Hero banner

Ayuda

¿Cuál es el límite de edad para contratar un Seguro de Salud?

El límite de edad varía en función del seguro o de la compañía

Te damos las claves para saber los límites de edad que tienen los seguros de salud

La edad es un factor clave a la hora de contratar un seguro de Salud, ya que su precio (en forma de prima) pueden variar de manera significativa dependiendo del momento en el que se contrate. Para aprovechar al máximo todas sus ventajas, es mejor hacerlo cuando el asegurado es joven.

Por supuesto, proteger la salud personal y la de la familia es importante a cualquier edad. Evitar largas listas de espera o pedir cita directamente con un especialista son algunas de las ventajas que ofrece la sanidad privada. Y es el motivo por el que muchas personas optan por contratar un seguro de Salud como complemento a la sanidad pública.

Sin duda, la mejor edad para contratar un seguro de Salud es siendo joven, porque así el asegurado puede evitar la preexistencia de condiciones médicas que suelen conllevar exclusiones en las pólizas. A partir del momento en que tenga algún accidente o enfermedad, los daños y posibles secuelas quedan automáticamente excluidos de las coberturas del seguro de Salud cuando se vaya a contratarlo.

Cuando se es joven, generalmente se goza de buena salud. Y se puede pensar que no compensa pagar un seguro de Salud, porque no se va a utilizar mucho y las prestaciones de la sanidad pública ya son suficientes.

Pero contratar un seguro de Salud cuando se es joven puede ser un gran motivo de ahorro a corto, pero sobre todo a largo plazo.

 

El estado de salud, factor clave en el precio

El estado de salud es uno de los factores principales a la hora de establecer el precio del seguro. La evaluación médica del candidato a tomador del seguro a través de un cuestionario o de un examen médico es uno de los primeros pasos que realiza la compañía aseguradora para establecer un precio de la póliza.

Aunque, evidentemente, el estado de salud depende de cada persona, lo normal es que, a mayor edad, se tengan más problemas o achaques, por lo que los gastos médicos se suponen superiores a los de una persona joven. Es lo que en el seguro de Salud se denomina preexistencia de condiciones médicas: determinadas enfermedades crónicas, patologías o lesiones previas que el tomador del seguro presenta con anterioridad a la contratación del seguro puede que no se incluyan en la póliza o que hacerlo suponga a sumir un coste adicional por su cobertura.

Por tanto, contratar un seguro de Salud es más económico para una persona joven que para una otra de edad más avanzada. Además, muchas aseguradoras de Salud no aceptan clientes a partir de una determinada edad: unas a los 60 años, y otras a los 65 años, y las menos, hasta los 70 años.

No obstante, hay compañías de seguros, entre las que comercializan sus pólizas de Salud en El Corte Inglés Seguros,  como Sanitas y Adeslas,  que ofrecen seguros de para mayores de 70 años debido a que fijan la edad máxima de contratación en los 75 años en la mayoría de sus pólizas.  Adeslas cuenta con un seguro de Salud que es contratable hasta los 84 años. En España se comercializan pólizas de Salud que no tiene límite de edad de contratación, pero no es desde luego la norma general. Y el precio, obviamente, no es el del seguro de Salud contratado por una persona de 20 años.

 

Los periodos de carencia

Con el fin de evitar el fraude y que una persona contrate un seguro de Salud solamente para hacerse alguna prueba médica, tratamiento o intervención quirúrgica, y luego se dé de baja, las aseguradoras de Salud establecen periodos de carencia para determinados servicios.

Se trata de un tiempo de espera para poder acceder a ellos una vez entra en vigor la póliza. Por tanto, si se contrata el seguro de Salud a una edad temprana, cuando se necesite acceder a este tipo de pruebas el  período de carencia ya está agotado. Será mejor, y más barato, contratar el seguro de Salud cuando todavía la persona no cuenta con antecedentes médicos que puedan limitar tus coberturas médicas, quirúrgicas u hospitalarias.

 

Los problemas de salud surgen a cualquier edad

Por otra parte,  la juventud no garantiza una buena salud. Los problemas de salud pueden surgir realmente a cualquier edad y, cuando se es joven, una enfermedad, un accidente o cualquier imprevisto de salud, puede requerir algún tratamiento o intervención, hospitalización, o rehabilitación. Para 'curarse en salud' ante este tipo de situaciones, es conveniente contratar un seguro de asistencia sanitaria.

La persona tomadora del seguro de Salud debe ser mayor de edad, pero no es necesario que los beneficiarios (los que disfrutan de sus prestaciones) lo sean. Al incluir a los hijos, el asegurado accede a los descuentos que suelen aplicarse en los seguros de Salud familiares.

Por tanto, contratar un seguro de Salud cuando se es joven es una inversión a largo plazo, que no obstante permite acceder a mejores precios y condiciones en la póliza que si se hace muchos años después.

Dependiendo de las cláusulas y condiciones del seguro de Salud que se contrate, lo habitual es que exista una limitación máxima de edad, que suele estar entre los 64 y 69 años.

 

La limitación de edad no afecta a la renovación del seguro

Es preciso aclarar que esa limitación de edad no afectará a la renovación anual del seguro de Salud ya contratado, aunque sí al alcance de alguna de las coberturas de tu póliza y al precio de la póliza.

Las compañías de seguros no suelen asegurar a personas a partir de una determinada edad. Pero ¿qué ocurre cuando los asegurados alcanzan esa edad? Pues depende de la estrategia comercial de cada compañía. Algunas optan por no renovar la póliza el año en el que el asegurado cumple esa limitación de edad, pero ese extremo debe quedar meridianamente claro cuando se contrata el seguro de Salud. Y si la persona está siendo tratada por una determinada patología o enfermedad la compañía debe seguir asumiendo ese coste pese a haber cumplido la edad máxima estipulada en el condicionado.

Otras alternativas que aplica algunas aseguradora son renovar el seguro de Salud pero incrementado considerablemente el importe de la prima, o suprimiendo del contrato algunas coberturas.

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento