Los teléfonos móviles forman hoy una parte indispensable de nuestras vidas. En ellos almacenamos todo tipo de información personal, cientos de archivos de todo tipo: imágenes, vídeos, audios, etc. Y por nada del mundo querríamos que nada le pasase, pero a veces, los accidentes ocurren.

Para la mayoría de las personas, el teléfono móvil es, por tanto, una herramienta indispensable y cualquier incidencia que pueda sufrir este aparato puede conllevar consecuencias desagradables. Por este motivo no está de más tomar precauciones.

En primer lugar, debes asegurarte de que tus archivos quedan almacenados de alguna manera. Pero tranquilo, si le ocurre algo a tu móvil existen varias formas de recuperar los datos almacenados en su dispositivo móvil. Puedes utilizar diferentes métodos desde ocultar los archivos que deseas proteger, bloquear las aplicaciones para restringir el acceso, utilizar el modo invitado hasta hacer copias de seguridad en la nube o poner contraseñas a tus aplicaciones.

Pero sin duda la mejor manera de asegurar todos los datos para que no sean eliminados de nuestro smartphone es hacer una copia de seguridad del mismo. De esta forma estaremos asegurando los datos para poder recuperarlos incluso en caso de perder el dispositivo. Existen varias aplicaciones que realizan copias de seguridad con las que podrás transferir tus datos y hacer una copia de seguridad en tu ordenador.

Si se da el caso de que tienes un smartphone, y has tenido la mala suerte de que se haya caído boca abajo y ahora no puedas controlar la pantalla, porque no responde cuando la tocamos, también puedes recuperar tus archivos. Para aquellos terminales que soportan el protocolo USB OTG posible manejarlo a través del ratón del ordenador.

Tan solo hay que conectar el ratón y teclado al dispositivo móvil mediante un cable conector USB OTG. Otra alternativa a esto, es controlar tu teléfono inteligente desde un PC. De hecho, existen aplicaciones que te facilitan tomar el control de un smartphone.

Cuando nos ocurre algún percance lo primero que solemos hacer es pensar en recurrir al seguro del hogar y si éste nos puede cubrir ante una rotura de un teléfono. Pero no siempre existe esta cobertura ni todos los seguros la ofrecen.

Lo habitual en los seguros de hogar es que los teléfonos móviles tengan la consideración de mobiliario y gocen de las mismas coberturas que el resto de mobiliario de la vivienda, por ejemplo, si se produjese un incendio en la vivienda. Pero la rotura de la pantalla del móvil no suele tener cobertura.

No obstante, los seguros del hogar suelen incluir la cobertura de responsabilidad civil familiar que ampara las indemnizaciones por daños accidentales, causados a terceras personas, de las que deba responder el asegurado en el ámbito de su vida privada y familiar. Si por un casual, tuvieras la mala suerte de que uno de tus hijos va corriendo y se choca con un desconocido y le rompe el móvil, la cobertura de responsabilidad civil podría hacerse cargo de este supuesto.

Seguros que cubren la rotura de un móvil

Pero la mejor opción para asegurar tu móvil es contratar un seguro específico cuando lo compras. De hecho, si decides comprar tu terminal en un establecimiento de El Corte Inglés tendrás acceso a tres meses de seguro gratuito contra robo para tu móvil.

También tendrás la opción de ampliarlo, para tener protección frente a daños accidentales, como una rotura de pantalla por la caída del móvil o que el móvil quede inutilizado si le cae encima un vaso de agua.

Si quieres conocer con mayor detalle las opciones de las que dispones al contratar tu seguro, no dudes en consultarnos.