Hero banner

Ayuda

¿Cuál es el precio del Seguro de Salud?

De qué depende el precio, la razón por la que puede subir...

Cuando llega el momento de querer contratar un seguro de salud, la primera pregunta es obvia: ¿cuánto cuesta? La respuesta no es fácil ni sencilla, porque el precio de un seguro de salud depende de muchos factores.

¿Cuál es el precio de un seguro médico?

Detalles como la edad del asegurado (las pólizas suelen ser mucho más baratas para personas jóvenes y se van encareciendo a medida que se cumplen años), el estado físico, el estilo de vida más o menos saludable (hay incentivos por no fumar, por controlar la obesidad, por hacer deporte, por andar cada día unos kilómetros determinados… ¿ya conoces VidaMovida, por cierto? Es la póliza de vida de Seguros El Corte Inglés que te paga por andar, así que si te gusta caminar, aquí tienes una oportunidad a la vista) la situación personal y familiar, las actividades que se realizan (no es lo mismo un oficinista que un submarinista profesional, porque el riesgo de sufrir accidentes o de tener problemas de salud es muy diferente en un caso o en otro), si en la póliza se incluyen o no otras personas… son los que harán que el precio de un seguro médico pueda rondar los 30 euros mensuales, o ascender hasta cantidades más elevadas dependiendo de las circunstancias que mencionamos.

Sin duda el precio de un seguro de salud es proporcional a la amplitud de la oferta de servicios, centros, medios de diagnóstico, especialidades y tratamientos ofrecidos, entre los que el asegurado puede elegir la combinación que mejor se adapte a sus necesidades y capacidad económica. Por esta razón, fundamentalmente, pueden darse importantes diferencias en las primas a pagar por persona y año.

¿Por qué puede subir el precio?

Hay que mirar dos veces las ofertas muy atractivas y con precios muy bajos. Un seguro de salud con un descuento inicial o con un precio muy inferior a la media del mercado suele ir acompañado de una reducción de coberturas, de limitaciones de acceso a servicios sanitarios y/o probables incrementos de las primas en las sucesivas renovaciones.

Hay ofertas en el mercado, como regalar meses o plantear precios muy baratos, que pueden durar poco tiempo. Algunas compañías utilizan estas tácticas para captar clientes que luego, en el momento de renovación de la póliza, se encuentran con algunas dificultades porque responden a un perfil que ya no encaja con el precio de la oferta inicial, con incrementos sustanciales de la prima, condiciones nuevas de copago, reducción de coberturas, u otras sorpresas que no figuraban en el momento de suscribir la póliza.

Los precios de un seguro de salud oscilan dependiendo de múltiples factores

Los seguros de salud aparentemente más económicos suelen ser los que tienen menos coberturas o están limitados en cuanto a prestaciones. El asegurado se puede encontrar con que esa póliza tan barata no cubre el accidente sufrido o, si lo hace, sea de una forma muy limitada o poco satisfactoria.

Las ofertas de precio muy agresivas, aparentemente muy bajas comparadas con otras compañías, suelen esconder detalles como copagos muy altos, limitaciones a la hora de acceder a pruebas o acudir a urgencias, o muchas situaciones de enfermedad o de accidente que estén excluidas.

El precio de un seguro de salud puede subir si eliges mayor número de coberturas, si lo eliges sin copago, si te decides por una póliza de las más completas dentro de lo que te ofrece la compañía… A menudo, cuanto más alta sea tu prima, menos tendrás que preocuparte, ya que abarcará mayor número de coberturas, tanto en pruebas diagnósticas como en especialidades, número de sesiones anuales en caso de tratamientos o terapias, intervenciones quirúrgicas u hospitalizaciones.

Por eso es conveniente comparar seguros de salud antes de contratar, para decantarse por la modalidad que mejor se adapte a nosotros. Y no fijarse solo en el precio. Hay otros factores tan importantes, o más, que la prima de la póliza: coberturas, copagos, exclusiones, períodos de carencia, cuadro médico, si incluye o no seguro dental, si la compañía de seguros tiene capacidad de cancelación unilateral del contrato, catálogo de pruebas y especialidades, si ofrece cobertura en toda España y en el extranjero, si hay o no cláusula de indisputabilidad (la compañía cubre una enfermedad preexistente si el asegurado no la conocía con anterioridad o hubiera omitido esta información a la hora de contratar de manera intencionada), si la aseguradora cuenta con centros propios, si ofrece servicios complementarios, si se aplican penalizaciones por el uso de servicios sanitarios, si ofrece la opción de comunicación online, si cuenta con una aplicación para dispositivos móviles, si permite más asegurados o si ofrece facilidades de pago, entre otros.

¿Es diferente el precio del seguro de salud si no tiene copago?

Sí. La decisión de elegir un seguro médico con o sin copago depende exclusivamente de ti y no debes temer encontrarte con un mayor o menor número de coberturas. La diferencia que tienen ambas modalidades es que, si contratas un seguro con copago, se cargará en tu cuenta un pequeño importe cada vez que acudas a consulta o a hacerte una prueba mientras que, si tu póliza no tiene copago, con mostrar la tarjeta de tu seguro de salud será suficiente y sólo pagarás tu prima, sin gastos añadidos.

Por eso, si tu seguro de salud corresponde a la modalidad “sin copago”, tu prima será un poquito más alta, aunque debes considerar si te conviene, porque dependiendo de las tarifas de copagos que contemple la compañía, si eres una persona que va al médico con relativa frecuencia, puede salirte mejor de precio contratar un seguro sin copago

Otra de las razones para pagar ese poquito más es despreocuparte de los gastos variables que aparecen en esos meses en los que, por lo que sea, necesitas usar más tu seguro médico. 

Consejos para conseguir el mejor precio en un seguro de salud

Siempre hay fórmulas para conseguir un buen precio para tu seguro médico. Cada póliza tiene sus condiciones y garantías, que son las que debes observar para llevarte a casa un seguro de salud con el mejor precio.

Una póliza para toda la familia

Las compañías de seguros valoran especialmente que haya varias personas aseguradas en una misma póliza de salud. Por eso, incentivan su contratación al ofrecer condiciones económicas proporcionalmente mejores que si solo se asegura a una persona, por lo que tener un seguro de salud para toda tu familia o para todos los empleados de la empresa es una buena opción que puede suponer una mejora en precio por parte de la compañía en situaciones de necesidad de asistencia.

Valorar si necesitas un seguro sin copago

Si tu estado de salud es bueno, si no tienes necesidad de seguir ningún tratamiento que te obligue a acudir a revisiones muy frecuentes, si no tienes hijos o si eres de esos que nunca se ponen enfermos, quizá un seguro con copago sea la opción para ti. 

La prima de tu póliza será muy ajustada y solo pagarás unos pocos euros cuando necesites acudir al médico. Eso sí, contarás con todos los servicios y especialidades que te ofrece la compañía y, además, siempre tienes la opción de cambiar la modalidad de tu seguro a su vencimiento, si cambias de idea.

Póliza básica o premium

Dependiendo de la póliza elegida, la prima será más o menos elevada. Si estás pensando en un seguro médico como complemento porque tienes esa faceta cubierta por otro lado, puedes seleccionar una de las más básicas, que cuentan con un precio muy ajustado. 

Si prefieres que sea completa, que incluya servicios dentales, que todas las pruebas diagnósticas que puedas necesitar queden cubiertas, entonces puedes considerar la contratación de una póliza de categoría superior

Como ves, quien quiera contratar un seguro de salud se puede llegar a sentir abrumado por la cantidad de información y detalles que tienen estas pólizas, por lo que es más que recomendable un asesoramiento especializado. En El Corte Inglés no solamente lograrás la póliza más adecuada a tus necesidades presentes y futuras, también conseguirás el mejor precio para tu seguro ideal.