¿Qué es un reaseguro?

Seguro, reaseguro… parece que estamos jugando a hacer palabras cada vez más largas sobre la misma base. Pero no, el reaseguro es una figura que debemos conocer, para saber qué es y cómo funciona. Pólizas

En este artículo podrás informarte acerca de

Un reaseguro es un contrato por el cual una compañía de seguros, que llamaremos reaseguradora, se hace cargo, parcial o totalmente, del riesgo que había asumido otra aseguradora. Podríamos decir que el reaseguro es el seguro del seguro.

Normalmente, cuando una compañía de seguros firma pólizas con sus asegurados, parte de los riesgos adquiridos en esas firmas los transfiere a otra compañía aseguradora mediante un contrato –llamado reaseguro– a cambio de una prima. Hay que tener en cuenta que las aseguradoras, siempre que firman un contrato de un nuevo seguro con un cliente, están asumiendo un riesgo. Y a pesar de que, según el perfil del asegurado, las aseguradoras pueden hacerse una idea del riesgo que están adquiriendo con cada cliente y cada póliza que contratan, siempre pueden ocurrir imprevistos que dejen a la compañía en jaque. 

Lo que permite el reaseguro es que la compañía aseguradora pueda adquirir riesgos más elevados, ya que le posibilita transferir parte de esos riesgos a la reaseguradora y, por lo tanto y de esta manera, ser respaldada por ésta. 

El objetivo principal de la existencia de los reaseguros es evitar que la aseguradora tenga problemas de solvencia por la alta siniestralidad de sus clientes. Si reparte el riesgo con otra aseguradora, también reparte las posibles pérdidas que le puedan ocasionar sus asegurados si se produce un elevado número de siniestros. Podríamos decir que los reaseguros existen para dar tranquilidad a los asegurados, porque sus posibles siniestros estarán cubiertos, y a las compañías aseguradoras porque, al repartir la responsabilidad sobre el riesgo o los posibles siniestros, siempre se aseguran (valga la redundancia) de tener solvencia.

Hay clientes cuyas pólizas –por regla general– están directamente reaseguradas. Son un tipo de clientes que potencialmente presentan un riesgo alto para las compañías de seguros. Por ejemplo, aquellas personas que realizan asiduamente actividades de alto riesgo, o deportistas profesionales; ambos perfiles son de aquellos que tienen una posibilidad más elevada de sufrir un accidente que un ciudadano que no practique ninguna de estas dos opciones. En estos casos, las compañías aseguradoras reparten el riesgo con otra compañía de seguros –la reaseguradora– a cambio del pago de una prima; esto quiere decir que ellos mismos contratan un seguro para asegurar la póliza del seguro de accidentes (por ejemplo) de su cliente y, en el posible caso de que éste sufriera un accidente, y la compañía tuviera que hacer frente a una elevada cantidad económica estaría respaldada por el reaseguro para afrontar esa indemnización.

Si queréis saber más acerca del reaseguro, tenéis que saber que está contemplado en la sección décima del Título II ‘Seguros contra daños’ de la Ley 50/1980 de Contrato de Seguro, donde se trata el Reaseguro en los artículos 77, 78 y 79. En ellos se aclaran conceptos como la definición de reaseguro, su objetivo o el papel de reasegurador, asegurador y asegurado.

Con el reaseguro, tranquilidad para todos

Como hemos comentado anteriormente, un reaseguro viene a ser un seguro de nuestro seguro. El reaseguro garantiza solvencia y tranquilidad, tanto para la compañía de seguros, como para el cliente final o asegurado, que asegura así, valga la redundancia (otra vez), que las coberturas contratadas con su seguro estarán siempre cubiertas.

En caso de que un asegurado tenga que dar un parte a su compañía de seguros y ésta haya reasegurado esa póliza, será la compañía aseguradora la que responda ante su cliente, ya que es con quien ha firmado el contrato del seguro. Y la compañía reaseguradora responderá ante la aseguradora en virtud de la firma del reaseguro. Al final, si es tu caso, tú tratarás con tu aseguradora habitual, aquella con la que tú hayas contratado tu póliza y con tus agentes de confianza.

Tipos de reaseguro

Existen diferentes tipos de reaseguros en el mercado:

  • Reaseguro Obligatorio, en el que la reaseguradora se compromete a aceptar una parte de los riesgos que ha asumido la aseguradora mediante un contrato.
  • Reaseguro Facultativo, en el que los riesgos que asume la reaseguradora son individuales, por cada caso, no pactados previamente mediante contrato.
  • Obligatorio-facultativo es una mezcla de los anteriores. En él la reaseguradora asume ciertos riesgos por contrato. El resto de riesgo que la aseguradora quiere ceder se valoran de manera facultativa. 

Los reaseguros obligatorio y facultativo pueden ser a su vez proporcionales o no proporcionales, según el riesgo que asuma la reaseguradora.

  • Proporcionales, en los que aseguradora y reaseguradora pactan un porcentaje. Pueden ser:
    • De cuota a parte, la reaseguradora, mediante contrato, asume un porcentaje de todos los riesgos cedidos por la aseguradora. 
    • De excedente, la reaseguradora y aseguradora pactan que la primera asuma un porcentaje de los siniestros cuando éstos superen un límite también pactado previamente.
  • No proporcionales o de exceso de pérdida, en los que la reaseguradora asume el exceso de pérdida bien por el riesgo asumido por la aseguradora o por el siniestro ocurrido.
    • De exceso de pérdida por riesgo, la reaseguradora asume el exceso de riesgo cuando supera cierta cantidad que pacta previamente con la aseguradora.
    • De exceso de pérdida por siniestralidad, en el que aseguradora y reaseguradora pactan una cantidad anual por siniestralidad que asume la aseguradora y que, si se supera, genera un excedente que deberá asumir la reaseguradora. Es decir, a partir del momento en que esa cantidad por siniestralidad se supera, todos los siniestros deberá aceptarlos la reaseguradora.
    • De exceso de pérdida por evento, ambas entidades han pactado que la aseguradora se haga cargo de una cantidad de un siniestro en particular. Si esta cantidad se supera, la reaseguradora deberá hacerse cargo del excedente.

En cualquier caso, si todavía os quedan dudas acerca de qué es un reaseguro, los diferentes tipos que existen y cómo funcionan en cada caso, podéis acudir a nuestros expertos de El Corte Inglés Seguros donde de la manera más gráfica y con la profundidad que sea posible, responderán a todas vuestras preguntas.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS