¿Sabes en qué consiste un seguro para inquilinos?

Si tienes dudas sobre contratar un seguro de inquilinos, te contamos qué garantías te ofrece para que estés tranquilo. Alquiler

En España podemos decir que actualmente hay un total de casi dieciocho millones de viviendas aseguradas.

Aunque no es obligatorio, más del 75% de los españoles tienen un seguro de hogar para proteger su casa y a su familia de posibles incidencias como robos, incendios, etc. Según el último estudio de seguros del hogar elaborado por Unespa, las viviendas con menos de 35 metros cuadrados no contaban con un seguro de hogar, que representan en total un 31% de los casos.

Si eres el propietario de una vivienda, puede que te interese contratar un seguro de impago del alquiler y así no tener que preocuparte por la solvencia de tus nuevos inquilinos

Uno de los peligros e inseguridades que les surgen a los propietarios de viviendas es si a la hora de ponerla en alquiler, la persona que viva en su casa será el inquilino ideal. Y una de las dudas que también les invaden a los futuros alquilados es que el arrendatario sea “legal” y se implique con cualquier problema que ocurra en el hogar.

En estos casos un seguro de hogar es lo más fiable para evitar estos problemas que pueden originarse en las viviendas.

¿Qué es un seguro para inquilinos?

Aunque a veces nos encontramos con que los inquilinos no cumplen con las normas y condiciones estipuladas en los contratos de alquiler, también hay casos en los que los propietarios no son lo que esperábamos. 

Para eso existen los seguros de inquilinos. Básicamente es una póliza que ayuda a los inquilinos a sentirse más cómodos y seguros en un hogar que no es suyo. Según la póliza que elijas, quedan cubiertos todos o en su defecto gran parte de los posibles siniestros que tengas.

Si vives o piensas vivir de alquiler, contratar un seguro para inquilinos puede venirte de perlas

La Responsabilidad Civil es una de las coberturas que tiene este seguro. Un ejemplo claro es si el alquilado se olvida de quitar una olla del fuego y origina un incendio. En este caso, el seguro para inquilinos cubriría el siniestro y no el seguro del hogar contratado por el propietario.

¿Es obligatorio para los inquilinos contratar un seguro de hogar?

La realidad es que si alquilas una vivienda no tienes que contratar un seguro. La contratación de un seguro de inquilino es recomendable pero no obligatoria.

El casero, es decir, el propietario del inmueble, es el que tiene el deber y obligación de contratar un seguro de hogar para mantener segura su casa y a los inquilinos que vivan en ella.

Otro de los problemas que pueden surgir entre un propietario y un inquilino es el tema de la fianza. Hay ocasiones en la que el casero no devuelve la fianza íntegra por "supuestos desperfectos" cuando no es exactamente así. Aquí también el seguro para inquilinos juega un gran papel como tu mayor aliado.

Y otras veces, en que el propietario contrata un seguro, pero cuando surge la necesidad de usarlo, nos damos cuenta de que cubre solo el continente (que es lo que afecta al dueño de la vivienda si te lo alquila vacío) y no el contenido (o sea, tus muebles y el resto de las pertenencias con las que te has mudado a la nueva casa). Lo más lógico es que si alquilas el piso amueblado, al menos el mobiliario sí esté cubierto por la póliza de hogar que haya suscrito el casero para esa vivienda. 

Para curarnos en salud, lo mejor es comparar seguros de hogar y decidirse por uno. Muchas compañías cuentan ya con este tipo de seguros para inquilinos y podemos asegurarte que vivir tranquilo cuesta menos de lo que imaginas.

Soy propietario de una vivienda, ¿tengo que contratar el seguro de alquiler para mis inquilinos?

Este tipo de pólizas es lo mejor que puedes contratar si no quieres tener sorpresas ni correr riesgos innecesarios. De esta manera tendrás aseguradas las cantidades mensuales del contrato de alquiler.

Aunque lo ideal sería alquilar tu vivienda a algún conocido, no siempre se da la casualidad y por eso queremos darte una serie de consejos para elegir a un buen inquilino y así no tener que recurrir a un seguro de protección de alquileres.

  • Publica el anuncio de tu vivienda con fotos y todas las características posibles. Así las personas que estén interesadas en alquilar tu hogar podrán saber con todo lujo de detalles las condiciones del inmueble.
  • Son muchos los propietarios que, para evitar estafas, comprueban la economía de sus posibles inquilinos. Aunque esto puede parecer un poco abusivo, es comprensible por parte del arrendatario querer saber si tienes solvencia económica y/o trabajo con el que puedas abonar la vivienda alquilada.
  • Otro de los casos que nos encontramos a la hora de alquilar una vivienda son los avales bancarios. Además de solicitar fianza, muchos caseros piden que alguien avale a quienes quieran alquilar su casa para poder contar con un remanente en caso de no recibir los pagos.
  • Las primeras impresiones a veces sí son fundamentales. A la hora de enseñar la vivienda que quieres alquilar te recomendamos que realices un pequeño formulario para que puedan contestar y así hacerte una idea de las personas que alquilarán tu casa.
  • Por otro lado, y no menos importante por parte del propietario, éste debe asumir sus obligaciones legales. Hay que establecer un acuerdo de igualdad.
  • Si no te ves capacitado para hacer estos trámites, siempre tienes la opción de contratar a una inmobiliaria para que te ayude con la búsqueda del inquilino perfecto.

¿En qué casos no se puede contratar un seguro de inquilino?

Un caso en el que un inquilino no puede contratar un seguro para cubrirse las espaldas es si vive con más compañeros de piso, ya que las aseguradoras no se pueden hacer responsables de todos los convivientes, y otro, si el contrato de alquiler no es legal.

Sea cual sea tu papel en esta ecuación, inquilino o propietario, lo mejor es contar con un seguro que nos proteja ante cualquier eventualidad. Habla con nuestros asesores e infórmate de cuál es el mejor para tu situación y estilo de vida.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS