Hero banner

Ayuda

¿Qué es un siniestro en el seguro de hogar?

Te informamos sobre los siniestros

En este artículo podrás informarte acerca de

¿Qué es un siniestro?

Podemos definir un siniestro como un suceso aislado y que no se puede predecir; debe además suponer un daño o perjuicio para la persona que lo sufre. Generalmente hablamos de roturas, averías y hechos de este tipo que simplemente pasan, sin que voluntariamente lo deseemos. Estos hechos entran dentro de las probabilidades, pero no nos es posible en modo alguno anticiparnos a ellos.

Precisamente porque existen los siniestros, existen los seguros. Nacieron con la idea de que personas físicas, empresas u organizaciones en general pudieran protegerse de estos siniestros y ser compensados de alguna forma cuando tuvieran lugar.

¿Qué siniestros podemos encontrar?

Una clasificación posible sería la que los divide en:

  • Material: se refiere a daños que se pueden o no reparar en bienes materiales o físicos. Ejemplo claro son los accidentes de tráfico, contingencias con mercancía, un incendio, una explosión…
  • Financiero: en el mundo de las finanzas hay causas muy específicas que cuentan con seguros especializados para compensar pérdidas que no se han podido prever.
  • Personal: estos se relacionan con la salud, los fallecimientos, las bajas laborales o la empleabilidad (situaciones de desempleo).

Siniestros en el hogar

Los que nos ocupan aquí son los hechos sucedidos entre las paredes de nuestra casa (o también bajo los suelos y/o sobre los techos, para ser más exactos. En pocas palabras, todo lo que pasa en nuestro hogar). 

Esa placa vitrocerámica que se rompe en el peor momento, el sótano que se inunda cuando menos te lo esperas, tu perro se come las plantas de tu vecina, llegas a casa después de una escapada y un fallo eléctrico ha arruinado todo lo que tenías en la nevera…

Según indica UNESPA, el 25 por ciento de las viviendas que cuentan con un seguro de hogar sufren algún siniestro en el transcurso de cada año. Hay que tener en cuenta que en España son el 75% de los hogares los que están asegurados, así que podemos hacernos una idea de la cantidad de siniestros que se dan anualmente. 

Y si siguiéramos el registro de los partes que llegan diariamente a las aseguradoras, tendríamos más que claro que un siniestro en el hogar es algo que con mucha probabilidad sufriremos en algún momento: cada pocos segundos se dan daños por agua en una vivienda, cada 30 se rompe algún cristal y hay más de un daño eléctrico cada minuto. ¿Qué hacemos si nos vemos en esta situación? Llamar al seguro, claramente.

Vamos a enumerar, de menos a más, cuáles son los cinco siniestros que con más frecuencia se dan en los hogares y, muy interesante de saber para nuestra economía, cuáles son los que más dinero nos costaría reparar. 

  • Inclemencias atmosféricas: son más de 500.000 siniestros anuales los que se registran a causa del viento, el granizo o la nieve y acarrean un coste elevado, ya que se estima en más de 500.000 euros por día los daños que hay que sufragar. Protegerse ante estos hechos es importante, porque, aunque a cada persona le pasase pocas veces en su vida, los costes a los que tendría que hacer frente serían importantes. 
  • Electricidad: hay casi 800.000 casos relacionados con la electricidad a lo largo de un año y las compañías de seguros estiman en casi 500.000 euros al día los gastos ligados a estos daños. Cada vez se dan más siniestros que tienen que ver con la electricidad en los hogares.
  • Asistenciales: este abanico es amplio, y se refiere al servicio que ya prestan muchas aseguradoras y que se conoce también como “servicio de manitas” para subsanar alguna necesidad relacionada con el bricolaje, reparación de electrodomésticos, pequeñas reformas tras reparar el siniestro… aún así, no alcanzan los 200.000 euros diarios los costes que las compañías calculan respecto a este tipo de siniestros.
  • Rotura de cristales: más de un millón de cristales se rompen cada año en casa de los españoles (dos cada minuto, más o menos). Se estima una media de casi 700.000 euros en concepto de reparación de cristales rotos cada día, según datos de las aseguradoras.
  • Daños relacionados con el agua: sí, los famosos “daños por agua” se llevan la palma de nuestro ranking. Tuberías que revientan, grifos que se rompen, llaves de paso imposibles de cerrar… este es el número uno de los partes que se tramitan cada día en las compañías de seguros en nuestro país. Y es que las goteras causan dos millones y medio de partes anualmente y el coste de su reparación asciende a casi dos millones y medio de euros cada día. Realmente, el agua es un elemento muy perturbador para los habitantes de cada casa… y de las compañías de seguros. Si, además, tu vecino ha sufrido daños por culpa de tu siniestro, entra en juego la cobertura de Responsabilidad Civil, que nos protege de los daños que causamos a terceras personas.

Fuera de nuestra lista, cabe mencionar lo que podría suponer para nosotros no tener un seguro de hogar ante un incendio o un robo. Y es que, aunque no tienen -por suerte- un lugar destacado dentro de los siniestros más comunes, sí que los daños ocasionados harían daño al bolsillo de cualquiera: se calcula que los ladrones se llevan una media de 750.000 euros diarios de los hogares españoles. Y pasto de las llamas se van casi 600.000 euros cada día, materializados en las pertenencias que guardamos en nuestras casas.

Como podemos ver, contratar un buen seguro de hogar, con coberturas amplias que nos ofrezcan protección ante la diversidad de siniestros que podríamos sufrir en nuestras casas, es muy recomendable. ¿Quién sabe si podremos sufrir un único siniestro a lo largo de nuestra vida, pero es de esos que terminan por llevar a la ruina al propietario de la vivienda al verse incapaz de afrontar las reparaciones necesarias por causa de este hecho?

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento