Hero banner

Ayuda

¿Qué es el sobreseguro, infraseguro y regla de equidad?

Diferencias entre sobreseguro e infraseguro

Aprende cómo saber cuál es cuál

¿Qué es el sobreseguro?

En los seguros de hogar el sobreseguro se da cuando la cuantía máxima de la indemnización supera a la cuantía del interés asegurado; los bienes suscritos en la póliza de seguros valen menos que el importe declarado en la póliza. Cuando en tu póliza de seguro de hogar se dé esta condición, en caso de siniestro, solo percibirás lo que cueste la reparación o sustitución del bien que ha sufrido algún daño. 

El sobreseguro supone que estarás pagando una prima superior a la que en realidad tendrías que abonar; queda establecida de acuerdo con el valor que se estima que tiene el bien asegurado. 

Es muy común que se dé esta condición cuando se tienen contratadas dos o más pólizas de seguros para un mismo riesgo. En estos casos debes notificar a las entidades aseguradoras correspondientes la ocurrencia de un siniestro y estas deben hacerse cargo de forma proporcional a las primas de cada póliza.

¿Qué es el infraseguro?

Cuando formalizas un contrato de seguro la entidad aseguradora se compromete a asumir el riesgo, pero eres tú como tomador del seguro quien debe encargarse de declarar las características que conforman el bien asegurado. Cuando se produzca un siniestro será cuando la entidad aseguradora se encargue de verificar que lo que has declarado es correcto.

Cuando declaras que el valor del bien asegurado es inferior al valor real si se produjera un siniestro al realizar la peritación de los daños y calcular la indemnización es cuando puede aparecer la situación de infraseguro. 

En el seguro de hogar el infraseguro se puede producir sobre el continente pero en mayor medida se suele producir sobre el contenido de la vivienda, es decir a la hora de calcular el valor de los bienes que se encuentran en el interior del inmueble.

Tener en tu póliza de seguros una situación de infraseguro tiene como consecuencia que en caso de producirse un siniestro se aplique la regla de proporcionalidad para calcular la indemnización correspondiente, y se da al pagar una prima de seguros con un importe (inferior) que no se ajusta al valor real del bien asegurado.

¿Qué hacer para evitar el sobreseguro y el infraseguro en los seguros de hogar?

Las entidades aseguradoras suelen hacer especial hincapié sobre la necesidad de actualizar o ampliar el valor real de los bienes cada cierto tiempo para evitar que se produzca una situación de infraseguro o sobreseguro.

Cuando se produce una situación de infraseguro en tu póliza de seguros, en caso de siniestro, recibirás una cantidad inferior a la suma asegurada que se obtiene aplicando la regla proporcional. 

Por el contrario, cuando se produce una situación de sobreseguro en tu póliza de seguro, en caso de siniestro, recibirás a modo de indemnización una cantidad inferior a la suma asegurada por la que has estado pagando la prima del seguro. 

Cuando se da alguna de estas dos situaciones, en el peor de los casos el perito puede establecer que es un intento de fraude, en cuyo caso la entidad de seguros está autorizada a anular la póliza de seguros vigente y, en caso de producirse un siniestro, no estaría obligada a abonar la correspondiente indemnización.

Al respecto, UNESPA (Asociación Empresarial del Seguro) aconseja solicitar una revisión del IPC en tu contrato de seguro, de forma que tus bienes irán actualizando su valor en función de las estadísticas oficiales de consumo.

Lo mejor es que contrates un seguro a tu medida, acorde a tus necesidades y a las de tu familia y teniendo en cuenta los límites y exclusiones que imponen las entidades de seguros en sus pólizas. Además las entidades aseguradoras ofrecen muchas coberturas que pueden resultar muy prácticas en muchos accidentes aunque a priori puedas pensar que no tienen demasiada utilidad.

¿Qué es la regla de equidad?

Las entidades aseguradoras intentan aplicar la regla de equidad para ajustar la indemnización a la prima que se pagó por un riesgo que era mayor de lo que la aseguradora tenía constancia. En resumen, esta regla plantea una reducción proporcional de las indemnizaciones por siniestro para adecuarlas al precio que se ha pagado por la cobertura de la póliza de seguros.

Con esta rebaja en la indemnización lo que se pretende es compensar la diferencia que existe entre la prima que se ha pagado y la que se debió pagar por asegurar el bien. Lo más común es que esta regla se aplique en los siniestros en los que se descubre que ha habido una agravación del riesgo que se estimó inicialmente.

Lo más normal es que la regla de equidad se aplique porque aparezcan circunstancias que modifiquen el riesgo a juicio de la entidad aseguradora. Estas circunstancias tienen que aumentar de forma evidente la probabilidad de que se produzca un siniestro o de que ese siniestro sea más grave de lo que se previó inicialmente al hacer el cálculo del precio de la póliza de seguros.

Consejos para valorar tu infraseguro o sobreseguro

Prácticamente la mayoría de entidades aseguradoras son las que sugieren qué cantidad económica se debe asegurar basándose en la información que facilites sobre tus circunstancias y características. Este cálculo suele ser correcto siempre y cuando hayas sido totalmente honesto con la información suministrada. 

  • - El valor del continente lo calcula la entidad de seguros a través de un perito que realiza una tasación.
  • - Haz un inventario de las joyas que posees, detallándolo con fotos y descripciones. Si es necesario pide asesoramiento profesional.
  • - Elabora una lista por estancias del contenido de la casa para que quede todo bien reflejado en la póliza de seguro, por ejemplo en la cocina anotarás los electrodomésticos, el mobiliario, la vajilla...; en el dormitorio principal, los muebles, la ropa de cama, equipos electrónicos, etc.

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.