Ayuda

¿Cómo puedo saber qué seguro de Hogar tengo?

Una duda bastante frecuente es cómo saber los seguros que tiene una persona contratado. Es habitual que, ante un accidente, no se sepa que se cuenta con la protección de un seguro. Y que muchas operaciones con el banco activan la cobertura de una póliza: por ejemplo, el pago de un billete de avión con tarjeta de crédito suele implicar automáticamente un seguro de Vida en caso de accidente; o que el simple hecho de contar con ese medio de pago ya supone un cierto nivel de aseguramiento

La opción más fácil puede ser acudir al banco para revisar los recibos de seguros que se cargan en nuestra cuenta. También, revisar la documentación en casa o en el correo electrónico sobre las pólizas contratadas.

También se puede recurrir a la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, que proporcionará información sobre los seguros que tenemos en vigor.

Un caso aparte es encontrarnos ante el fallecimiento de un familiar y no saber si tenía contratados seguros. Para ello existe un Registro de Contratos de Seguros de cobertura de fallecimiento, en cuyo mantenimiento colaboran activamente las compañías aseguradoras y que se puede consultar bien telemáticamente o bien de forma presencial. Para más información podéis pinchar el siguiente enlace del Ministerio de Justicia.

En el caso específico del seguro del Hogar, lo primero es tener en cuenta que no es obligatorio en España. Pero también que la Ley de Crédito Inmobiliario permite que los bancos, para otorgar la hipoteca, exijan que la vivienda que se quiere adquirir esté asegurada, aunque está obligada a aceptar las pólizas alternativas que el cliente le someta, si éstas cumplen las condiciones requeridas por la entidad financiera.

En España una cuarta parte de las viviendas no cuentan con seguro de Hogar (el de Incendios es obligatorio). otro, esta proporción alcanza el 75% en el caso de las que tienen cinco habitaciones o más. Y esa falta de seguro tiene consecuencias: en caso de siniestro, como una inundación, el afectado no puede beneficiarse de las coberturas que el Consorcio de Compensación de Seguros ofrece para hacer frente a los daños materiales causados por fenómenos naturales excepcionales. Y es que precisamente la condición para poder acogerse al Consorcio es estar asegurado.

 

Dos tipos de póliza

En el seguro de Hogar suele haber dos tipos fundamentales de pólizas: el Multirriesgo, que es la más frecuente, y el Todo Riesgo Accidental.

En un seguro Multirriesgo, el contrato enumera cada riesgo que cubren (incendio, fenómenos meteorológicos y robo, entre otros), cada uno con sus limitaciones y exclusiones, pero generalmente sin franquicia.

En una póliza Todo Riesgo Accidental, la compañía de seguros cubren todos los daños originados por un accidente, con unas excepciones. En cada siniestro el asegurado pagará una franquicia y tienen alguna limitación, pero su cobertura es más amplia. Además, al ser más breve y simple, el contrato es más comprensible para el asegurado, lo que no sucede a menudo con los Multirriesgo Hogar.

Este tipo de seguro de Hogar, sin embargo, es muy poco frecuente en el mercado español. Lo normal es que la compañía ofrezca el seguro Multirriesgo y, sobre éste, se puede contratar opcionalmente la garantía de Todo Riesgo Accidental. De esta forma, el asegurado logra una cobertura más amplia. Tiene la ventaja de que, para los siniestros corrientes, no se suele aplicar franquicia. No obstante, para los cubiertos por la garantía adicional, aparte de las franquicias o daños mínimos indemnizables, pueden aparecer limitaciones (por ejemplo, una indemnización máxima de 6.000 euros por siniestro y año) que resta atractivo a su contratación.

 

Lo más importante, asegurar la reparación

En cualquier caso, lo más importante es valorar correctamente tanto la edificación (continente) como el contenido, identificando lo que más importa para la continuidad de la calidad de vida de la familia. Aunque tengan la misma superficie y las mismas características arquitectónicas, un piso en primera línea de playa no tendrá el mismo valor que otro igual pero que se encuentra cinco calles más adentro. Volver a edificarlos en el caso de un destrozo sí costará lo mismo. Por ello, es importante asegurar el valor real de reconstrucción de la casa y no, como a menudo requieren los bancos, el capital del préstamo, ya que son cantidades que casi nunca coinciden.

Si la vivienda se encuentra en una comunidad de propietarios, habrá que averiguar si el inmueble entero cuenta ya con un seguro de edificios. En caso afirmativo, no tendría sentido para el banco exigir a su cliente un seguro para el continente, ya que se trataría de una duplicidad. Será suficiente hacer una cesión de derechos por la cuota de copropiedad poseída a favor del banco.

Otra recomendación es hacer un inventario cada tres años de todos los bienes que se tienen en la casa y con los que nos gustaría empezar de nuevo en caso de un siniestro que la destroce. El objetivo es valorar correctamente el contenido que se quiere asegurar. Pero hay que prestar mucha atención a los criterios de valoración de los bienes que adoptan las compañías. En muchas pólizas no nos pagarán los electrodomésticos si superan cierta edad y pueden aplicarnos depreciación en casi todo, echando por tierra nuestra expectativa de quedarnos como estábamos antes del percance. Y sobre todo, tener mucho cuidado con los seguros baratos o low cost, porque con toda probabilidad las prestaciones y las indemnizaciones también lo serán.

Ya que es imposible asegurar absolutamente todo, habrá que proteger adecuadamente documentos, archivos, fotos y en general cualquier elemento especialmente valioso desde el punto de vista afectivo más que material, porque el seguro no podrá pagarlos con dinero.

Otro elemento que se debe comprobar es que en caso de siniestros graves el seguro cubra unos días de hotel y hasta un año el alquiler de otra casa, en caso necesario.

También es conveniente que el capital cubierto por responsabilidad civil sea suficiente. El asegurado tiene que imaginarse un incendio en su casa que afecte a dos de su alrededor para calcular el impacto al que tendrá que hacer frente si no tuviera un seguro.

Hay que tener en cuenta también la cobertura de reclamación de daños, que permite sufragar los costes legales.

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento

OBTENER PRESUPUESTO Y CONTRATAR

¿Quién es responsable del tratamiento de tus datos personales?

▪ CENTRO DE SEGUROS Y SERVICIOS, CORREDURÍA DE SEGUROS, S.A., GRUPO DE SEGUROS EL CORTE INGLÉS (Sociedad Unipersonal) Inscrita en la DGSyFP con Nº J0200 / Concertado Seguro de Responsabilidad Civil y Capacidad Financiera, según legislación vigente. Existencia de vínculo estrecho con Seguros El Corte Inglés, Vida, Pensiones y Reaseguros, S.A.U.

▪ N.I.F.: A-28128189

▪ Domicilio social: C/  Hermosilla 112, 28009 - Madrid

▪ Domicilio oficina principal: C/ Princesa 47,  28008 - Madrid

▪ Datos registrales: Registro Mercantil de Madrid: Tomo 945, Folio 1, Inscripción 32, Hoja M – 18707.

Representante de CENTRO DE SEGUROS Y SERVICIOS: delegado.protecciondatos@seguroseci.es

¿Con qué finalidad recabamos tus datos personales?

Facilitarte un presupuesto del seguro o servicio solicitado según los datos que has indicado, así como, en su caso, llevar a cabo la contratación del seguro o servicio solicitado.

¿Por cuánto tiempo almacenamos tu información personal?

Tus datos serán conservados mientras dure la actividad y una vez finalizada se conservarán durante el tiempo legalmente establecido.

¿Cuál es la legitimación que tenemos para realizar su tratamiento?

La legitimación para el tratamiento viene determinada por tu consentimiento, que ha sido prestado y recabado a través de la solicitud que has realizado en nuestra web. En caso de que realices una contratación, la legitimación para el tratamiento de tus datos será la ejecución del contrato.

¿A quién podemos comunicar tu información personal?

Se podrán comunicar los datos facilitados por el cliente para realizar la tarificación o contratación del seguro o servicio, así como a las Administraciones Públicas que lo requieran en virtud de disposición legal.

¿Cómo puedes ejercer tus derechos?

Tienes derecho a obtener el acceso a tu información personal, así como a solicitar la rectificación de los datos inexactos o, en su caso, solicitar la supresión cuando, entre otros motivos, los datos ya no sean necesarios para los fines para los que fueron recogidos.

En determinadas circunstancias, y por motivos relacionados con tu situación particular, podrás oponerte al tratamiento de tus datos. Tu información personal dejará de tratarse para aquellas finalidades respecto de las que hayas manifestado tu oposición. De igual forma puedes ejercer el derecho de limitación del tratamiento de tu información personal, solicitándonos la conservación de la misma.

En determinadas circunstancias, podrás solicitar la portabilidad de tus datos a otro responsable de tratamiento.

Podrás ejercer tus derechos sin coste alguno, recibiendo una respuesta en los plazos establecidos por la legislación vigente en materia de protección de datos. Puedes elegir entre los siguientes medios:

-          Solicitud escrita y firmada dirigida a Centro de Seguros y Servicios, Correduría de Seguros, S.A.U., Grupo de Seguros El Corte Inglés en la C/ Princesa, nº 47, 28008 - Madrid (Servicio de Atención al Cliente), debiendo adjuntar copia del documento que acredite tu identidad, así como su dirección de correo electrónico, si dispones de ella.

-          Solicitud a la dirección de correo electrónico: atcliente@cess.elcorteingles.com, adjuntando fotocopia y/o copia escaneada del documento que acredite tu identidad.

-          Llamando al teléfono 91 266 87 56, Servicio de Atención al Cliente de CENTRO DE SEGUROS Y SERVICIOS.

Puedes presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, especialmente cuando no estés satisfecho con la respuesta al ejercicio de sus derechos. Para más detalle, puedes consultar la web www.agpd.es

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.