipada a España.

En este sentido, el asegurado podrá hacer uso de esta cobertura en el caso de que un familiar directo fallezca (deberá entregar el correspondiente certificado de defunción) o se encuentre hospitalizado (a partir de los días indicados en la póliza) o en caso de que su vivienda o local de trabajo habitual haya sufrido daños graves como consecuencia de un siniestro grave (deberá presentar los documentos que justifican el incidente).

Además, algunas de estas pólizas también incluyen la reanudación del viaje; es decir, los gastos de vuelta al lugar en el que el viajero estaba antes de tener que regresar a España anticipadamente.

Información sobre seguros de vida - FAQ

¿Qué coberturas me ofrece?

Las coberturas más habituales en los seguros de Viaje son las relacionadas con la asistencia al asegurado durante su desplazamiento. La asistencia médica (incluye los gastos farmacológicos, de hospitalización y de intervención quirúrgica) puede extenderse a: 

  • Desplazamiento y alojamiento de un acompañante del asegurado en caso de hospitalización. 
  • Prolongación de la estancia en hotel como consecuencia de una enfermedad o accidente. 
  • Envío de medicamentos al lugar donde se encuentra el asegurado. 
  • Transmision de mensajes urgentes. 
  • Traslado o repatriación del asegurado y de sus acompañantes. 
  • Traslado o repatriación en caso de fallecimiento. 
  • Regreso anticipado en determinados supuestos de gravedad. 
  • Ayuda en la localización y envío de equipajes.
  • Gastos de primera necesidad.

Otras coberturas habituales son el abono de los gastos por pérdida de documentación , la pérdida o robo del equipaje, la demora en su entrega, el retraso en el viaje...

¿Cuál debe ser la duración máxima del viaje?

Si existe o no duración máxima de un viaje es un dato a tener muy en cuenta a la hora de elegir un seguro determinado que cubra el desplazamiento y la estancia.Para largos períodos de permanencia en el extranjero, no valen todas las pólizas. En el contrato se fija en qué fecha entra en vigor la póliza y cuando finaliza, el periodo durante el cual el asegurado está protegido.

La mayoría de seguros de viajes establecen una duración máxima. Existen pólizas que no podrán ser renovadas y que su periodo de validez se limita a una serie de días, que han sido previamente comunicados a la aseguradora y que constituirán la fecha de entrada en vigor de la póliza y la fecha de vencimiento de la misma.

¿Qué cubre la asistencia médica?

En caso de necesitar atención sanitaria durante el viaje, el primer paso es comunicarse, si es posible, con la compañía aseguradora, facilitando los datos requeridos para gestionar la asistencia: nombre del asegurado, número de póliza, teléfono de contacto, breve explicación de los hechos y ubicación.
Dependiendo del tipo de atención sanitaria que se necesite, se organizará una visita al centro médico más adecuado para tratar el problema de salud y lo más cercano posible. El seguro organiza la asistencia médica directamente con el centro médico.

Si la enfermedad o accidente requiere asistencia de urgencia e ingreso en el hospital, sin haber podido contactar previamente con la compañía de seguros, y el centro médico exige que se abonen los gastos, el asegurado debe solicitar y conservar informes médicos, recetas y facturas para presentarlas posteriormente a la aseguradora para que ese dinero sea reembolsado según las condiciones de la póliza de Viaje contratada.

¿Qué ocurre en caso de fallecimento en viaje?

A través de la cobertura de repatriación de restos mortales, el seguro de viaje cubre las gestiones y gastos del traslado del viajero fallecido a su país de origen (como norma general, hasta su lugar de inhumación), así como, dependiendo de si la póliza de viajes es más o menos completa, la repatriación de algunos o varios de sus acompañantes. No obstante, los gastos de inhumación y ceremonia una vez ya en repatriado el cadáver están excluidos.

¿Cubre el seguro de viaje la asistencia para la práctica de deportes de riesgo o extremos?

Como norma general, podemos considerar deportes de aventura aquellos que se suelen desarrollar en entornos naturales, para los cuales hay que poner en práctica la destreza física y/o psicológica, siempre en un contexto más o menos controlado. Mientras, los deportes de riesgo o extremos, aunque también tienen lugar al aire libre, se caracterizan sobre todo porque el nivel de accidentalidad es mayor y más grave.

En el caso de los deportes extremos, lo recomendable es un seguro específico para estas actividades. Ya que el seguro de viaje convencional no suele cubrir los siniestros vinculados a deportes de riesgo o extremos, como pudieran ser la asistencia por un accidente o incluso un fallecimiento, es más la mayoría de las pólizas de asistencia en viaje contemplan este tipo de práctica entre sus exclusiones de cobertura.

Información sobre seguros de vida - FAQ

¿Qué documentación necesito para contratar un seguro de viaje?

En principio, el DNI o la tarjeta de residencia sería el requisito fundamental para poder contratar un seguro de viaje. En estos documentos figuran los datos que son necesarios para suscribir una póliza de viaje, como el nombre y apellidos, la edad o el lugar de nacimiento del viajero.

En ocasiones, algunos de estos datos serán tenidos muy en cuenta por las entidades aseguradoras a la hora de acceder a la suscripción de una de estas pólizas; por ejemplo, la nacionalidad, la edad o el lugar de residencia son factores que pueden condicionar la contratación de un seguro de viaje (muchas compañías exigen al asegurado que tenga su domicilio habitual en España).

Además, en el caso de residir en otro país y querer contratar uno de estos seguros para viajar a España, algunas entidades aseguradoras solo lo permitirán en caso de que el viajero cuente con la nacionalidad española.

¿Puedo contratar el seguro de viaje en el lugar de destino?

Cuando se trata de realizar un viaje a otro país, contratar un seguro de viaje es una decisión muy acertada (solamente es obligatorio en el caso de algunos países en concreto), gracias a la que el viajero tendrá a su disposición una serie de garantías que le ayudarán a estar protegido frente a diferentes riesgos como: perder el vuelo o el equipaje, sufrir la cancelación del vuelo, tener que anular el desplazamiento o necesitar asistencia médica.

Pero, ¿en qué momento contratarlo? Pues bien, lo ideal es que el viajero lo suscriba en el momento de hacer la primera reserva relacionada con el viaje que tiene previsto efectuar (un vuelo, un hotel…) que demuestre que realizará un desplazamiento al destino o ámbito geográfico para el que contrata la póliza.

Aunque, por norma general, puede ser contratado hasta el día anterior al comienzo del viaje, teniendo en cuenta que no estarán cubiertos los sucesos ocurridos antes de la suscripción del seguro; por lo que, contratar el seguro de viaje ya en el lugar de destino no constituye una buena opción para el asegurado y la entidad aseguradora con la que suscriba la póliza puede o bien no suscribir el riesgo o bien llegado el caso negar la cobertura del mismo.

¿Necesito un certificado médico para contratar un seguro de viaje?

Por norma general, entre los requisitos necesarios para contratar un seguro de viaje que incluya la asistencia médica en el extranjero, las compañías no suelen exigir al asegurado que presente un certificado médico acerca de su estado de salud en ese momento. El motivo reside en que se trata de pólizas concebidas para prestar asistencia médica al asegurado en casos de urgencia, servicios asistenciales que previamente han sido autorizados por la entidad aseguradora; por lo que, este tipo de soluciones aseguradoras no contempla entre sus coberturas el tratamiento de las enfermedades preexistentes que padezca el viajero.

Por lo tanto, con el DNI o la tarjeta de residencia (figura el nombre y apellidos, la edad o el lugar de nacimiento del viajero) sería suficiente para poder contratar un seguro de viaje, además de datos concernientes al viaje en sí (días de salida y llegada, lugar de destino y alojamiento…).

¿Puedo contratar un seguro de viaje familiar?

Entre las opciones que las entidades aseguradoras ofrecen a sus clientes, a la hora de contratar un seguro de asistencia en viaje, se encuentra la posibilidad de incluir a más de una persona en la misma póliza de viaje.

Así ocurre en el caso de las pólizas familiares, concebidas especialmente para proteger durante los periodos vacacionales a todos los miembros de una familia.

En ese sentido, se trata de soluciones que cubren los gastos en asistencia médica de los asegurados incluidos en la póliza, así como los de repatriación (en caso de que fuera necesario), además de otros riesgos como la pérdida del vuelo y del equipaje o la cancelación del viaje.

¿Existe una edad máxima para contratar un seguro de viaje?

