Hero banner

Ayuda

¿Qué es el infraseguro?

Te explicamos en qué consiste el infraseguro, es decir, asegurar un bien por debajo de su valor real.

En este artículo podrás informarte acerca de

Infraseguro, en qué consiste

Es un error que puede llegar a salir muy caro si no se soluciona a tiempo. O, al menos, que puede ocasionar bastantes complicaciones en el caso de que se produzca un siniestro, por ejemplo, en una vivienda, y al encontrarse la póliza de Hogar en una situación de infraseguro (underinsurance, según su denominación en inglés), ya que la cantidad que el asegurado recibirá será, probablemente, inferior a la que le corresponde.

Aunque nadie piensa que esto le vaya a suceder, es algo bastante más cotidiano de lo que parece. De hecho, se estima que 6 de cada 10 familias en España cuentan con un seguro de Hogar en situación de infraseguro, lo que significa alrededor de 10 millones de pólizas de este ramo. La causa más frecuente suele ser una estimación inadecuada de los bienes que están dentro del inmueble, lo que, comúnmente, se conoce como el contenido, de modo que la entidad aseguradora, aunque acepte hacerse del siniestro como parte de las garantías y coberturas incluidas dentro del contrato, termine por abonar a su cliente una cantidad económica en compensación bastante inferior de lo que podría corresponderle si la póliza estuviera correctamente articulada.

Aunque el infraseguro es una práctica que está considerada como ilegal por parte de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP), es una realidad presente en nuestro país, hasta el punto de que se convierte en una consulta cotidiana por parte de muchos clientes. El error de base suele producirse a la hora de suscribir el correspondiente contrato, y en el que una parte importante de los usuarios, normalmente, por desconocimiento, no dedica el tiempo suficiente a revisar las condiciones, derechos y obligaciones del producto que está contratando. Por eso, una de las medidas más útiles a la hora de adquirir un seguro es el de recurrir al consejo especializado que, por ejemplo, un mediador profesional puede ofrecer.

Y es que, además de entender al detalle las particularidades de la póliza que se está suscribiendo, este experto ayuda a escoger entre la oferta de productos que, actualmente, se comercializa en España en los distintos ramos del sector asegurador, a aquel o a aquellos productos que mejor se ajustan a las necesidades reales del cliente. De este modo, su familia se sentirá cubierta y respaldada ante cualquier potencial incidencia que ocurra en el futuro y que esté recogida dentro del abanico de coberturas que se haya contratado.

 

El coeficiente de proporcionalidad

Como se ha visto, el infraseguro es un problema más común de lo que parece, y existe solución para enmendar el error si se actúa con la suficiente antelación. En este sentido, la ley prevé que el asegurado pueda darse cuenta de la situación irregular y se lo comunique formalmente a la compañía aseguradora, de modo que, con carácter amistoso, se pacte la revisión del contrato, adaptándolo a la situación real de las coberturas y de las garantías que se desean incluir.

También puede ocurrir que el cliente no se dé cuenta y, más tarde o más temprano, tenga alguna incidencia o siniestro en su vivienda que le obligue a tener que recurrir a su póliza de Hogar. En esta situación, lo más probable es que se exponga a recibir sólo una parte proporcional del capital al que tendría derecho si no estuviera el producto que tiene suscrito en situación de infraseguro, de acuerdo a los bienes que han resultado afectados por el siniestro que se ha producido.

Ante estas circunstancias, las entidades aseguradoras suelen aplicar un coeficiente de proporcionalidad, que tiene presente tanto la suma asegurada en el contrato que está vigente entre ambas partes como los daños que se han producido en la incidencia. El resultado que surja de multiplicar ambas magnitudes se divide entre el valor real de los bienes para hallar el coeficiente que, con carácter formal, se aplicará.

También puede suceder, en el mejor de los escenarios para el asegurado, que la compañía renuncie de modo proactivo a aplicar este coeficiente de proporcionalidad. En esta ocasión, la entidad decide ocuparse de la reparación de los daños en el caso de que ocurra un siniestro, si bien eso no será óbice para que, de aquí en adelante, se reforme el contrato para establecer una correcta valoración de los activos, de manera que el abono de la prima esté ajustado a la situación real y objetiva. En cualquier caso, esta es una situación incierta que no llevan a cabo diversas compañías, por lo que, lo más frecuente, es que en un infraseguro el cliente sufra un impacto económico financiero que se sume al trastorno que, ya de por sí, supone haber sufrido un siniestro, por ejemplo, en el hogar.

 

La realidad paralela del sobreseguro

El caso completamente opuesto al de un infraseguro lo representa el sobreseguro, que implica que un asegurado esté pagando más de lo que le correspondería en su prima por la póliza que tiene suscrita. Al igual que en la situación anterior, también es considerada ilegal por parte de las autoridades, ya que se excede el límite máximo que debería recibir objetivamente el cliente. De nuevo, lo más frecuente es que se produzca una valoración de los activos errónea desde el inicio, es decir, en la firma del contrato, algo que se podría subsanar si, en ese momento, se contara con la ayuda de un mediador profesional que solucione cualquier duda lógica que se le presente al usuario.

También se considera que se ha producido una situación de sobreseguro si el cliente dispone de dos o más pólizas que estén cubriendo el mismo bien. Aquí, de nuevo, entra el concepto de buena fe: si el usuario se da cuenta con anterioridad a que deban activarse los seguros, se podrá solucionar el problema sin mayor relevancia poniéndolo en conocimiento de ambas aseguradoras. Lo más probable es que el usuario exija una reducción en el capital asegurado o, directamente, la anulación de algunas de las pólizas suscritas. En caso de no comunicarlo a las aseguradoras a sabiendas, esta incidencia puede traer consigo responsabilidades legales para el asegurado.

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento