Toc toc, soy la primavera que vengo acompañada por las suaves temperaturas y largas tardes de terracitas y sol.

¡A cambiar el armario! ¿Estás preparado? Sé que solo de pensar en cambiar el armario, meter la ropa de invierno en cajas, maletas, altillo y sacar la ropa de entretiempo te está dando un mini infarto al corazón, pero no te alarmes, con estas ideas y consejos que te traigo el cambio será rápido, fácil y eficaz.

¡Vamos!

-Lo primero que tienes que hacer es abrir el armario y sacarlo todo fuera, no para guardarlo sino para deshacerte de lo que ya no quieras o no te pongas. Ya que te pones a organizar, ponte de verdad.

-Aprovecha ahora que tienes el armario vacío para limpiarlo de arriba abajo. Y si te gustan los olores te recomiendo poner en los cajones unas bolsitas de flores secas o pastillas de jabón para que perfume tu ropa.

-Define muy bien los espacios y no mezcles la ropa ni los accesorios. Pantalones con pantalones, camisetas de manga corta todas juntas, vestidos por otro lado, y así con todas las prendas que tengas.

-Muy importante, dentro del armario debe de estar únicamente lo que te vas a poner durante la primavera. Deja los por si acaso guardados.

-Dobla las prendas en vertical para aprovechar mejor el espacio.

-Coloca la ropa por tamaño, de menor a mayor y de forma escalonada.

-Ten en cuenta de colocarlo y ordenarlo bien porque luego te ocurre que si no lo ves no te lo pones porque no te acuerdas de su existencia.