Hero banner

Ayuda

¿Qué seguros son obligatorios?

Los seguros obligatorios son aquellos que deben suscribirse por imperativo legal, y coincide cuando los riesgos asumidos por el tomador del seguro en determinadas circunstancias no solamente afectan a su bien asegurado, sino a otros bienes, personas o a la Administración pública. Los más habituales son los de responsabilidad civil, y entre ellos, los de coche, pero hay muchos más riesgos que requieren por ley suscribir un seguro obligatorio.

Seguros obligatorios de auto

Los seguros obligatorios de coche (o de cualquier otro tipo de vehículo de motor, incluidos recientemente los patinetes eléctricos y los drones), conocidos como seguros a terceros, son seguros de responsabilidad civil obligatoria que cubren los daños ocasionados en un accidente o siniestro a terceras personas o sus bienes. En caso de infracción por no poseerlo, se sanciona con la inmovilización del vehículo y una multa de hasta 3.005 euros.

En tanto seguros de RC, cubren la obligación establecida en el Código Civil según la cual “el que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a reparar el daño causado”, esto es, la indemnización o reparación de los daños materiales o corporales causados a terceros por el vehículo asegurado, a lo que las aseguradoras añaden la asistencia en viaje o la defensa jurídica en caso de siniestro.

Se diferencian de los seguros a todo riesgo en que estos cubren también el vehículo propiedad del tomador del seguro, y ambos coinciden en cubrir los daños a terceros, que son los que tienen carácter obligatorio.

El seguro a terceros no cubre los daños sufridos ni por el vehículo asegurado ni por su conductor, pero sí lo hace con el resto de ocupantes del vehículo (pues son terceros) y de los otras personas, vehículos o bienes dañados en caso de siniestro. Hará frente, de esa forma, a las indemnizaciones y reparaciones por daños físicos, asistencia sanitaria o muerte motivadas por el accidente y causadas por el vehículo asegurado.

Hay una excepción, y se trata de los bienes del resto de ocupantes del vehículo si estos tienen una relación de consanguineidad hasta el tercer grado, que no estarían cubiertos por el seguro obligatorio. Por eso, existe el seguro a terceros ampliado, que cubre todos los supuestos del seguro básico a terceros, como la responsabilidad civil, la asistencia en viaje o la defensa jurídica, pero amplía la cobertura por daños personales a todos los ocupantes del vehículo asegurado, así como siniestros de mayor magnitud (rotura de lunas, incendio o robo).

Consorcio de Compensación de Seguros

El Consorcio de Compensación de Seguros puede cubrir el seguro de responsabilidad civil a terceros en casos en que las compañías aseguradoras denieguen el seguro obligatorio a un determinado cliente, bien por su elevada siniestralidad o por la antigüedad del vehículo.

Asimismo, mantiene y actualiza el Registro de Seguros Obligatorios, que contiene y publica la totalidad de seguros, además del de vehículos, que tienen carácter obligatorio en España, tanto a nivel estatal como de las comunidades autónomas. Actualmente, cuenta con más de 800 seguros obligatorios distintos en España, entre los que destacan los siguientes: 

  • Seguros de vida y accidentes que se consideren obligatorios en virtud de lo dispuesto en los convenios colectivos.
  • Seguros de responsabilidad civil ilimitada para aquellas compañías que realicen transporte escolar y de menores de edad.
  • Seguro de responsabilidad medioambiental.
  • Seguro de incendios para viviendas sujetas a un préstamo hipotecario.
  • Seguro de daños por la cantidad de tasación sobre un bien hipotecado.
  • Seguro de daños materiales en viviendas, averías o de caución que deberá ser suscrito por un promotor de viviendas con el objetivo de certificar la compensación de daños materiales a causa de los defectos que pudiesen aparecer en los edificios construidos.
  • Seguro de responsabilidad civil de un cazador para poder cazar cubriendo que el cazador o el perro de caza causen un daño a un tercero durante o fuera de los días de caza.
  • Seguro de responsabilidad civil para perros de raza potencialmente peligrosa.
  • Seguro obligatorio para viajeros, en caso de sufrir muerte, cualquier incapacidad temporal producida por el desplazamiento en transporte público o una invalidez permanente.
  • Seguro de responsabilidad civil para las embarcaciones de recreo o deportivas.
  • Seguro deportivo obligatorio para deportistas federados, que tiene que ser suscrito por las federaciones deportivas en España para los deportistas suscritos en ellas para cubrir lesiones que sufridas en el ejercicio de su actividad.
  • Seguro de responsabilidad civil para embarcaciones de recreo o deportivas y para motos náuticas.
  • Seguro que certifique que se cumplen los derechos laborales recogidos en los convenios colectivos en favor de los empleados de una compañía.
  • Seguro de responsabilidad civil si se pretende realizar algún experimento con medicamentos.
  • Seguro de responsabilidad civil para algunos dueños de buques civiles o extranjeros que atraquen en puerto español.
  • Seguros de responsabilidad civil para empresas de mantenimiento de ascensores en caso de que se necesiten cubrir los daños o perjuicios provocados por la prestación de este servicio.
  • Seguro de responsabilidad civil para profesionales sanitarios que trabajan en asistencia sanitaria privada.

En muchas ocasiones, son las entidades organizadoras de determinadas actividades (caza, deportes de aventura, agencias de viajes o federaciones deportivas) las que suscriben el seguro en nombre de sus clientes y lo repercuten en el precio pagado por estos del servicio. Por ejemplo, en lo relativo al transporte de viajeros, una parte del precio del billete, sea de avión, barco, tren o metro, sufraga el seguro obligatorio que financia las indemnizaciones en caso de siniestro.

Muchos de ellos, asimismo, dependen de la actividad profesional de los clientes, como los gestores de bienes inmuebles (tanto tasadores como promotores -que, además, están obligados a un seguro decenal garantizando los desperfectos estructurales de sus obras que puedan surgir en diez años-); los seguros para profesionales del deporte, las sociedades profesionales, o aquellos contemplados en los convenios colectivos según la actividad que se realice.

Debido a la gran cantidad de casuísticas, cercana al millar, lo más recomendable es consultar a tu mediador de confianza, como Seguros El Corte Inglés, si por la actividad profesional o del ámbito privado se está afecto a la obligación de suscribir cualquiera de estos seguros.

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.