Hero banner

Ayuda

¿Qué es un seguro de riesgos extraordinarios?

Antes de profundizar en esta cuestión, es aconsejable tener claro qué se entiende por riesgos extraordinarios. Así, extraordinarios son todos aquellos acontecimientos que estadísticamente ocurren en contadas ocasiones y cuya magnitud y/o naturaleza y efectos exceden de los de un riesgo normal, como por ejemplo sucede en el caso de las inundaciones, los terremotos o como consecuencia de hechos de carácter político o social. También, en ese sentido, la Real Academia Española (RAE) contempla la expresión “riesgo catastrófico”, que detalla como el “riesgo cuyo origen son acontecimientos de carácter extraordinario, por cuya propia naturaleza inusual y de desorbitada intensidad quedan fuera de las coberturas de las pólizas extraordinarias de seguro”. Por lo que, según se extrae de esta definición, este tipo de riesgos no están cubiertos por las entidades aseguradoras, por ejemplo, en un seguro multirriesgo de hogar. Ahora bien, ¿existe algún mecanismo para dar cobertura a los riesgos de estas características?

¿Quién cubre los riesgos extraordinarios?

En España, el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) -entidad adscrita al Ministerio de Economía, a través de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP)- es el organismo oficial que se encarga de compensar los daños ocasionados por este tipo de acontecimientos (riesgos extraordinarios) a toda aquella persona que tenga suscrita una póliza de bienes (entre las que se encuentran los seguros de hogar), vida y/o accidentes con cualquier entidad aseguradora autorizada por la DGSFP; de hecho, en este tipo de seguros, una parte de la prima se destina al CCS. En definitiva, este es el objetivo principal del seguro de riesgos extraordinarios que gestiona el CCS, acontecimientos inusuales que, por lo general, las entidades aseguradoras excluyen en sus pólizas estándar.

Asimismo, en España, las personas que están en posesión de una póliza de seguro de bienes (hogar, automóviles, etc.), vida y/o accidentes también deben tener en cuenta que el seguro de riesgos extraordinarios del CCS no cubre absolutamente todo; no en vano, son numerosos los matices que condicionan cada una de las situaciones que este organismo oficial contempla, ya que son diferentes las circunstancias que quedan fuera de la cobertura.

¿Qué riesgos extraordinarios cubre el Consorcio?

Pues bien, tal y como se ha dejado patente anteriormente, el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) es el organismo que ofrece a los asegurados cobertura, siempre con matices, para gran parte de los daños causados por fenómenos naturales, actos de terrorismo e intervenciones de las Fuerzas Armadas y Cuerpos de Seguridad.

Así, en el apartado referente a fenómenos naturales, el Consorcio (CCS) cubre los daños causados por: inundaciones extraordinarias, terremotos, maremotos, erupciones volcánicas, tempestades ciclónicas atípicas, así como la caída de cuerpos siderales y aerolitos (situaciones a las que puede verse expuesta una vivienda, en relación con los seguros de hogar). De este modo, con relación a los daños causados como consecuencia de inundaciones extraordinarias, el CCS da cobertura al anegamiento del terreno asegurado producido por lluvias o deshielo y por aguas procedentes de lagos con salida natural, de rías o ríos, o de cursos naturales de agua en superficie cuando se desborden de sus cauces normales. Al respecto, la cobertura del CCS también incluye el embate de mar en la costa, aunque no haya anegamiento. Aunque, sobre este punto en particular, resulta conveniente tener presente que el CCS no considera daños por inundación, los provocados por la lluvia caída directamente sobre el riesgo asegurado o por la recogida en su cubierta o azotea, su red de desagüe o sus patios, así como los registrados por la rotura de presas, canales, alcantarillas, colectores u otro tipo de cauces subterráneos artificiales; excepto cuando la rotura se haya producido como consecuencia directa de un evento extraordinario contemplado por el CCS. Además, este organismo oficial cubre, sea cual sea su intensidad, los daños ocasionados por terremotos, maremotos, erupciones volcánicas, así como por la caída de cuerpos siderales y aerolitos; en lo referente a las tempestades ciclónicas atípicas, el CCS también incluye los daños provocados por tornados y vientos con rachas superiores a los 120 kilómetros por hora.

De igual forma, el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) también da cobertura a los daños ocasionados de manera violenta como consecuencia de atentados terroristas, de rebeliones, actos de sedición, motines o tumultos populares, así como los provocados a raíz de las actuaciones de las Fuerzas Armadas o de los Cuerpos de Seguridad en tiempo de paz.

¿Cuáles son los riesgos que no contempla el Consorcio?

Tal y como se ha señalado líneas atrás, se debe tener muy claro que el seguro de riesgos extraordinarios del Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) no cubre absolutamente todo. Por lo que, a continuación, se detallan cuales son los supuestos que el CCS no cubre en este sentido: los daños provocados por la lluvia caída directamente sobre el riesgo asegurado o por la recogida en su cubierta o azotea, su red de desagüe o sus patios; los ocasionados por vientos con rachas no superiores a los 120 kilómetros por hora; los generados a causa del granizo o la nieve; así como los originados por goteras, filtraciones o humedades.

Asimismo, el CCS también excluye los daños provocados como consecuencia de la rotura de presas, canales, alcantarillas, colectores u otro tipo de cauces subterráneos artificiales (excepto cuando la rotura se haya desencadenado como resultado directo de un acontecimiento extraordinario contemplado por el CCS. Tampoco, los daños ocasionados a causa de la elevación del nivel freático del agua, el movimiento de laderas, el deslizamiento o asentamiento de terrenos, el desprendimiento de rocas u otros fenómenos similares (salvo que éstos fueran generados por la acción del agua de lluvia que, a su vez, hubiera provocado en la zona una situación de inundación extraordinaria y se produjeran con carácter simultáneo a dicho fenómeno.

Del mismo modo, el CCS no cubre los daños derivados de conflictos armados, aunque no haya precedido declaración de guerra; los generados a causa de actuaciones tumultuarias en el curso de manifestaciones autorizadas o huelgas legales; los ocasionados por la energía nuclear (sí estarían cubiertos, los sufridos por las instalaciones nucleares como consecuencia de un evento extraordinario); los causados por el oleaje o corrientes ordinarias cuando afecten a bienes total o parcialmente sumergidos de forma permanente; los originados por el mero transcurso del tiempo o la falta de mantenimiento del bien asegurado; así como los provocados por eventos que, por su magnitud y gravedad, sean calificados por el Gobierno español como “catástrofe o calamidad nacional”.

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.