Company Banner

Diccionario de seguros

Aviso de rescisión

Es el comunicado que hace el asegurado a la aseguradora cuando decide dejar sin efecto una póliza en una determinada fecha para cambiar de compañía de seguros.

Algunos motivos por los que el asegurado puede decidir cambiarse de compañía de seguros pueden ser: contemplar una póliza de seguros más completa, con un precio más ventajoso o con unas coberturas adaptadas a su medida.

El plazo de aviso de rescisión de un asegurado a su compañía para que su póliza no sea renovada debe ser con un mes de antelación   a su vencimiento. Del otro lado, si cambiara alguna condición de la póliza, la compañía deberá comunicárselo al cliente con al menos dos meses de antelación a su vencimiento.

De acuerdo con la Ley 20/2015, el plazo de aviso de rescisión se modificó de dos meses a un mes de antelación, lo que beneficia al asegurado ya que dispone de la información de renovación de la póliza de su compañía actual (precio del seguro del próximo año, cambios en las condiciones o coberturas…) con un mes de tiempo para comparar seguros e informar a su aseguradora del deseo de no continuar con ellos (aviso de rescisión) y cambiar a la que le ofrece mejor calidad o condiciones.

En la actualidad muchos asegurados creen que el hecho de devolver el recibo bancario de la póliza es suficiente para cancelar el seguro, pero esto no exime del pago si no has realizado correctamente el aviso de rescisión y en el plazo acordado. Aunque pueda parecer un trámite complejo, anular o dar de baja una póliza es un procedimiento sencillo. La mayoría de las compañías de seguros piden el envío de un escrito para anular la póliza, por lo que enviar una carta a través de correo certificado con una notificación común de baja se suele considerar un aviso válido (es recomendable conservar el acuse de recibo del envío postal).

Otra manera de realizar esta notificación del aviso de rescisión podría ser por fax, guardando el acuse de recibo de igual manera que al mandarlo por carta.

El aviso de rescisión debe constar (sea cual sea su forma de envío) de los siguientes datos básicos: 

  • Nombre y apellidos
  • DNI
  • Domicilio
  • Número de póliza completo
  • Fecha de vencimiento de la póliza

Tal y como hemos visto anteriormente, las aseguradoras deben avisar al asegurado de los cambios que se hagan en la póliza con dos meses de antelación, por lo que si por ejemplo hay un aumento de la prima sin avisar (que no esté pactada previamente en el contrato), eso exoneraría al asegurado de pagar ese aumento de prima y podría pedir la anulación del contrato al incumplirse las condiciones de renovación. 

Existe alguna excepción que permite a la compañía aseguradora rescindir la póliza de manera unilateral, en las situaciones en las que el riesgo que declara el asegurado no se concuerda con la realidad, como por ejemplo en un Seguro de Vida donde el asegurado miente en el cuestionario de salud para obtener un precio más bajo al reducir su nivel de riesgo. En esta situación la compañía aseguradora puede anular el contrato en el plazo de un mes desde que se lo notifique al asegurado y la prima restante no consumida pasará a formar parte de la aseguradora.