Hero banner

Ayuda

¿Qué es el capital asegurado en un seguro de decesos?

Te contamos cuál es la finalidad de este capital

Cómo debemos declarar el cobro de uno de estos seguros

Ya que prácticamente todos sabemos de lo que nos hablan cuando se refieren a un seguro de decesos, podemos afirmar que consiste en un tipo de seguro destinado esencialmente a cubrir los gastos de sepelio que se generan cuando fallece un asegurado.

Como es lógico en cualquier póliza de seguros, la compañía debe establecer un límite en la cobertura y dicho límite vendrá establecido en la póliza de decesos mediante «la suma asegurada» o «el capital de servicio».

¿Qué es el capital asegurado (o capital de servicio)?

Se trata de la cantidad económica que se calcula para pagar los gastos de entierro del tomador del seguro o dicho de otra manera, es el límite que impone como máximo la compañía para cubrir los gastos de sepelio y la gestión de trámites relativos al fallecimiento del asegurado. Si este límite se ve sobrepasado, serán los familiares o beneficiarios del tomador de la póliza de decesos quienes deban pagar el sobrecoste.

Aunque en algunos casos ciertas compañías de seguros asuman el coste extra, no es la manera habitual de proceder de la mayor parte de entidades aseguradoras, que reclamarán el sobrecoste a los familiares.

Por otro lado, si algunas de las coberturas incluidas en la póliza no se llegan a efectuar y no se gasta todo el capital asegurado, la aseguradora deberá devolver la diferencia a los herederos o beneficiarios de manera automática (sin necesidad de reclamación), ya que es una obligación que cumplen con diligencia. 

¿Cómo declarar el cobro de un seguro de decesos?

El capital de un seguro de decesos tendrá que ser declarado a través del Impuesto de Sucesiones y Donaciones y, en caso de que sobre capital asegurado, este será repartido entre los herederos o beneficiarios en forma de indemnización económica.

Es muy importante remarcar que este capital podría pasar a formar parte de la masa económica de la herencia, por lo que se tributaría a través del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, y no desgravaría el seguro de decesos en el IRPF, como mucha gente piensa.

El Impuesto de Sucesiones y Donaciones depende de cada comunidad autónoma, ya que poseen las competencias necesarias para “bonificar” sobre este impuesto, pudiendo así existir una diferencia sustancial entre una comunidad u otra. Es un impuesto progresivo en el que se paga más cuanto mayor sea la herencia. El gravamen general en todo el país puede estar comprendido entre el 7,65% y el 34%, aplicándose posteriormente las bonificaciones correspondientes en cada comunidad autónoma.

¿Cómo calculan las aseguradoras el capital asegurado en los seguros de decesos?

Hay dos maneras generalizadas de calcular el capital asegurado según la mayor parte de las compañías de seguros: 

  • Según la localidad o el código postal: tratando de ajustar al máximo posible el precio de la póliza de decesos, las aseguradoras (generalmente las más tradicionales) poseen un sistema por el cual ya tienen preestablecido un capital asegurado adaptado a localidades en concreto o a códigos postales específicos. Dependiendo del tipo de prima que hayamos contratado, optimizar al máximo el capital asegurado nos podrá ahorrar bastante dinero en el futuro.
  • Según la provincia: algunas compañías menos veteranas en el ramo de decesos, calculan el capital asegurado según la provincia en la que resida el asegurado (en algunas ocasiones también se calcula según la capital de provincia y la periferia). Aunque, por norma general, estas pólizas no suelen ajustan bien el capital asegurado, lo que puede repercutir en una subida del precio del seguro de manera innecesaria para el asegurado (esto sería inapreciable durante los primeros años en las pólizas con prima natural, pero en el caso de las pólizas con prima nivelada podría suponer una subida muy importante en el futuro). 

Como acabamos de ver, el capital asegurado es muchas veces asignado de forma un tanto genérica, lo cual suele indicar inexperiencia en este ramo de decesos por parte de la compañía. Cada año debe producirse una revisión de los capitales asegurados, para que estos no queden desactualizados.

El motivo por el que las compañías deben actualizar el capital asegurado es para que sea más que suficiente cuando llegue el momento de hacer uso del seguro. De esta manera, tendrá que revalorizarse normalmente cada año, y de manera lógica, incrementarse si los servicios funerarios sufren un aumento extraordinario.

Un ejemplo de aumento extraordinario de los servicios funerarios podemos encontrarlo en la subida que experimentó el IVA de estos servicios en el año 2012. Aumentó del 8% al 21%, obligando así a las compañías a adaptar el capital asegurado en las pólizas de decesos de sus clientes.

¿De qué se compone el capital asegurado de las pólizas de decesos?

El capital asegurado ha tenido que ir evolucionando con el paso del tiempo, adaptándose a los cambios de costumbres relacionadas con velatorios y entierros. Para poner un ejemplo, hace no tantas generaciones, en nuestro país se velaba al fallecido en las casas de éste o de algún familiar cercano, siendo la propia vivienda donde se instalaba la capilla ardiente con los restos del difunto. En la época actual, esta costumbre ya está prácticamente desaparecida en nuestro país.

El motivo que hizo cambiar esa costumbre de velar en las casas fueron los tanatorios, con salas específicas para este fin, ofreciendo un lugar de encuentro entre familiares y amigos del fallecido donde poder ser velado en las mejores condiciones. A día de hoy siguen existiendo algunas pólizas de decesos muy antiguas que no contemplan el servicio de tanatorio, por lo que la aseguradora podría no cubrir esos gastos. 

Todo capital asegurado debe ir acompañado de una descripción de los servicios que prestará, en mayor o menor detalle. De manera general, los componentes del capital asegurado suelen ser:

  • Alquiler del nicho o incineración
  • Servicios de tanatorio
  • Féretro (ataúd)
  • Traslados en coche fúnebre
  • Servicio de floristería
  • Esquelas
  • Gastos de oficio religioso

Toda esta serie de servicios que ofrece la aseguradora deberán quedar especificados en la póliza, siendo cada compañía la que decida qué coberturas incluye y cuáles no.

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.