Hero banner

Ayuda

¿Qué es la revalorización automática de capitales?

¿Los capitales asegurados en tu póliza de hogar se han modificado sin que tú lo solicites? Esto se debe a la revalorización automática de capitales. Te lo contamos.

¿De qué se trata la revalorización automática de capitales?

Cuando hablamos de revalorización automática de capitales nos referimos a la modificación al alza que sufren los límites que aseguran tu vivienda y lo que ella contiene. Esta revalorización se realiza conforme a la subida del IPC, el índice de precios al consumidor, que mide lo que evoluciona el coste promedio de una variedad de bienes y/o servicios respecto al periodo anterior. Se suele definir coloquialmente como “la subida del coste de la vida”.

Lo más frecuente es que dicha subida se establezca para el capital de continente y para el capital de contenido, si bien es cierto que también podemos encontrar aseguradoras que aplican la revalorización a otros aspectos de la póliza de hogar multirriesgo tales como la Responsabilidad Civil. 

Las modificaciones realizadas por la revalorización automática se aplicarán siempre a las sumas aseguradas, pero no afectan a otros aspectos del contrato de seguro tales como posibles franquicias establecidas o los límites a la cobertura o exclusiones.

¿Es algo positivo que se realice la revalorización automática de capitales?

Sin ninguna duda la respuesta es “sí”, puesto que es lo más interesante para el asegurado. En el caso de no contar con una actualización de capitales automática, el asegurado debería realizar dicha revalorización cada año él mismo con el fin de no tener una cantidad inferior a la real en las sumas aseguradas.

No obstante, contar con una revalorización automática no garantiza que el seguro no deba ser actualizado en ciertos momentos por el propio asegurado. En el caso de tener un aumento o disminución de mobiliario, haber hecho alguna reforma o similar, será el propio asegurado el encargado de comunicarlo a la parte aseguradora con el fin de revalorizar sus coberturas.

Las revalorizaciones que aumentan las sumas aseguradas tienen un impacto en el coste del seguro, haciendo que cada anualidad se pague un poco más, pero es cierto que son imprescindibles para mantener actualizado el seguro y así poder evitar un posible desfase de las coberturas frente a los valores reales que deberían ser asegurados. Es decir, estas revalorizaciones o incrementos en la cobertura y el coste del seguro se hacen con el fin de no estar infraasegurados.

Si un seguro de hogar que se contrató hace años nunca se hubiera revalorizado, lo más probable es que hoy por hoy no contase con las cantidades necesarias para hacer frente a la reposición o indemnización reales de cara a tener que declarar un posible siniestro.

En el caso de que no se revaloricen las cantidades aseguradas en la póliza es muy probable que la compañía no indemnice a la parte asegurada con la cantidad necesaria e incluso es posible que no se cubra nada en caso de que haya un desfase más importante respecto a lo que se tiene frente a lo que se necesita para estar cubiertos.

También es importante recalcar que, en el momento de la contratación del seguro, es imprescindible contar con el mejor asesoramiento con el fin de no contratar un seguro que no cumpla con las cantidades necesarias. En el caso de que en la primera anualidad se incurra en un infraseguro, las revalorizaciones posteriores se harán sobre esas cantidades y siempre se tendrá menos cantidad de la que realmente es necesaria. Para evitar que esto suceda, se debe de contar con un asesoramiento veraz y profesional a la hora de elegir las cantidades a asegurar.

Cuándo y cómo se realiza la revalorización automática de los capitales

La revalorización automática de los capitales asegurados se realiza a la fecha de renovación del contrato de seguro. Es decir, si se contrató un seguro con una duración anual prorrogable automáticamente el día 1 de enero, será el día 1 de enero del año siguiente cuando dé comienzo la cobertura actualizada con el correspondiente aumento de la prima y de las sumas aseguradas siguiendo el porcentaje que se establece en las condiciones particulares del contrato de seguro.

El porcentaje de revalorización puede ser de dos tipos diferentes, variable o fijo. 

Dentro del sistema de índice variable encontramos un porcentaje de revalorización calculado en función de las variaciones que sufra el IPC publicado por el Instituto Nacional de Estadística, aunque también puede modificarse en función de otro índice de variabilidad si así se determina en el contrato. 

Por otra parte, encontramos el sistema de índice fijo. Como su propio nombre nos indica se trata del porcentaje de revalorización que se fija por el acuerdo previo entre la parte asegurada y la parte aseguradora y que figura contemplado en el contrato de seguro. En este caso, ese porcentaje será el que se aplique para el aumento de los capitales establecidos del año anterior.

Sea cual sea el tipo de porcentaje que se utilice, se debe tener en cuenta que, al existir un aumento de las cantidades aseguradas, también se incrementará la prima anual del seguro. Esto hace que la compañía aseguradora esté obligada a avisar al asegurado con un plazo de antelación de las nuevas sumas aseguradas que tendrá a partir de la fecha de renovación automática de su póliza, así como del precio que deberá pagar por el seguro y el fraccionamiento del pago en caso de que exista.

¿Puede la revalorización automática disminuir los capitales asegurados?

Lo más frecuente, en lo relacionado con las revalorizaciones automáticas, es que la respuesta a esta pregunta sea no, que por lo general siempre se aumenten las sumas aseguradas. Sin embargo, sí es posible que también pueda suceder lo contrario, que las cantidades aseguradas disminuyan.

Para comprender por qué puede ocurrir esto hay que tener en cuenta que en la revalorización automática entran en juego diversos factores como el estado de conservación en el que se encuentre el inmueble asegurado, la antigüedad de los bienes que alberga, las variaciones que sufre el mercado e incluso el propio coste de la vida.

Por todo ello, nunca se modificarán de la misma forma dos seguros diferentes, dado que ello depende de múltiples factores.

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.