Hero banner

Ayuda

¿Qué es la responsabilidad civil en el seguro de hogar?

En un primer momento, en España, los seguros que se comercializaban con la finalidad de proteger las viviendas únicamente cubrían el riesgo de incendio; aun, a pesar de esto, este tipo de seguros llegaron a ser bastante populares (a finales del siglo XIX y comienzos del XX), sobre todo, entre los ciudadanos que residían en las grandes ciudades. Esta circunstancia comenzó a cambiar, en la década de los años setenta del pasado siglo, con la aparición de las primeras modalidades de seguros multirriesgo, unas pólizas en las que las entidades aseguradoras empezaban a completar la garantía de incendio con otras nuevas coberturas dirigidas a proteger los hogares. Desde ese momento, los seguros multirriesgo de hogar han evolucionado de manera constante, con la incorporación de nuevas coberturas año tras año, hasta llegar a ser uno de los seguros con más aceptación entre la población española. De hecho, su grado de penetración supera el 72%; es decir, que tres de cada cuatro hogares en España cuenta con uno de estos seguros.

¿Qué cubren los seguros multirriesgo de hogar?

A grandes rasgos, este tipo de productos aseguradores se caracterizan, como su propio nombre sugiere, por aglutinar en una misma póliza un gran número de coberturas y servicios destinados a proteger la vivienda; responsabilidad que, paulatinamente, ha ido cobrando importancia hasta llegar a convertirse en una de las principales preocupaciones para su propietario, ya que suele ser, por norma general, el bien material de mayor valor para una familia española. Pues bien, en ese sentido, los seguros multirriesgo son el instrumento preferido por los ciudadanos españoles para cubrir la mencionada necesidad de proteger sus hogares frente a una larga lista de riesgos.

Al respecto, las entidades aseguradoras suelen diseñar este tipo de pólizas, básicamente, en función de los riesgos a los que están expuestos el continente (comprende la estructura del edificio y los elementos de construcción) y el contenido (engloba los elementos que se encuentran dentro de una vivienda pero que no forman parte de su estructura) del inmueble. Así, entre las coberturas que las compañías ofrecen al propietario de una vivienda de para dar cobertura a los mencionados riesgos, aunque como se ha indicado la lista es extensa, se encuentran garantías como las de: incendio, explosión, daños por agua, daños eléctricos, actos de vandalismo, rotura de cristales (aquí, por ejemplo, se incluye la rotura de la placa vitrocerámica) robo, hurto, etc.

Sin embargo, en muy pocas ocasiones, cuando se alude a las coberturas que los seguros multirriesgo de hogar ofrecen al propietario de una vivienda, se tiene en cuenta que, además de que el inmueble (continente) y los objetos que en su interior se encuentran (contenido) se encuentra expuesto a numerosos riesgos, la vivienda en sí y las personas que habitualmente viven en ella también pueden ocasionar daños a terceros

¿Para qué sirve la responsabilidad civil en un seguro de hogar? 

Tal y como se acaba de poner de manifiesto, el propietario de una vivienda también se expone, en el caso de que su inmueble o las personas que habitualmente viven en el mismo ocasionen daños a terceros, a tener que hacerse cargo al coste de las indemnizaciones derivadas del siniestro. Pues bien, la garantía de responsabilidad civil en un seguro de hogar tiene como principal objetivo dar cobertura a este tipo de contingencias (daños a terceros). Por este motivo, aunque en un primer momento no se le suela conceder tanta importancia como a otras coberturas que se incluyen en este tipo de seguros, la garantía de responsabilidad civil es una de las que, a la postre, pueden llegar a ser más determinantes; ya que, en el caso de no contar con ella, algo que de ningún modo es buena idea, el propietario de la vivienda tendría que hacer frente al coste de las indemnizaciones, que en muchos pueden llegar a ser muy elevadas. Por suerte, en la actualidad, la gran mayoría de las entidades aseguradoras que comercializan seguros de hogar en España suelen incluir la cobertura de responsabilidad civil en sus modalidades más básicas.

Por ejemplo, gracias a la garantía de responsabilidad civil que incorporan los seguros multirriesgo de hogar, situaciones que suelen darse con frecuencia como la rotura de una tubería (el agua puede causar daños en la vivienda de un vecino) o la caída accidental de un tiesto a la calle (puede provocar daños  tanto en las personas como en su patrimonio) se encuentran cubiertas. Por lo tanto, se trata de una garantía que, en este sentido, es sinónimo de tranquilidad para una familia, ya que sus miembros saben que la póliza de seguro de hogar hará frente al pago de los daños a terceros de los que puedan ser responsables. 

Además, en algunas pólizas de hogar (cuestión que dependerá de cada entidad aseguradora en particular), esta garantía también da cobertura a los daños causados por los menores a cargo del cabeza de familia, a los generados por empleados de hogar o, incluso, a los ocasionados por las mascotas, así como al asegurado cuando se encuentra realizando actividades no profesionales y deportivas. Asimismo, aunque también dependerá del tipo de contrato y del alcance de esta cobertura (sus límites vienen especificados en cada póliza en particular), si de da el caso en el que para resolver un siniestro el asunto llega a los tribunales, gracias a esta garantía estarán cubiertos los gastos que se puedan originar en ese sentido (gastos por la defensa, reclamaciones, etc.). Por todo lo anterior, sin duda, resulta del todo recomendable que el asegurado se encuentre al corriente del alcance de esta garantía, ya que desde luego no es el mismo en todas las pólizas de seguros multirriesgo de hogar. 

Por último, resulta sumamente conveniente subrayar que los seguros de responsabilidad civil, también en todo lo relacionado con el ámbito de la vivienda, no dan cobertura a los daños ocasionados a terceros cuando estos han sido provocados de manera intencionada (de manera consciente) o como consecuencia de una imprudencia.

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento