Hero banner

Ayuda

¿Es obligatorio tener un seguro de hogar?

En qué casos es obligatorio contar con un seguro de hogar

La vivienda suele ser el bien más preciado que tienen las familias. El hogar es el espacio donde el núcleo familiar comparte más tiempo y experiencias a lo largo de su vida. Una casa es un lugar cargado de gran valor sentimental que deseamos proteger frente a cualquier imprevisto o adversidad que pueda surgir.

La mejor forma de cuidar y mantener protegido un inmueble es a través de un seguro de hogar, ya que de esta manera se mantendrá asegurada la vivienda frente a posibles accidentes y a los riesgos más comunes que puedan afectar a la casa, como daños por agua, rotura de cristales, en caso de robo, incendio, daños eléctricos, etc.

Es oportuno conocer qué tipos de coberturas ofrecen las distintas pólizas, ya que existe un amplio número de ellas y es aconsejable contrastar las coberturas básicas a la hora de contratar un seguro de hogar. Para esta labor resulta muy útil usar un comparador de seguros y así poder escoger la que más se adapte a las necesidades de cada hogar. Las cuestiones que se han de tener en cuenta a la hora de elegir una póliza son las coberturas de Responsabilidad Civil, incendio, robo, daños por agua, daños por problemas eléctricos y otros siniestros comunes en relación con las viviendas.

¿El seguro de hogar es obligatorio en España?

Todos los propietarios de una vivienda en España, a diferencia de los que lo son de un coche o una motocicleta, deben tener claro que no tienen la obligación de suscribir un seguro de hogar para su casa, aunque, como de costumbre, la legislación contempla alguna excepción al respecto; en este caso concreto, se trata de una sola situación.

Seguro de hogar con la hipoteca, ¿es obligatorio?

La Ley del Mercado Hipotecario exige que, como mínimo, haya un seguro básico que cubra los daños que puedan surgir en la vivienda, teniendo en cuenta que el valor de la tasación y la suma asegurada deben coincidir, en el que hay que excluir el valor de los bienes personales. 

El seguro de hogar nos protegerá ante los daños potenciales en nuestra vivienda

Por lo tanto, el propietario del inmueble que disponga de una hipoteca sí tiene la obligación de asegurar la casa con una póliza básica que cubra el continente y la Responsabilidad Civil.

El seguro básico protege los daños que puedan surgir en la vivienda (continente), no así los bienes que hay dentro (contenido). Para ello es conveniente contratar una póliza multirriesgo que mantenga protegidos además los electrodomésticos, dispositivos electrónicos y otros objetos personales de valor.

¿Es obligatorio contratarlo con el banco?

Los propietarios que están sujetos a una hipoteca tienen la libertad total de escoger la entidad aseguradora que decidan y que va a mantener cubiertas las necesidades básicas de cada hogar. El tomador del seguro no está obligado a contratar la póliza con la misma entidad bancaria que ofrece el préstamo. El seguro de hogar en este caso funciona como garantía para la entidad bancaria que concede el préstamo hipotecario.

Cuando una entidad bancaria te otorga un préstamo hipotecario para la compra de una vivienda suele ofrecerte también una serie de productos para que los contrates con ella, entre ellos el ya mencionado seguro de hogar.

Por esta razón, muchas personas acaban realizando la contratación de su seguro de hogar en el banco. ¿Qué ocurre? Que normalmente la prima que se paga al banco por el mismo seguro de hogar que podrías contratar con otra aseguradora es mayor, con lo cual esa rebaja que te hacen en la cuota de tu hipoteca a lo largo de los años de la vida del préstamo es mucho menos de lo que te ahorrarías si contrataras el seguro con una aseguradora externa a la entidad bancaria. Hay que mirar este detalle con cuidado.

¿Es obligatorio tenerlo en caso de alquiler?

El propietario de una vivienda no tiene la obligación de suscribir un seguro de hogar, a diferencia de lo que sucede, por ejemplo, en el caso de ser propietario de un automóvil para poder circular legalmente con él.

Sin embargo, existe una excepción que contempla la legislación española al respecto; en concreto se trata, como hemos explicado anteriormente, de que el mencionado deber de asegurar la vivienda recaerá sobre su propietario en el caso de que dicho inmueble se encuentre hipotecado.

Por lo tanto, solamente en el caso anteriormente indicado, el propietario de una vivienda cuenta con la obligación de asegurarla. No tendrá obligación a no ser que exista una hipoteca sobre la vivienda en cuestión.

Propietario o inquilino, ¿quién debería contratarlo?

La contratación del seguro de hogar en este caso recae en primer lugar sobre el propietario de la casa, que es el que asegura el continente (aunque no es de carácter obligatorio, sí es muy conveniente).

En el caso del inquilino es recomendable tener un seguro que proporcione la cobertura de Responsabilidad Civil ante los daños que se puedan causar a terceros. Además, asegurar el contenido del hogar (muebles, electrodomésticos, objetos valiosos) puede ser útil para ambas partes.

El seguro de hogar no es obligatorio, pero sí muy recomendable

Más allá de la obligatoriedad: razones para contratar un seguro de hogar

En caso de ser inquilino o propietario de un inmueble en alquiler no es obligatorio contratar un seguro de hogar, pero es muy aconsejable, ya que así estaremos protegidos ante cualquier daño que se pueda producir en la vivienda o los daños causados a terceros.

En cualquier caso, siempre es beneficioso contar con una póliza de seguro de hogar para tener bien protegido un inmueble ante los riesgos a los que se expone la vivienda (daños eléctricos, por agua, incendios, etc.), así como los bienes materiales que se encuentran dentro de ella (mobiliario, dispositivos electrónicos, electrodomésticos, etc.)

El propietario de una vivienda debe tener en cuenta también que, en caso de provocar daños a terceros por causa de una fuga de agua, de incendio o cualquier otra circunstancia estará cubierta por el seguro gracias a la Responsabilidad Civil. Por lo tanto, es muy aconsejable contar con una póliza que ofrezca cobertura ante estos riesgos y salvaguarde la vivienda.