Company Banner

Diccionario de seguros

Fecha de vencimiento

Debemos tener en cuenta la fecha de vencimiento de un seguro cuando nos planteemos suscribir una póliza. Esta determina en qué momento acaba la vigencia del contrato del seguro que tengamos, y una vez terminado, ya no tendrá efecto alguno si no la has renovado antes de su vencimiento.

Cuando está llegando el momento de la fecha de vencimiento, tenemos dos alternativas: renovar o cancelar el seguro.

Si quisiéramos cancelar nuestro seguro, debemos tener presente que hay que acatar la normativa para realizar esta acción. Hay que solicitar la cancelación con mínimo un mes de antelación, siendo el tomador, y si lo vemos desde el lado de la compañía de seguros, serán dos los meses de anticipación que deben considerarse para notificar al tomador que su póliza va a cancelarse.

Como asegurados, si no enviamos notificación alguna antes de esos 30 días exigidos, la póliza se renovará de manera automática.  Si crees que devolviendo el recibo a través del banco puedes resolver este tema y se cancelará tu póliza, estás confundido, porque la aseguradora puede requerir, de acuerdo con la legislación vigente, que se pague dicho recibo. Así que, si tu idea es no renovar tu póliza, es fundamental que conozcas y recuerdes la fecha de vencimiento para poder, con los días de antelación que marca la normativa, presentar la comunicación de no renovación a tu aseguradora por los cauces pertinentes.

Aunque tu seguro tenga el pago de las primas aplazadas, la fecha de vencimiento sigue siendo única y es anual, sin importar que satisfagas los pagos mensual, trimestral o semestralmente. No hay que confundir las fechas de pago de estos plazos con la fecha de vencimiento de la póliza, porque quizá puede llevarnos a error. Recuerda que el vencimiento llega cuando ha pasado un año de la contratación, a no ser que hayas contratado un seguro por días.

Si por alguna razón, tu seguro se renueva automáticamente pero no se ha pagado la prima, cuentas con un mes (el llamado mes de gracia) para abonar esta prima, ya que, si no se paga, el seguro no tendrá validez, no estará operativo. 

Vamos a poner un ejemplo: Tu seguro de hogar vence el 1 de febrero. Por un fallo en tu entidad bancaria, no se ha abonado la prima de la renovación de este seguro. El día 12 de febrero sufres un siniestro en casa y cuando vas a dar parte, te informan de que la prima de tu póliza se encuentra en situación de impagada. Como estamos dentro del mes de gracia, tu compañía cubrirá el siniestro, pero tú debes abonar la prima de tu seguro a la mayor brevedad, y debes tener en cuenta que la fecha de renovación (y por tanto validez) será la original, es decir, el 1 de febrero y no el día 12, suponiendo que hayas pagado la prima ese día.

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento