Company Banner

Diccionario de seguros

Asegurador

El asegurador es la figura que se compromete con el asegurado mediante un contrato y el cobro de una prima, a asumir las garantías contratadas en caso de ocurrir alguna de las contingencias recogidas en la póliza.

La actividad del asegurador es muy importante en la sociedad puesto que protege ante los riesgos inesperados a los que, de forma individual, no todo el mundo podría hacer frente económicamente. Por ejemplo, un incendio que suceda en nuestro hogar.

Una compañía aseguradora recauda las aportaciones de los diferentes contratantes para poder ir haciendo frente a los siniestros que ocurran. Es precisamente el hecho de que no sucedan todos estos siniestros a la vez lo que permite que se mantenga siempre un equilibrio entre lo desembolsado y lo recaudado.

La mejor forma de comprender qué puede o no hacer una aseguradora, es enfocarnos en sus obligaciones y derechos.

Obligaciones y derechos del asegurador

Dentro de las múltiples obligaciones que tiene el asegurador se debe destacar la de abonar la indemnización contratada o encargarse de las reparaciones pertinentes al asegurado en caso de que el siniestro sea aceptado, cumpliendo con el plazo estipulado por la póliza.

Si se diera el caso de que la parte aseguradora decidiera rehusar dicha indemnización, siempre tendría que indicar los motivos por los cuales llega a esa conclusión, haciéndolo de forma detallada con el fin de que el asegurado reciba la información necesaria para decidir si está conforme con la negativa que le da la compañía o si, en cambio, no está de acuerdo con esos argumentos y cree oportuno comenzar una reclamación.

El asegurador también deberá informar de cualquier cambio que se realice dentro de la póliza que no haya sido solicitado por el propio asegurado, así como de las variaciones en la prima o en las fechas de efecto del contrato.

En caso de que la documentación recibida al contratar la póliza se extraviase, el asegurador debe facilitarle otra copia con la misma validez que la primera.

El asegurador cuenta con derechos y obligaciones y debemos conocerlos para garantizar el buen funcionamiento del contrato de seguro

Por otra parte, debemos hablar de los derechos que posee el asegurador. Dentro de ellos, cabe destacar que su derecho esencial es el de cobrar el importe de la prima, el precio del seguro.

La parte aseguradora da su servicio al cliente a cambio de una cantidad económica expuesta en las condiciones generales de la póliza y que variará debido a muchos factores tales como los límites y sumas aseguradas, el número de asegurados, la situación del riesgo…

En lo que a siniestros se refiere, en el caso de suceder algún hecho susceptible de ser cubierto por la póliza, tiene el derecho a comprobar las circunstancias en las que se ha desarrollado el siniestro con el fin de verificar si entra dentro de los límites que se marcan en las condiciones del contrato y, así, poder decidir si lo cubre o si no. Para llegar a esa respuesta, el asegurador puede emplear diferentes medios que considere necesarios tales como peritajes, análisis, investigaciones, etc…siempre dentro de los plazos establecidos legalmente. 

Otro derecho es la libre elección de los riesgos que desea o no asumir, por ejemplo, cesando la cobertura cuando corresponda la renovación del seguro (siempre avisando al asegurado con la antelación que marca el contrato) por observar una alta siniestralidad.