Seguros para furgonetas

Dentro de la modalidad de seguros de automóvil, se engloban también otras categorías de vehículos, como las furgonetas. ¿Son iguales sus seguros? Automóvil

Las vemos a diario circulando por nuestras ciudades, en trayectos en carretera… en cualquier parte. Algunas forman parte de una flota por pertenecer a empresas de reparto, ya sean pymes o empresas de mayor tamaño, otras son propiedad de su conductor, que las destinan a esa misma tarea, el reparto, o a su uso particular. En cualquier caso, todas han de contar, como cualquier vehículo a motor que circule por carretera, con un seguro, y debido a su uso principal y a las características del mismo, su seguro no será igual al de un seguro de coche tradicional.

Las furgonetas deben contar por ley con un seguro de Responsabilidad Civil

Por supuesto, comparten la obligatoriedad de contar, al menos, con un seguro a terceros, un seguro que luego se puede ir ampliando con diferentes coberturas, o incluso con seguros a todo riesgo, similares al seguro de coches, pero el seguro de furgonetas debe tener incluidas otras coberturas adicionales.

Así es un seguro para furgonetas particulares

El uso que le damos a nuestra furgoneta particular provoca en ocasiones que la misma se esté moviendo durante todo el día. Puede que la utilicemos para poder llevar una carga de grandes dimensiones, o simplemente nos guste más circular con este tipo de vehículo, pero como en los seguros de coche, debemos contar con ciertas coberturas que nos den la tranquilidad suficiente al circular con nuestra furgoneta.

Por este motivo, cuando contratemos nuestro seguro de furgoneta debemos asegurarnos de incluir determinadas coberturas que son imprescindibles, como la asistencia en viaje desde el kilómetro cero (que nos permita estar parados en la carretera el menor tiempo posible), o contar con una red de talleres asociados a la compañía aseguradora (de manera que podamos reparar nuestra furgoneta con rapidez), coberturas fundamentales para un seguro de furgonetas.

Si la furgoneta es nuestro medio de transporte habitual, no podemos permitirnos quedarnos sin ella. Por lo tanto, es muy interesante confirmar que dentro de nuestras coberturas se encuentra la de contar con un vehículo de sustitución que nos permitirá seguir adelante con nuestro día a día. Y para que el arreglo no nos suponga un desembolso importante, algunas compañías proporcionan incluso un préstamo sin intereses para poder hacer frente a los gastos imprevistos de reparación.

Además deberemos contar con una cobertura por responsabilidad civil, por supuesto, pero debemos incluir la responsabilidad sobre la carga, de manera que estemos protegidos ante los desperfectos que pueda sufrir la carga que transportamos en un accidente. Y dicha carga debe estar asegurada también frente a robo o frente a incendio, de manera que no tengamos que responder de la misma en el caso de sufrir uno de estos percances.  

Respecto al conductor, será también imprescindible contar con una cobertura que responda ante los daños que pueda sufrir en un accidente, incluso en sus consecuencias más graves, como puede ser la invalidez permanente o la muerte. Asimismo, debemos estar protegidos también respecto a la pérdida de puntos o la retirada del carnet. Es habitual que un seguro de calidad para furgonetas prevea una prestación diaria que sufrague estos gastos o estas pérdidas que provienen de una retirada del carnet. 

Seguro para Furgoneta Camper

En el caso de tener una Furgoneta Camper para poder viajar con ella, debemos tener en cuenta ciertas coberturas específicas, como por ejemplo los daños meteorológicos o atmosféricos, la asistencia en viaje también fuera de nuestras fronteras, la rotura de ventanas, claraboyas, o metacrilatos y, por supuesto, la opción de asegurar todos y cada uno de tus efectos personales dentro de la furgoneta ante posibles robos, para tener cubiertas nuestras pertenencias durante las vacaciones o salidas que hagamos con la Camper.

¿Es caro el seguro de una furgoneta?

Hay un mercado asegurador que puede responder a la necesidad de contratar un seguro de furgoneta, pero es cierto que no todas las compañías aseguradoras ofrecen seguros para furgonetas, ya que entienden que este tipo de vehículos y el uso que se les da forman un combinado de alto riesgo. Entre aquellas que ofrecen el seguro de furgoneta tenemos muy diferentes precios, y en ocasiones son precios que superan lo que esperábamos pagar.  

Es importante, por tanto, poder elegir las coberturas que más se adapten a nuestra furgoneta en particular, y dejemos fuera aquellas que son prescindibles. Eliminar alguna cobertura extra que no necesitemos podrá abaratar nuestro seguro.

Debemos cuidar nuestro historial como conductor y procurar presentar una siniestralidad lo más baja posible. Es un factor que tienen en cuenta las compañías aseguradoras, por lo que es importante que podamos mantenerla lo más cercana a cero que podamos.  

Se pueden suprimir ciertas garantías para ajustar el precio del seguro

Otro aspecto importante es la inclusión de segundos conductores en el seguro de furgoneta. Debemos pensar que si va a haber más conductores frecuentes debemos notificarlo para no faltar a las condiciones del seguro, pero si se trata de conductores menores de 25 años, o con una experiencia en su carnet inferior a los dos años, la prima del seguro será más alta, considerando que son conductores con una posibilidad mayor de sufrir un accidente.  

¿No sabes qué seguro elegir? Coberturas que no debes perder de vista

Es posible eliminar alguna cobertura extra para tratar de reducir un poco el precio de la póliza, pero siempre debes tener en cuenta las siguientes coberturas que consideramos imprescindibles en una furgoneta:

  • Asistencia en carretera: uno de los peores errores que comete la gente es prescindir de la asistencia en carretera en sus seguros, ya que piensan que no la van a necesitar. Pero nada más lejos de la realidad: si sufres un accidente en carretera, desearás poder llamar a la grúa del seguro y que te acerque a tu taller de confianza para poder repararla. Lo ideal es contar con asistencia en carretera desde el kilómetro 0 y también con un vehículo de sustitución.
  • Robo: es una realidad que las furgonetas, por desgracia, sufren bastantes robos. Lo más frecuente es que fuercen el portón trasero o lateral para comprobar si tienes herramientas, maquinaria, o alguna carga de valor en el interior. En casos menos frecuentes, los ladrones roban la furgoneta para vender o reutilizar las piezas que les sirvan, por lo que deberíamos contar con una buena cobertura por robo que nos garantice la devolución o sustitución de la carga y del vehículo.
  • Rotura de lunas: ya sea circulando con normalidad, porque salte una piedra en la carretera, o teniendo la furgoneta aparcada, podemos sufrir una rotura en la luna. Tener esta cobertura nos dará la tranquilidad de que podremos acercarnos a un taller de reparación de lunas y solventar el problema en un momento sin mayor preocupación.
  • Incendio: puede darse el caso en el que nuestra furgoneta, o parte de ella, se queme. Si no contamos con esta cobertura, las aseguradoras no se harán cargo de su reparación o sustitución, por lo que es siempre interesante contratar esta cobertura y tomarla como una de las principales.

Si continúas sin tener muy claro qué seguro elegir, puedes usar algún comparador de seguros para furgonetas, donde podrás escoger un seguro que se adapte a ti y a tu furgoneta en particular. 

Pero si tienes en mente cambiar el seguro de tu coche, ponemos a tu disposición nuestro comparador de seguros de coche para que puedas estudiar las diferentes alternativas que ofrecemos. Además, contarás con el asesoramiento gratuito por parte de nuestros especialistas en seguros, que te ayudarán en la elección de coberturas y en la gestión de tu seguro.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS