El blog de los seguros de El Corte Inglés

El seguro de hogar del inquilino y del propietario

El seguro de hogar del inquilino y del propietario Trucos Hogar

Si tienes un piso y quieres buscar un inquilino para alquilarlo, puede que tengas dudas acerca de la necesidad o incluso, obligatoriedad, de hacer un seguro para esa vivienda. Del mismo modo, puedes estar en el otro lado, y haber encontrado una casa que te encanta y te dispones a alquilarla para vivir en ella. ¿Quién tiene que hacer el seguro de hogar para esa casa? ¿El arrendador? ¿El arrendatario? Pues te diremos que depende, que pueden hacerlo los dos, o que puede no hacerlo ninguno, porque la realidad es que no estás, en ninguno de los dos casos, obligado a contratar un seguro de hogar. 

Obligado o no, lo que no es tan buena idea es no tener ningún seguro. Veamos qué es lo que hay que hacer en estos casos y quién debe hacerlo, y lo que te puede costar, puedes verlo en el comparador de El Corte Inglés Seguros.

Cada uno, su seguro de hogar

El cometido de un seguro de hogar es velar precisamente por ese hogar y la compañía de seguros se responsabiliza, si ocurre cualquier incidente o accidente que genera unos gastos, de su reparación o reposición si la primera es imposible o no compensa. 

Si esta es la premisa, el mayor interesado en que la casa en cuestión se mantenga en buen estado es su propietario, este es quien tendría que suscribir un seguro de hogar para salvaguardar la estructura de la vivienda, el edificio propiamente dicho. En el argot de los seguros, es lo que se conoce como continente (también llamado inmueble).  

Ahora bien, el propietario no tiene porqué tener el mismo interés en proteger lo que hay dentro de esa casa; al fin y al cabo, no son sus cosas. Pero hay algunas que sí “vienen” con la casa y que el inquilino no se lleva cuando se va, como por ejemplo la cocina o los cuartos de baño. Por tanto, al propietario le conviene también asegurar el contenido, de alguna forma.  

Ni que decir tiene que al inquilino le tienen que preocupar sus pertenencias, esas que va a llevarse al piso en que va a vivir. La televisión, un ordenador, libros, dispositivos digitales, móvil… así que lo mejor es que cada uno se encargue de asegurarse de que sus intereses, bienes o posesiones estén seguros (mas bien, asegurados) en caso de siniestro o robo.

¿Y la responsabilidad civil? ¿Quién se encarga de este seguro?

El seguro de responsabilidad civil se hace cargo de los daños que involuntariamente se causan a un tercero. Por esta razón, será lógico que el propietario del inmueble se preocupe por este punto. Un clásico son los daños por aguas. Una tubería que se revienta, un grifo que se nos queda abierto, que si te vas a dar un baño y abres el grifo para llenar la bañera, pero te han llamado por teléfono y cuando te das cuenta, has liado la mundial… Resultado: el vecino de abajo tiene goteras. Causadas por ti, claro. Bueno, más bien, la causa procede de tu vivienda. Pues bien, dependiendo de los casos expuestos, el seguro puede cubrir los daños… o no. El propietario puede contratar un seguro de responsabilidad civil que le cubra en caso de que se causen daños a un vecino por un reventón en una tubería, cosa que no se puede prever ni prácticamente impedir, pero en el que queden excluidos en la póliza los daños causados por negligencia del inquilino (es decir, el resto de los supuestos que hemos enumerado). 

Supón que eres el inquilino y te olvidas unas velas encendidas al irte a la cama (hay que tener siempre muchísimo cuidado con eso), con la mala suerte de que provocan un incendio. Evidentemente, tú serías el culpable de este siniestro, por lo que conviene y mucho, que, siendo inquilino, contrates tu propio seguro de responsabilidad civil. Es la garantía de que vas a estar tranquilo cada día que vivas en esa vivienda.

Profundizando en el seguro de hogar del inquilino y del propietario

Hay muchas coberturas en las que no pensamos habitualmente pero que nos pueden reportar grandes beneficios y están pensadas para el alquiler. Como propietarios y caseros, tenemos la opción de asegurar que se nos pague el alquiler cada mes. O del mismo modo, podemos dejar asegurados los actos vandálicos que pudieran tener lugar en nuestra casa, si por mala suerte tenemos un inquilino que no tiene mucho cuidado con nuestra vivienda. Esto cobra especial importancia si alquilamos nuestro piso amueblado. Nos interesa tener esa cobertura sobre el contenido en nuestro seguro de hogar, para que una vez dicho inquilino deje la casa, podamos ponerla a punto si es necesario.


Las compañías aseguradoras tienen seguros de hogar que ofrecen diversas modalidades y coberturas, así que puedes hablar con tu agente de El Corte Inglés Seguros y juntos, decidir con cuál te quedas.

Artículos destacados

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.