¿Por qué es importante contar con un seguro de hogar para tu segunda vivienda?

Aunque vayas poco a tu segunda vivienda (o precisamente por eso), es fundamental tener un seguro de hogar para ella, máxime con las situaciones de ocupación que se viven en los últimos años. ¿Ya tienes el tuyo? Seguridad en el Hogar

Si tenemos una segunda vivienda o bien si estamos pensando en adquirir una nueva vivienda secundaria, no siempre tenemos en cuenta la importancia de tener un seguro de hogar para este segunda casa, en muchas ocasiones porque se trata de una vivienda heredada, y que nunca ha tenido seguro, o en otras porque cuando la compramos el banco nos condicionó a contratar un seguro y nunca revisamos siquiera las coberturas que tenía y una vez se acabó este condicionamiento, lo anulamos.

El seguro de hogar para una segunda vivienda es muy importante porque no la habitamos y no podemos ver los desperfectos que causan los siniestros que puedan ocurrir

Normalmente la segunda residencia supone un gasto adicional en las facturas (otra factura de luz, de gas, otro Impuesto de Bienes Inmuebles…), y por ello en ocasiones decidimos prescindir del seguro de hogar, ya que lo vemos como un gasto innecesario, pero lo cierto es que el seguro de hogar en una segunda vivienda es imprescindible, igual que ocurre con el seguro para tu vivienda habitual porque entre otras cosas, te evitarás preocupaciones innecesarias, y tendrás la tranquilidad de que ante un suceso inesperado estarás protegido. Lo que más valor tiene en esta vivienda secundaria es la propia construcción, y en caso de que haya un siniestro total, como puede ocurrir en un incendio si no hay un seguro de vivienda que lo proteja, todo el dinero que hayamos invertido en él lo habremos tirado a la basura.

¿Cuándo me conviene contratar un seguro para una segunda vivienda?

Nuestra segunda vivienda es una casa que no habitamos todos los días y por lo tanto pueden ocurrir determinados siniestros que tardemos en localizar; por este motivo se pueden ver agravados o incluso la probabilidad de que se produzcan puede ser mayor. Por ejemplo, si se desata un temporal, ya sean lluvias torrenciales, nieve, vientos o pedrisco, si contamos con un seguro para esa vivienda, aunque no la habitemos a diario, vamos a tener cobertura y no tendremos que preocuparnos de salir a toda prisa en medio del temporal para mantener la vivienda a salvo. En este caso, una vez regrese a esa casa, si compruebo que hay algún daño podré declarar el parte, y la compañía aseguradora se hará cargo de los daños cubiertos en las condiciones particulares y generales de la póliza.

Un seguro para tu segunda vivienda te evita tener que asumir los gastos de los daños que te puedas encontrar cuando llegas a disfrutar de tus vacaciones

No sólo es importante tener el seguro de hogar para cubrir los daños que provocan los fenómenos atmosféricos; también es necesario por si se produce un daño por agua que se puede acrecentar en nuestra ausencia, porque se rompa una tubería, o bien para cubrir la Responsabilidad Civil de la propia vivienda. Quizás se tiene más en cuenta esta cobertura en las casas unifamiliares, o en las viviendas con amplias terrazas en las que suele haber mobiliario, plantas o árboles. Si debido a cualquier fenómeno se produjese una caída de un árbol y provocase un daño a un tercero, será el seguro de hogar de la segunda vivienda el encargado de indemnizar los daños a quien corresponda, de forma que esto no suponga un desembolso adicional para el asegurado.

¿En qué debes fijarte antes de contratar el seguro?

Es importante cuando vayas a realizar el seguro para tu vivienda secundaria que primero estés convencido de las coberturas que quieres asegurar. Siempre es recomendable en el seguro para tu casa que asegures el continente (es el conjunto que forman la construcción y los elementos que se sitúan en el interior de las propia construcción, tuberías, conducciones eléctricas, las puertas y los elementos fijos como la loza sanitaria); y el contenido (se compone por todo el mobiliario y enseres que tenemos dentro de la vivienda, como la ropa, los libros, el menaje del hogar o las joyas), pero si lo que quieres es asegurar la mayor pérdida, te recomendamos que al menos asegures el continente, que te incluiría el valor de la construcción y cualquier daño que provoques a un tercero entre otras coberturas.

Es importante también para el momento de la contratación de la póliza, que compruebes que todos los datos se han registrado correctamente en las condiciones particulares y que la vivienda aparece como vivienda secundaria, ya que el seguro de hogar nos dará cobertura si estos aparecen completos. Suele ser habitual que la vivienda secundaria esté deshabitada en uno o varios periodos de más de 90 días al año y si este es tu caso, esta información también debiera aparecer en las condiciones particulares para asegurarte de se cumplirán las condiciones estipuladas en el condicionado general de la póliza.

Compara para conseguir el mejor seguro para tu segunda vivienda

Siempre es recomendable que compares lo que estás buscando en tu seguro de hogar, para lo que puedes usar el comparador de seguros de hogar El Corte Inglés, donde encontrarás un seguro que se ajuste a tus necesidades y verás la diferencia entre las coberturas de cada uno de los seguros de hogar, de forma que cuando elijas la póliza o la compañía lo hagas conociendo todos los datos.

Por ejemplo, hay algunas compañías que no cubren los daños por agua si la vivienda está deshabitada más de 30 días consecutivos, por lo que es muy importante en el seguro de hogar de la vivienda secundaria que revises y tengas en cuenta esta cobertura.

Normalmente las compañías de seguros aplican descuentos adicionales en las pólizas que se aseguran a través de las corredurías de seguros si también has asegurado la vivienda principal con ellos, por lo que, si vas a contratar un seguro de hogar para tu vivienda secundaria, seguramente consigan un mejor precio si ya eres cliente.

También es importante que tengas en cuenta al contratar el seguro de hogar para tu segunda residencia que no sólo te cubrirá siniestros, sino que puedes incluir servicios adicionales que ofrecen algunas pólizas como Hábitat 3.0 II de Generali: asistencia en el hogar o el bricolaje, de manera que si necesitas poner un enchufe, montar un mueble kit, colgar unos cuadros o unas cortinas también podrás hacer uso del seguro de hogar de tu vivienda secundaria. Al final, un seguro para tu hogar más que un gasto adicional, supone una inversión en tu vivienda.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS