Hero banner

Ayuda

¿Se deben de contratar todas las coberturas o pueden elegirse?

Cómo saber qué coberturas contratar para mi seguro de hogar

Qué coberturas puedo elegir en mi seguro de hogar

Cuando eres propietario de una vivienda te preocupa que puedan surgir ciertos imprevistos o accidentes a los que no puedas hacer frente por el alto coste económico que esto supone. Este es uno de los motivos por lo que existen los seguros de hogar: se encargan de hacer frente a los siniestros que pueden producirse de forma impredecible cubriendo el posible riesgo a cambio del pago de una prima de forma periódica, generalmente anual.

Cuando tienes una vivienda en propiedad que se encuentra hipotecada la ley estipula que debes contar como mínimo con un seguro de daños básico para el hogar. Si no cuentas con una hipoteca no estás obligado por la ley a tener un seguro de hogar contratado pero siempre te recomendamos que aunque no exista obligación alguna lo más conveniente es contar con uno. 

Para elegir el mejor seguro de hogar deberás valorar tus necesidades y las de tu familia, ya que en el mercado existe una gran variedad de entidades de seguros con una amplia oferta de coberturas. Deberás hacer una valoración de tus necesidades y de lo que puede ofrecerte cada una de las entidades de seguros para encontrar las coberturas que mejor se adapten a tu situación.

Para saber qué tipo de coberturas contratar en tu seguro de hogar primero debes saber en qué consiste cada una de ellas. A continuación te las explicamos para que no tengas dudas.

  • Cobertura por daños en el continente: esto hace referencia a todos aquellos daños que puedan producirse en la estructura de la vivienda incluyendo los techos, suelos, instalaciones eléctricas y de fontanería, las puertas y ventanas, las escaleras y los tejados. Al contratar un seguro que cubra este tipo de daños la entidad aseguradora se hará cargo de las reparaciones frente a inundaciones, robos, incendios, etc.
  • Cobertura por daños en el contenido: nos referimos a estos daños cuando afectan a los bienes que están situados en el interior de la vivienda como los muebles, electrodomésticos, ropa, decoración, menaje, etc. Al contratar un seguro que cubra estos daños la entidad aseguradora se encargará de la reparación o reposición de los bienes en caso de producirse un siniestro.
  • Cobertura de Responsabilidad Civil: esta cobertura tiene relación con los daños que pueda causar el siniestro producido en tu vivienda a terceras personas y la indemnización que correspondería pagarles a causa de ello. Cuando contratas este tipo de seguro la entidad aseguradora se encargará de indemnizar a la tercera persona o de reparar los daños que haya podido provocar el siniestro.

Dependiendo de los daños frente los que queramos estar cubiertos existen varios tipos de seguro; puedes elegir que tu póliza de seguro cuente con una sola de las coberturas que te hemos descrito anteriormente o puedes combinarlas entre sí para estar parcial o totalmente cubierto frente a cualquier tipo de riesgo que pueda producirse en tu vivienda.

¿Qué tipo de seguro debo contratar según las coberturas elegidas?

Los diferentes tipos de seguro de hogar dependen tanto de la cantidad económica asegurada como de las coberturas que quieras suscribir. Aunque cada entidad aseguradora del mercado tiene variaciones en sus pólizas, los tipos de seguro que ofrecen para el hogar suelen ser similares.

Los seguros de daños solo tienen coberturas frente a los daños en el continente de la casa; este tipo de pólizas de seguros son las más económicas de entre todas las pólizas disponibles en el mercado, pero son las que ofrecen menores coberturas y por lo tanto menor seguridad.

Los seguros multirriesgo incluyen en sus coberturas tanto el continente como el contenido de la vivienda, además, la mayoría también incluye en sus coberturas la responsabilidad civil. Los seguros multirriesgo presentan coberturas frente a la mayoría de riesgos que pueden presentarse en una vivienda.

En general los riesgos que suelen incluir los seguros multirriesgo son: daños por accidentes, por inundaciones, eléctricos, rotura de cristales, daños por incendio, por robo o atraco y daños por fenómenos atmosféricos. Es importante que sepas cuáles son las coberturas y exclusiones que incluye la póliza antes de contratar este tipo de seguro. También puedes encontrar en el mercado seguros multirriesgo que incluyan asistencia jurídica y legal para sus clientes.

Los seguros a todo riesgo son el tipo de póliza de seguro más completa que encontrarás en el mercado: este tipo de seguros suelen contar con coberturas frente a casi todos los riesgos. Son los que tienen las primas más elevadas pero también proporcionan coberturas ante casi cualquier tipo de siniestro que pueda producirse en tu vivienda. Recuerda que siempre debes comprobar las exclusiones de la póliza de seguro antes de contratarla.

Es muy importante que tengas en cuenta que los seguros de hogar, aunque sean a todo riesgo, no cubren todo lo que pueda pasar en tu vivienda. Si el siniestro se ha producido por falta de mantenimiento, ya sea tanto en el continente o en el contenido de la casa, o por imprudencia del tomador del seguro o de los convivientes, la entidad aseguradora no se hará responsable de la reparación o indemnización que corresponda.

La entidad aseguradora tampoco está obligada a hacerse cargo de los daños que se han producido de forma intencionada o con mala fe. Frente a esta situación la compañía aseguradora puede no solo rescindir el contrato de seguro sino también tomar acciones legales frente a la persona responsable del siniestro.

Recuerda que entre un seguro y otro puede existir una gran diferencia tanto en las coberturas que incluye cada uno, como en el precio de la prima que tendrás que pagar. Antes de decidirte por una póliza de seguro, es aconsejable comparar muy bien todas las coberturas, exclusiones y precios que ofrece cada entidad aseguradora del mercado; de esta forma, te estarás asegurando de contratar el seguro que mejor se adapte a tus necesidades y las de tu familia y de no pagar de más por ello.

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento