Company Banner

Diccionario de seguros

Auxiliar externo del mediador

Es la persona física o jurídica que genera acuerdos entre asegurados y aseguradora, ejerciendo por cuenta del mediador de seguros (sin ser éste una compañía de seguros), colaborando en la venta de productos de seguros y en la captación de clientes y realizando también los trabajos de tramitación administrativa derivados de esa contratación.

Los colaboradores externos no son mediadores de seguros y realizan sus funciones siguiendo las pautas que les marca el mediador de seguros para el que colaboran, teniendo en cuenta la capacidad financiera y las responsabilidades de éste. De cara al cliente deben reconocerse como auxiliares o colaboradores externos y facilitar los datos del mediador de seguros para el que trabajan.

Esta figura de auxiliar externo del mediador es particular y específica del mercado español, no estando así prevista en las Normas Comunitarias, por lo que está articulada y se regula a través de la Ley de Mediación. 

Estos colaboradores, para poder trabajar con el mediador de seguros, han de tener una formación que les permita conocer en profundidad el contenido, organización y ejecución del mismo. 

Las actividades y funciones típicas de los colaboradores externos pueden ser:

  • La recogida y almacenamiento de los datos de clientes al solicitar un seguro que trasladaran al mediador.
  • Suministrar al tomador del seguro las Condiciones Generales, las Condiciones Particulares y las Condiciones Especiales de su contrato con la aseguradora.
  • Recoger la información de siniestros por parte del tomador, de los asegurados y los beneficiarios del seguro para enviársela al mediador.
  • Entrega y pago mediante cheque nominativo de las liquidaciones de los siniestros (con la autorización contractual previa con el mediador de seguros).
  • Conocimiento en profundidad de los tipos de seguros que se ofrecen (vida, hogar, coche…)
  • También pueden desempeñar las tareas que realizaban los auxiliares asesores, como por ejemplo asistencia en la gestión del contrato de seguro o ayuda al tener que tramitar los casos de siniestro.

Algunos auxiliares externos del mediador lo hacen en exclusiva, es decir, trabajar para un único mediador, mientras que otros lo hacen para un grupo de ellos. Las ventajas de contar con varios mediadores de seguros podrían ser:

  • La variedad de oferta con la que cuentan para proponer a los clientes, pudiendo dar distintas opciones dentro un mismo ramo de seguro.
  • La garantía de un buen acuerdo, ya que la competencia entre los mediadores les hace mejorar en calidad/precio.
  • Asesoría personalizada.
  • Gestión central de todos los trámites.
  • Mayor cercanía en la atención al cliente.
  • Servicio posventa.
  • Defensa jurídica del cliente.

Para ser auxiliar externo de un mediador de seguros se necesita tener una titulación mínima del sector de los seguros, que se consigue realizando un curso de aproximadamente trescientas horas. Estas titulaciones las otorgan distintas empresas a través de cursos que han de estar acreditados por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones.

Estas titulaciones contienen 3 grupos de certificaciones: A, B y C. Para ser colaborador externo se necesita como mínimo una titulación del grupo B.