Hero banner

Ayuda

¿Cuál es la edad mínima y máxima para contratar un seguro de vida?

Un seguro de vida es un tipo de seguro que puede contratar cualquier persona mayor de 14 años. Esta es la principal condición a la hora de tenerlo. En cuanto a la edad máxima para contratarlo, como norma general, suelen ser los 65 años, aunque hay compañías que permiten hacerlo con más años. Vamos a contártelo.

¿Puede cualquier persona contratar un seguro de vida? La respuesta es que sí. La legislación es clara en este sentido. Si el tomador no coincide con la persona asegurada, hace falta el consentimiento expreso del asegurado por escrito para que esa póliza sea válida. De la misma manera, las aseguradoras tampoco tienen la obligación de admitir a cualquier persona y pueden rechazar la contratación de un cliente.

¿En qué casos? Cuando las compañías, tras un cuestionario de salud, e incluso un reconocimiento médico, consideran que no se dawn las condiciones para admitir a esa persona en un seguro de vida.

Además, la ley excluye a dos grupos para la contratación: menores de 14 años e incapacitados. Respecto a los primeros, no pueden contratar una póliza excepto cuando la cobertura resulte inferior o igual a la prima pagada por la póliza o al valor de rescate. En cuanto a los incapacitados, la ley da el mismo trato que a los menores de 14 años.

No son sólo estas condiciones las necesarias para contratar un seguro. También debes tributar en España. No basta sólo con tener la nacionalidad española. También debes residir al menos durante 6 meses y tener su domicilio fiscal en España. Algunas compañías permiten contratar un seguro de vida en España si el tomador reside en otro país de la Unión Europea. Consulta esta opción con la aseguradora si este es tu caso.

Al margen de estas condiciones previas que hay que cumplir, es importante saber qué es un seguro de vida y en qué casos está recomendado. 

En este sentido se puede decir que los seguros de vida se pueden contratar de manera voluntaria como pasa con los seguros de salud o de hogar entre otros. No ocurre lo mismo con los de coche o moto por ejemplo, que son obligatorios. El principal objetivo de los seguros de vida es proteger económicamente a los beneficiarios en caso de fallecimiento del asegurado, e incluso protegerse él mismo en caso de accidente grave que provoque una invalidez que le imposibilite volver a trabajar.

Casos en que la aseguradora puede decidir no asegurarte

Puede pasar que tengas la edad que marca la ley para tener un seguro de vida y que sea posible tenerlo. ¿Por qué? Porque cuanto mayor seas más exhaustiva será la evaluación del riesgo por parte de la compañía aseguradora. Esto quiere decir que puede darse el caso de que a una determinada edad, la aseguradora puede no asegurarte tras evaluar los riesgos. Está recogido en la ley y puede hacerlo. Se fundamenta sobre todo en el caso de que no sea rentable para la compañía por tener una salud delicada. Por el contrario, si la póliza está aceptada a la edad que sea, la compañía tiene que aceptarte por lo general hasta los 65 años de edad, y en algunos casos hasta más edad dependiendo de las condiciones de los productos.

La segunda duda tiene que ver con las profesiones de riesgo y las enfermedades graves. ¿Qué pasa en estos casos? Ejercer una actividad profesional de riesgo o padecer una enfermedad grave pueden ser dos motivos para no formar parte de la compañía aseguradora. En caso de enfermos graves, los posibles clientes tienen la obligación de informar a la aseguradora de las circunstancias que puedan influir en la valoración del riesgo. Por eso en el momento de la contratación se suele pedir un cuestionario médico. Es muy importante no mentir, porque en caso de hacerlo, puede ser motivo de expulsión de la póliza.

Un ejemplo muy claro de este segundo caso puede ser por ejemplo el de una persona que padece cáncer en fase terminal. Si no se ha comunicado a la aseguradora y el aseguro fallece a los pocos meses de contratar la póliza, lo más normal es que no se cobre la indemnización.

¿Quiénes deberían contratar un seguro de vida?

¿En qué casos es recomendable contratar un seguro de vida? No hay un respuesta válida al cien por cien a esta pregunta. Al margen de las condiciones que se deben cumplir, generalmente es aconsejable un seguro de vida para cualquier persona que tenga cargas familiares y personales, y que constituya la principal fuente de ingresos del núcleo familiar. Por ello, los seguros de vida están indicados para aquellas personas que, en caso de sufrir una invalidez que les impida trabajar, tengan un ingreso extra que les permita continuar con su vida de una manera normal dentro de lo que se pueda;  o que en el caso de fallecer, su cónyuge o descendientes tengan una ingreso extra que les ayude desde el punto de vista económico.

Factores a tener en cuenta para contratar un seguro de vida

Antes de decidirse por un seguro de vida hay que analizar diferentes factores:

Tiempo

Existen seguros temporales para un periodo concreto o vitalicios para toda la vida. Es una de las decisiones más importantes que se tienen que tomar.

Capital asegurado

Otro factor es el capital con el que se puede indemnizar a los beneficiarios. Se recomienda asegurar aproximadamente 4 veces los ingresos anuales del asegurado. 

Pago restante de la hipoteca

Tampoco se puede perder de vista el tema hipotecas. Los seguros de vida también contemplan la posibilidad de pagar la hipoteca en caso de que fallezca el asegurado. Esto puede ser un gran desahogo para los beneficiarios.

En cualquier caso, además de valorar todos estos aspectos, conviene saber que en el supuesto de que las necesidades y circunstancias familiares cambien, el seguro de vida es modulable en cuanto a coberturas. Esto quiere decir que no es inamovible según lo suscrito al principio de la contratación. Se pueden modificar algunas condiciones y también cambiar los beneficiarios.

Un seguro de vida es una gran ayuda para los tuyos en caso de fallecimiento principalmente, aunque también en otras circunstancias como acabamos de explicar. Si tienes dudas consulta los precios en nuestro comparador.