Hero banner

Ayuda

¿Cual es el precio del Seguro de Salud?

Información sobre los precios de los Seguros de Salud

Te informamos sobre los precios de los Seguros de Salud

Cuando llega el momento de querer contratar un seguro de salud, la primera pregunta  es obvia: ¿Cuánto cuesta? La respuesta no se fácil ni sencilla, porque el precio de un  seguro de salud depende de muchos factores, como la edad del asegurado (las pólizas suelen ser mucho más baratas para personas jóvenes y se van encareciendo a medida que se cumplen años), su estado físico, su estilo de vida más o menos saludable (hay incentivos por no fumar, por controlar la obesidad, por hacer deporte, por andar cada día unos kilómetros determinados, entre otros) su situación personal y familiar, las actividades que realiza (no es lo mismo un oficinista que un submarinista profesional, porque el riesgo de accidentes o de problemas de salud es muy diferente en un caso o en otro), si en la póliza se incluyen o no otras personas, entre otros.

Pero sin duda  el precio del seguro de Salud es proporcional a la amplitud de la oferta de servicios, centros, medios de diagnóstico, especializaciones y tratamientos ofrecidos, entre los cuales el asegurado puede elegir la combinación que mejor se adapte a sus necesidades y capacidad económica, por lo cual pueden darse importantes diferencias en las primas a pagar por persona y año.

 

Cuidado con las ofertas de seguros con precios agresivos

Hay que tener muchísimo cuidado con las ofertas muy atractivas y con precios muy bajos. Un seguro de salud con un descuento inicial o con un precio muy inferior a la media del mercado suele ir acompañado de una reducción de coberturas, de limitaciones de acceso a servicios sanitarios y/o probables incrementos de las primas en las sucesivas renovaciones.

Las ofertas muy agresivas, como regalar meses o plantear precios muy baratos suelen durar poco tiempo. Algunas compañías utilizan estas tácticas para captar clientes que luego, en el momento de renovación de la póliza al año siguiente, se encuentran con un rechazo porque no responden al perfil que le interesa a la aseguradora, incrementos sustanciales de la prima, condiciones nuevas de copago, reducción de coberturas, y otras sorpresas que no figuraban en el momento de suscribir la póliza.

Los seguros de Salud aparentemente más económicos suelen ser los que tienen menos coberturas o están limitados en cuanto a prestaciones. El asegurado se puede encontrar con que esa póliza tan barata no cubre el accidente sufrido, o si lo hace, solamente de una forma muy limitada e insatisfactoria.

Las ofertas de precio muy agresivas, aparentemente bajísimas comparadas con otras compañías, suelen esconder letra pequeña, como copagos muy altos, o limitaciones a la hora de acceder a pruebas o acudir a urgencias, o muchas situaciones de enfermedad o de accidentes que estén excluidas.

En algunos casos, el precio tan atractivo del seguro de Salud solamente se logra si se asegura a toda la familia, no a una sola persona.

Por eso es conveniente comparar seguros de Salud antes de contratar. Y no fijarse solo en el precio. Hay otros factores tan importantes, o más, que la prima de la póliza: coberturas, copagos, exclusiones, períodos de carencia, cuadro médico, si incluye o no seguro dental, si la compañía de seguros tiene capacidad de cancelación unilateral del contrato, catálogo de pruebas y especialidades, si ofrece cobertura en toda España y en el extranjero, si hay o no cláusula de indisputabilidad (la compañía se hace cargo de cubrir una enfermedad preexistente siempre que el asegurado no tuviera conocimiento sobre ella o no la omitiera intencionadamente), si la aseguradora cuenta con centros propios, si ofrece servicios complementarios, si se aplican penalizaciones por el uso de servicios sanitario, si ofrece la opción de comunicación online, si cuenta con una aplicación móvil, si permite más asegurados, si ofrece facilidades de pago, entre otros.

Es cierto que el candidato a suscribir un seguro de Salud se puede llegar a sentir abrumado por la cantidad de información y detalles que tienen estas pólizas, por lo que es recomendable un asesoramiento especializado. Una correduría de seguros, como la de El Corte Inglés, no solamente logrará el seguro más adecuado a las necesidades presentes y futuras del cliente, sino que conseguirá el precio más ajustado.

 

La familia sale más barata

Las compañías de seguros valoran especialmente que haya varias personas aseguradas en una misma póliza de Salud. Por eso, incentivan su contratación al ofrecer condiciones económicas proporcionalmente mejores que si solo se asegura a una persona.

A la hora de conceder autorizaciones para determinados servicios médicos de alto coste, también valoran mejor las pólizas que tienen más de un asegurado.

Por lo que tener un seguro de Salud para toda tu familia o para todos los empleados de la empresa es una buena opción que puede suponer una mejora en precio y una mejor atención por parte de la compañía en situaciones de necesidad de asistencia.

 

Aprovechar las deducciones fiscales

Las personas particulares que contraten seguros de salud no pueden deducir la prima en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Pro hay que estar atento a las deducciones en el IRPF que se aprueben en cada ejercicio fiscal por parte de las correspondientes comunidades autónomas.

Los trabajadores autónomos por cuenta propia pueden imputarse como gasto hasta 500€ por asegurado y año, extensible a cónyuge e hijos. Esto significa que en el caso de una persona registrada como trabajador autónomo por cuenta propia, con cónyuge y dos hijos, puede imputarse 2.000€ como gasto en seguro de Salud y toda la familia estaría asegurada aprovechándose de pagar la póliza antes de descontar el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), lo que supone un ahorro fiscal directo por esos 2.000€.

Las empresas se imputan como gasto el 100% de la prima del seguro de Salud de todos los trabajadores asegurados en la póliza, con la consiguiente reducción en el Impuesto de Sociedades.

Y a los trabajadores no se les imputa como salario en especie los primeros 500€ de su prima como asegurado, por lo que no les afecta para la tributación en el Impuesto osbre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.