Uno de los principales requisitos que imponen las entidades aseguradoras para contratar un seguro de viaje tiene que ver con la edad del asegurado; por lo general, aunque en última instancia dependerá de cada compañía en particular, la edad máxima para suscribir un seguro de viaje suele situarse de los 65 a los 70 años (edades a partir de las que sufrir una enfermedad o un accidente supone un mayor riesgo).

¿Necesito contratar un seguro de cancelación si tengo un seguro de viajes?

Los seguros de viaje son soluciones cada vez más completas que, entre otras garantías, incluyen los gastos de asistencia sanitaria o coberturas de equipajes. Pero además, las entidades aseguradoras ofrecen al viajero la posibilidad de contratar la garantía de anulación.

Este tipo de garantías, que suelen tener un periodo de carencia de 72 horas, cubren los gastos de anulación (billetes de avión, hoteles, espectáculos…) antes de que llegue la fecha de inicio del mismo, siempre y cuando se deba a una causa mayor ajena a su voluntad (muerte u hospitalización de un familiar directo, motivos laborales o de salud…).

Con lo que se garantiza al cliente el reembolso del importe que haya invertido en el viaje y que previamente haya pactado con la aseguradora; habrá compañías que cubran el 100% de los gastos, mientras que otras solo se harán cargo de un porcentaje del total (la cifra siempre dependerá de las condiciones establecidas en cada póliza).

Información sobre seguros de vida - FAQ

¿Puedo fraccionar el pago del seguro?

Los seguros de viaje, a diferencia de la casi totalidad del resto de soluciones aseguradoras, no contemplan el fraccionamiento en el pago de la prima; la escasa duración de los contratos es la causa que impide aplicar esta forma de pago en los seguros de viaje (en el caso de los seguros de viaje anuales, dependerá de cada compañía en particular).

De hecho, una vez que el cliente ha decidido qué póliza (después de comprobar sus coberturas y límites, además de su precio) es la que más se ajusta a sus necesidades, el viajero debe satisfacer el importe íntegro de la prima del seguro.

Por norma general, una vez satisfecho el pago, la entidad aseguradora procederá a emitir la póliza (condiciones generales y particulares), que hará llegar al asegurado junto al resto de documentación que acompañe al contrato.

¿Las pólizas de viajes se renuevan automáticamente?

Si se trata de una póliza renovable, la renovación se realizará automáticamente si no se notifica lo contrario por alguna de las partes. Sin embargo, la mayoría de seguros de viajes establecen una duración máxima. Existen pólizas que no podrán ser renovadas y que su periodo de validez se limita a una serie de días, comunicados con anterioridad por la aseguradora.

Lo habitual es que el seguro se ajuste exclusivamente a los días que dura el viaje, sin ofrecer la posibilidad de prórroga o renovación. En las condiciones generales del seguro figura en qué fecha entra en vigor la póliza y cuando finaliza. Antes de firmar, se debe comprobar si ese espacio de tiempo se ajusta a las necesidades y a las características del viaje que se quiere asegurar.

¿Qué sucede si no pago una prima?

La prima es lo que paga el asegurado para que, a cambio, la compañía aseguradora pueda hacer frente a los riesgos descritos y cubiertos en la póliza. En este caso, el viaje. El pago de la prima es la obligación principal del tomador en cualquier contrato de seguro y está obligado a realizarlo en las condiciones estipuladas en la póliza.

Si por culpa del tomador de seguro no se paga la prima, la compañía tiene derecho a resolver el contrato; y puede exigir el pago de la prima no pagada. Salvo que se refleje lo contrario en el contrato, si no se ha pagado la prima antes de que se produzca el siniestro, la aseguradora no tiene obligación de realizar ningún pago al asegurado. Y éste deberá afrontar el coste del siniestro acaecido durante su viaje.

¿Qué hacer en caso de asistencia médica durante el viaje?

En caso de necesitar ayuda durante el viaje, el asegurado debe ponerse en contacto con la aseguradora lo antes posible, para que ésta pueda evaluar la situación y activar el servicio de asistencia necesario. Debe indicar el número de póliza, nombre, teléfono de contacto, dónde se encuentra y el tipo de asistencia que precisa. La aseguradora le indicará el centro médico al que debe acudir.

En caso de una urgencia, una vez haya sido atendido y, siempre y cuando la situación lo permita, el asegurado debe notificar a la compañía de seguros su estado actual para que inicie el protocolo de Asistencia. Si durante la atención de urgencia, el asegurado ha tenido que realizar algún pago, deberá guardar las facturas originales para que, a su regreso, poder gestionar el reembolso según las condiciones y garantías del seguro de viaje contratado.

¿Cómo informar de un siniestro?

Un siniestro es un hecho cuyas consecuencias producen al asegurado un perjuicio, ya sea económico o de otra índole. Ha de estar cubierto por una póliza, y suceder en el lugar y plazos especificados en ella, para que el asegurador tenga la obligación de indemnizar al asegurado o reparar los daños que hayan podido producirse. 

En un seguro de viaje, como en el resto, de producirse un siniestro, el asegurado debe cumplir con las siguientes obligaciones:

  1. Informar del siniestro a la compañía de seguros en un plazo máximo de 7 días desde que se ha tenido constancia del hecho.
  2. Aportar documentación que solicite la aseguradora como, denuncia, facturas, fotografías etc. e información sobre las circunstancias y las consecuencias que lo han ocasionado. 
  3. El asegurado deberá poner todos los medios a su alcance para aminorar las consecuencias del siniestro.

¿Dónde llamar en caso de emergencia?

Como norma general, las aseguradoras de viajes suelen contar con un servicio telefónico de asistencia al viajero en caso de que le ocurra una emergencia al asegurado durante su estancia fuera de casa. Esta emergencia puede ser desde la pérdida de su equipaje, la cancelación de su vuelo, hasta cuestiones más graves como un accidente o una enfermedad que requieran atención médica especializada.

Lo primero que debe hacer el asegurado es llamar a la compañía de seguros con la que ha contratado la póliza de viaje. A través de este canal será informado sobre cómo será atendido o a qué centro médico debe dirigirse.

Es importante que el asegurado tenga cerca sus datos personales, número de póliza y demás documentación solicitada por la aseguradora. Y que pueda describir con el máximo detalle la situación por la que está pasando para que la compañía de seguros pueda brindarle el mejor servicio posible ante su emergencia.

¿Qué sucede si voy al médico antes de llamar al seguro?

La asistencia médica, especialmente en viajes fuera de Europa, es esencial en un seguro de Viaje, ya que los gastos sanitarios en otros países que no se encuentran incluidos en la Unión Europea pueden ser muy elevados. El seguro de viaje no asumirá la atención o incidentes sucedidos como consecuencia de una enfermedad preexistente.

En caso de necesitar atención sanitaria, el primer paso es comunicarse, si es posible, con la compañía aseguradora, facilitando los datos requeridos para gestionar la asistencia. Si no se hace así, la aseguradora, dependiendo de cómo hayan sido las circunstancias, podría no hacerse cargo de la situación.

Si la enfermedad o accidente requiere asistencia de urgencia e ingreso en el hospital, sin haber podido contactar previamente con la compañía de seguros, y el centro médico exige que se abonen los gastos, el asegurado debe solicitar y conservar todos los informes médicos, prescripciones o recetas y facturas para poder presentarlas posteriormente a la aseguradora y si se está dentro de los supuestos contemplados en la póliza acceder al reembolso de esos gastos ya abonados.

¿Qué sucede si el centro médico no quiere atenderme?

La asistencia sanitaria no funciona en todos los países igual, por lo que es aconsejable informarse previamente sobre la de los países que se van a visitar. Puede darse el caso de que el asegurado tenga que adelantar el coste del tratamiento o de la consulta, que luego reembolsará la aseguradora.

Ante una enfermedad o un accidente, lo primero es ponerse en contacto con la aseguradora, que indicará el proceso a seguir en caso de que el centro médico no quiera o no pueda atender al asegurado. Puede darse el caso de que el asegurado tenga que adelantar el coste del tratamiento o de la consulta, que luego reembolsará la aseguradora.

Por eso hay que guardar todas las facturas y recetas relacionadas con la asistencia sanitaria. Como norma general, los seguros de viajes, además de cubrir los gastos médicos, suelen hacerse cargo también del traslado del asegurado al lugar donde se le pueda proporcionar asistencia sanitaria.

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.