Hero banner

Ayuda

¿Cuáles son las exclusiones de un seguro de decesos?

Te contamos qué tipo de seguros de decesos podemos encontrar

Supuestos en los que la póliza no nos cubriría

Los seguros de decesos están destinados a ayudar en el proceso tras el fallecimiento de un ser querido. Son pólizas creadas no solo para gestionar todos los papeles relacionados con el fallecimiento sino también para ofrecer apoyo psicológico. 

Podemos encontrar varios tipos de seguro de decesos, que se clasifican según el método de pago. Los seguros de prima única son aquellos que están destinados a las personas que tienen una edad avanzada, generalmente esta edad se sitúa por encima de los sesenta años. 

Tipos de seguros de decesos

Los seguros de prima única consisten en la realización de un único pago por el cual la entidad aseguradora garantiza a la persona asegurada que en el momento del fallecimiento se le prestará el servicio de sepelio. Esta modalidad de seguros también puede estar destinada a las personas que tienen alguna enfermedad que les imposibilita contratar otro tipo de seguro.

El precio de este tipo de seguros de defunción se determina en función de la edad de la persona asegurada en el momento en el que realiza la contratación del seguro y del capital asegurado que se fije. 

Este tipo de póliza de seguros de decesos tiene coberturas tanto para la realización de enterramientos como para la realización de incineraciones, y también estarán cubiertas todas las gestiones que hay que realizar tras el fallecimiento de una persona.

Con la contratación de este tipo de pólizas de seguros de decesos la persona asegurada busca la tranquilidad de sentir que ha dejado resueltos todos los trámites relacionados con su muerte y que sus seres queridos no van a tener que preocuparse por nada. De esta forma, los familiares del fallecido evitan tener que realizar todas las gestiones, la organización y el pago de los actos fúnebres en el peor de los momentos.

El principal inconveniente de esta modalidad de seguro es que la persona asegurada deberá desembolsar una cantidad elevada de dinero de una sola vez, aunque muchas compañías permiten el fraccionamiento de este importe en hasta tres cuotas.

La prima que hay que pagar por este tipo de pólizas alcanza varios miles de euros por persona asegurada, pero si disponer de esa cantidad de dinero para realizar un pago puede parecer duro, también podemos pensar a cuánto ascendería el desembolso que tendríamos que hacer si el día de mañana debiéramos hacer frente al fallecimiento repentino de un familiar.

Este es uno de los principales motivos por los que las personas contratan un seguro de defunción; contar con una póliza de seguros de decesos es beneficioso tanto para la persona asegurada como para sus familiares, que tendrían que hacerse cargo de todos los trámites y gastos que supondría el fallecimiento de un familiar.

Existen otros tipos de seguros de decesos que hay que tener en cuenta a la hora de elegir el que más se adapte a la necesidad de cada uno, el seguro de prima nivelada se mantiene constante durante la vida del asegurado. Este tipo de seguros está pensado para que la prima del seguro sea menor según va llegando la edad de jubilación.

En los seguros de prima natural o anual renovable la prima se va revisando anualmente; la prima se eleva cuando la persona asegurada alcanza una edad avanzada por lo que llegado este punto puede hacerse complicado el pago.

En los seguros de prima seminatural el asegurado contrata la póliza a una edad muy temprana y en este tipo de seguros el importe aumenta en función de la edad hasta que se nivela. En los seguros de prima mixta se combina la prima nivelada y la prima natural; la prima se calcula según la edad de la persona asegurada, sin embargo, se nivela cuando el asegurado llega a una edad avanzada.

A la hora de contratar un seguro de decesos es conveniente comparar todas las coberturas que ofrece cada entidad aseguradora para de esta forma poder contratar el seguro que mejor se adapte a las necesidades de la etapa en la que uno se encuentre. 

También hay que tener en cuenta las exclusiones con las que cuenta cada entidad aseguradora.

Exclusiones que podemos encontrar

Fallecimiento por accidente

Las entidades de seguros de decesos suelen tener dentro de sus exclusiones el fallecimiento por accidente, por ejemplo, en los casos donde la muerte se ha producido de forma voluntaria provocada por el asegurado o por el beneficiario del seguro; también están excluidas las muertes producidas por el consumo de sustancias estupefacientes como las drogas o alcohol. Otra de las exclusiones más comunes que nos encontramos dentro de los fallecimientos por accidente son las muertes producidas por imprudencia temeraria o por negligencia grave, además también estarán excluidas las muertes de las personas aseguradas que se hayan producido durante la participación en cualquier acto delictivo o pelea (a menos que se haya actuado en defensa propia o en ayuda de terceras personas).

Si la persona asegurada fallece realizando alguna actividad considerada peligrosa, la entidad aseguradora tampoco tendrá obligación de responsabilizarse de los costes del deceso, un ejemplo de estas actividades son los viajes aéreos en naves no autorizadas para el transporte de pasajeros, las carreras de vehículos motorizados o la práctica de deportes como el submarinismo o la espeleología. 

Traslados nacionales e internacionales

Podemos encontrar exclusiones relacionadas con los traslados -ya sean nacionales o internacionales-, principalmente en aquellos que no hayan sido previamente comunicados y autorizados por la entidad aseguradora. Por este motivo es importante que tras el fallecimiento de nuestro familiar se contacte lo antes posible con la entidad aseguradora, que se encargará de informar y guiar en cada paso.

Situación del país donde se fallece

Otra de las exclusiones más frecuentes tiene que ver con la situación en la que se encuentre el país donde fallece la persona asegurada. Si la nación donde sucede el fallecimiento está en estado de guerra o inmersa en cualquier conflicto categorizado como bélico, la entidad aseguradora podría no hacerse cargo de la repatriación de la persona fallecida al país de origen. También, como consecuencia de la radioactividad nuclear o de grandes catástrofes naturales.

Recuerda que si se da alguna de las situaciones excluidas de las coberturas de la póliza de seguros la entidad aseguradora no estará obligada a hacerse cargo de los gastos del sepelio de la persona fallecida.

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.