Es común que en nuestras casas almacenemos una gran cantidad de productos de limpieza que al final resultan completamente innecesarios y ni siquiera nos acordamos de para qué servían.

Al final tienes un armario con veinte productos que parece eso un almacén de una empresa de limpieza profesional, y luego usas un tercio. Además, ocupan bastante espacio que podríamos dedicar a otros menesteres.

Si tú también eres un acumulador de artículos de limpieza, te vamos a demostrar que, con cinco, te basta y te sobra. Sólo tienes que tomar nota y ponerlo en práctica.

5 artículos de limpieza

  1. Lejía: es un producto básico de limpieza que no debe faltar nunca en casa. Altamente eficaz y se puede utilizar para casi todo, dentro de la limpieza del hogar. El principio químico de la lejía es el hipoclorito sódico, un compuesto químico cuya fórmula es NaClO. Contiene el cloro en estado de oxidación +I y por lo tanto es un oxidante fuerte y económico. Cómo es un producto corrosivo debe tratarse con cuidado y utilizarse con guantes. Su acción puede dañar el acero inoxidable si se emplea en concentraciones elevadas y por largo tiempo.Podemos utilizar lejía para limpiar manchas resistentes, para lavar la ropa mezclada con agua o como desinfectante para el baño. Tan sólo unas gotas de producto con agua son capaces de quitar hongos, moho, bacterias o cualquier suciedad que se nos resista.
  2. Amoniaco: es uno de los artículos de limpieza más versátiles para la limpieza de la casa. Se trata de un compuesto químico de nitrógeno con la fórmula química NH3. Por su fuerte olor es recomendable utilizar uno perfumado, debe utilizarse diluido en agua y siempre en espacios ventilados. Jamás debes mezclarlo con lejía, ya que produce una reacción química que genera un gas llamado Cloramina (NH2Cl), que es altamente tóxico.Es un excelente limpiador gracias a su alto poder para eliminar la grasa, por lo que es muy utilizado para la cocina. Se puede utilizar en diferentes superficies y para muchos usos: para quitar manchas de tejidos como alfombras o sillones, para limpiar la encimera, suelos con grasa, limpiar zapatos de ante, cristales, etc.
  3. Detergente quitagrasas: se trata de un producto muy eficaz para limpiar gran variedad de cosas tanto en el hogar como fuera de él. Se trata de un producto desengrasante muy versátil que se utilizar para lavar la vajilla, en la cocina, para la ropa, electrodomésticos, paredes y azulejos, persianas, radiadores, muebles de jardín… Estos productos simplemente hay que aplicarlos, dejarlos actuar unos segundos y retíralo con un paño húmedo. Elimina sin esfuerzo la grasa y suciedad, incluso la más dura e incrustada.
  4. Limpiador multiusos: como su propio nombre indica, este artículo de limpieza está diseñado para usarse en muchas superficies diferentes y para diversas tareas de limpieza del hogar. No hay un conjunto estándar de componentes, pero, por lo general, estos productos pueden usarse como desinfectante, detergente, desengrasante y disolvente.Puede usarse para limpiar la cocina, baño, muebles, espejos y cristales. Debemos aplicar el producto con ayuda de un paño húmedo sobre la superficie que queremos limpiar.
  5. Vinagre y limón: estos dos productos no sólo sirven para la alimentación, también son potentes limpiadores. Eliminan la grasa y pueden ser utilizados también como desinfectantes naturales. El vinagre concentrado es muy eficaz para eliminar la cal y los restos de agua, además de ser un neutralizador de olores. El limón es muy eficaz para quitar las manchas en el mármol, y si mezclas su zumo con agua y lo metes en un pulverizador lo puedes utilizar para diversos usos, como quitar el moho.