Hero banner

Ayuda

¿Qué son los plazos de carencia?

Te informamos sobre los Plazos de Carencia

Te asesoramos sobre los Plazos de Carencia

Seguramente nunca hayas oído la palabra carencia hasta que te has interesado en la contratación de un seguro de salud privado. Es normal. Se trata de uno de esos términos que no investigas hasta que no llega la ocasión. Por eso vamos a explicarte en qué consiste y qué debes tener en cuenta para que todo quede claro desde el primer momento de la contratación de un seguro.

Un plazo de carencia es el tiempo que debe pasar desde que se contrata el seguro de salud hasta que se puede hacer uso de determinados servicios, que como regla general, suelen ser pruebas diagnósticas o tratamientos complejos, intervenciones quirúrgicas, seguimiento del embarazo, etc. Para consultas médicas y pruebas diagnósticas sencillas, como por ejemplo un análisis de orina, ecografías, radiografías, etc… no suele haber periodos de carencia, y puedes hacer uso de ellos desde el primer día.

Dicho de otra manera, una mujer embarazada no puede contratar un seguro de salud privado en las primeras semanas de gestación, una persona no puede darse de alta en un póliza y operarse de la rodilla a los pocos días, o no se puede hacer una prueba compleja del tipo PET-TAC hasta que no haya pasado el tiempo que estipule la compañía aseguradora. Llegado el caso podrías hacerlo, pero pagando, y esto casi nadie lo hace porque precisamente contratas un seguro para ahorrarte el coste de este tipo de pruebas o servicios.

 

¿Qué tiempos de carencia son los más habituales?

¿De cuánto tiempo se puede estar hablando cuando estamos hablando de carencias? Depende de cada compañía. Como norma habitual, suele ser un periodo de 6 a 10 meses. Siempre lo puedes consultar en lo que se llama el condicionado general de la póliza, que no es más que toda la información relativa al seguro. Pero como esto no siempre se hace, lo más cómodo para evitar sorpresas desagradables es que hagas una consulta concreta al agente de seguros que te esté dando toda la información y tramitando el alta.

A continuación te ponemos algunos ejemplos reales que como normal general suelen tener las compañías de salud en relación a los periodos de carencia:

  • Pruebas diagnósticas complejas: 6 meses. 
  • Logofoniatría: 6 meses.
  • Parto o cesárea: 8 meses.
  • Vasectomía y ligadura de trompas: 10 meses.
  • Cirugía bariátrica: 24 meses.

 

¿Por qué existen los periodos de carencia?

Desde el punto de vista de las compañías aseguradoras, una carencia actúa como garantía para ellas. El objetivo de los periodos de carencia es que el cliente no contrate el seguro para cubrir una determinada necesidad, que cuando esté solucionada, conlleve la cancelación del seguro. Esto implicaría un gasto que no podrían asumir este tipo de empresas. Por compararlo con otro tipo de seguros, es como si dieras partes para arreglar los desperfectos de chapa y pintura de un coche y luego te dieras inmediatamente de baja.

Es importante conocer los periodos de carencia del producto contratado. Los plazos pueden cambiar, por supuesto de una compañía a otra, pero es que también se puede dar el caso de un producto a otro dentro de la misma compañía. Por eso, es importante que lo consultes siempre. Además puede pasar que algún producto tenga una promoción del tipo “sin carencias” si ya has estado anteriormente con otra aseguradora al menos un año. Con esto queremos decir que si tienes un seguro de salud con una compañía y decides cambiarte a otra, es frecuente y bastante posible que la nueva no te imponga carencias, y así puedas disfrutar de todas las garantías desde el primer día. También puede darse la situación de que, aunque esto pase, haya excepciones en los casos de parto o de reproducción asistida que pueden estar no cubiertas.

Para salir de dudas compara los seguros en nuestro comparador y consulta las carencias. Si tienes dudas, pregunta a uno de nuestros asesores.

 

En caso de urgencia se eliminan los periodos de carencia

La ley es muy clara en este sentido. Concretamente el artículo 103 de la Ley 50/80 del Contrato del Seguro dice que la compañía aseguradora tiene la obligación de prestar asistencia de carácter urgente a cualquier asegurado. ¿Cuáles son este tipo de urgencias? “Aquellas de carácter médico y sanitario (incluido el transporte) que de no prestarse de forma inminente podrían poner en peligro la vida del paciente, su integridad o que puedan producir un menoscabo permanente en su salud”, recoge el citado artículo textualmente.

Esto, traducido a un lenguaje más entendible quiere decir que, si la asistencia es realmente necesaria para salvar la vida del asegurado o evitar secuelas, la aseguradora no puede negarse a prestarle el servicio. Un ejemplo muy claro para esta situación especial sería el de una mujer embarazada que tuviera que ser intervenida de urgencia por cualquier motivo que ponga en peligro su vida o la del bebé que está engendrando. En este caso, el seguro debe atender al cliente de la misma manera que si no tuviera periodo de carencia.

 

¿Existen los seguros médicos sin carencias?

Lo que más demanda un cliente de un seguro médico privado es poder utilizarlo al cien por cien desde el primer día. Por eso, una pregunta muy recurrente a la hora de pedir información sobre un seguro es: ¿voy a poder utilizarlo desde el primer día con todos los servicios cubiertos? Por eso se crearon los periodos de carencia, y por eso te hemos intentando dar respuesta en las líneas anteriores. Dicho esto, la respuesta es que sí existen seguros sin carencias dependiendo de la compañía con la que se contrate la póliza y las condiciones ofertadas. Hay un caso concreto, el de las pólizas colectivas o de empleados de una empresa, en el que es habitual que dentro del acuerdo entre compañías esté contemplado la posibilidad de que no existan carencias.

Pregunta siempre por las carencias a la hora de contratar un seguro. La salud es muy importante, y la información también, para saber lo que tienes contratado desde el primer día.

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento