¿Cómo cubre el seguro el robo de mi moto?

Las motos son un bien muy goloso para los amigos de lo ajeno, así que es importante vigilarlas y poner cuantos más medios, mejor, para evitar su robo. Pero si no has podido impedirlo, ¿quieres saber cómo actúa tu seguro ante el robo de una moto? Motocicleta

Si no eres una persona demasiado familiarizada con el mundillo de las aseguradoras o es la primera vez que tienes una moto y estás informándote sobre todas las posibilidades que hay en el mercado en relación con los seguros, seguramente pensarás que cualquier seguro de moto cubre sucesos como el robo o destrucción de esta. Nada más lejos de la realidad, como correduría de seguros, es importante señalar que no todos los seguros de moto cubren situaciones como un robo, sobre todo los seguros más básicos. 

Pero todo tiene una explicación; por esto es conveniente que continúes leyendo este artículo para ver qué tipos de seguros cubren el robo de una moto así como qué trámites hay que seguir si alguna vez nos sucede esto. 

En primer lugar, es conveniente apuntar que el tipo de seguro escogido así como sus coberturas siempre podrá variar entre una compañía aseguradora y otra, de entre toda la oferta que existe en el mercado. Partiendo de esa base, la persona interesada en contratar un seguro de moto deberá comparar entre toda la oferta del mercado para que, atendiendo a sus necesidades, tipo de moto y estilo de vida, pueda dar con la póliza perfecta para él.

¿Cuáles son las coberturas básicas que debe cubrir un seguro de moto?

En España, no se puede circular en moto por ningún tipo de vía si no se dispone de, como mínimo, un seguro de Responsabilidad Civil. Este tipo de póliza es la encargada de cubrir los daños causados tanto a terceras personas como a sus bienes si se ha producido un siniestro en el que el tomador del seguro (suele coincidir con el conductor) es responsable. El objetivo es proteger a los demás -y también la persona que acompañe al tomador del seguro estará cubierta- pero en ningún caso lo estará el tomador. (conductor).

Por ejemplo, dos personas circulan con la misma moto y la persona que conduce, tomador del seguro, tiene un despiste provocando un accidente. Nada grave pero todas las partes necesitan revisión médica. En este sentido, el seguro de Responsabilidad Civil se hará cargo de la revisión médica y todos los trámites necesarios para posibles indemnizaciones, tanto para el acompañante como de las personas ocupantes del otro vehículo, pero no del conductor de la moto y titular del seguro

Además, la mayoría de compañías de seguros ofrecen la posibilidad de disponer de un seguro de Responsabilidad Civil (a terceros) pero con coberturas añadidas. Nos referimos a las pólizas a terceros ampliadas. En algunos casos, en estos casos, se incluyen coberturas bastante básicas como la defensa jurídica, la asistencia en carretera o la reclamación de multas; pero, en otros, también incluyen otras coberturas como el robo y el incendio.

La elección de las coberturas siempre dependerá del tipo de moto y prioridades del tomador. Si estamos ante una persona que viaja muy a menudo en moto, probablemente necesite añadir coberturas como la asistencia en carretera o, directamente, un seguro a todo riesgo

El seguro de moto a todo riesgo es el más completo del mercado y puede variar sus coberturas básicas y añadidas dependiendo de la compañía aseguradora que miremos. Por ello, es conveniente estudiar todas las posibilidades antes de lanzarnos a contratar una póliza de seguro u otra. Al día de hoy, los seguros pueden hacerse casi de forma personalizada para cada tomador. La tecnología, el estilo de vida y las diferentes necesidades de cada conductor han hecho que las compañías de seguros cada vez sean más sofisticadas y ofrezcan un servicio más personalizado. 

Regresando al tema que nos preocupa, los seguros a todo riesgo incluyen cualquier cobertura que un conductor de moto necesite y pueden contratarse tanto con franquicia (un poco más económicos) como sin ella. Este seguro es el menos asequible del mercado, pero, ¿no merece la pena invertir en seguridad? Nosotros no lo dudamos. 

Ahora bien, pongámonos en una situación extrema que sucede cada día a decenas de españoles, sobre todo si estamos ante determinados modelos de moto o la dejamos aparcada en lugares poco vigilados: ¿qué pasa si me roban la moto?

¿El seguro cubre el robo de mi moto?

Como comentábamos sobre estas líneas, todo dependerá de la póliza de seguro de moto y la compañía aseguradora contratada. Como era de esperar, un seguro básico a terceros (responsabilidad civil) nunca se hará cargo de los gastos relacionados con un siniestro de este tipo. Asimismo, también podemos encontrar pólizas a terceros ampliadas que incluyan el robo entre sus garantías o pólizas a todo riesgo, que habitualmente también contemplan el robo entre sus coberturas; en el caso de la póliza a todo riesgo sin franquicia, el seguro podría hacerse cargo de hasta el 100% del coste de la moto en el momento de la compra. Siempre que el caso sea demostrable y se cumplan los requisitos fijados previamente en la póliza por parte de la aseguradora. 

Pero, del mismo modo, podemos encontrar, incluso, pólizas a todo riesgo que no incluyan esta contingencia, por lo que tendría que ser incluida de manera adicional. Por lo que, suele ser habitual, que la cobertura de robo se ofrezca de manera opcional.

Por último, no debemos pasar por alto algo que muchas personas desconocen. A veces, las compañías incluyen el hurto dentro de las pólizas de robo, haciéndose cargo (o no) de ambas opciones, por ello es conveniente estudiarlo previamente para tener claro en todo momento cuáles son las características y coberturas concretas de tu póliza.

¿Sabríamos diferenciar entre las dos opciones?

En primer lugar, el hurto se da cuando una persona se apodera de forma ilegítima de cualquier objeto sin ningún tipo de agresión física ni intimidación a otra persona. Además, en los robos en la calle se considera hurto la extracción de algo que no supere una determinada cantidad. Por ejemplo, los típicos “carteristas” de algunas ciudades. 

Hablamos de robo cuando ya sí se emplea la fuerza, la violencia o la intimidación de cualquier tipo mientras alguien se apodera de forma ilegítima de uno o varios objetos. 

En cualquier caso, el robo de una moto puede considerarse como tal porque se trata de un objeto valioso y, dependiendo de las características del seguro, podría llegar a hacerse cargo hasta del 100% del valor de la moto. Si es con franquicia, sería hasta el máximo fijado, etc. Compara y elige bien cuando vayas a contratar el seguro para tu moto.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS