Dentro del cuidado del hogar y de los elementos que lo componen, nuestro armario y todo su contenido es un punto de especial importancia para organizar nuestra ropa y conservarla cuidada.

Las prendas de vestir son elementos claves en nuestra higiene y cuidado del aspecto diario. Además de guardarlas con cuidado para conservarlas bien, existen otros motivos por los que se puede estropear una prenda de vestir. Su composición textil puede mancharse fácilmente desde el momento que nos las ponemos ¿Por qué? Porque las manchas de desodorante en la ropa son frecuentes y pueden aparecer por el uso continuado de este producto cuya composición  se encuentra en permanente contacto con la tela.

Para saber cómo eliminar las manchas de desodorante de la ropa, una vez que hayas comprobado que el detergente habitual no actúa con la suficiente eficacia, toma nota de estos dos consejos que te ofrecemos a continuación para cuidar de tu hogar y de elementos como tus prendas de vestir:

  • Eliminar manchas de desodorante con limón: este producto natural tan sencillo de encontrar y tan económico, resulta un desengrasante muy potente. En el caso de las manchas de desodorante en prendas de vestir, el limón actúa como un fuerte remedio contra la grasa que contiene dicho producto para la higiene. Además, resulta un blanqueante perfecto para las prendas de color blanco.
  • Eliminar manchas de desodorante con sal: este remedio casero es tan sencillo como disolver en medio litro de agua templada, dos cucharadas de sal. Este producto es un potente desengrasante natural. Uno de los compuestos de los desodorantes, además de los elementos químicos que lo pueden conformar, es la grasa. La sal puede resultar muy eficaz para eliminar los restos de la misma, tras usar desodorante e impregnarse su compuesto en la tela de cualquier prenda. Una vez disuelta en el agua, frota suavemente con una esponja humedecida en la mezcla, la mancha de desodorante.

Un último consejo para eliminar las manchas de desodorante de la ropa, es que, una vez detectadas las mismas, procures aplicar alguno de los remedios mencionados rápidamente. Si dejas que la mancha se seque, o planchas la prenda con la mancha ya incrustada en la tela, sólo lograrás que se fije aún más al textil y que sea más difícil de limpiar.

Cuida de tu hogar y de su contenido, como es el caso de la ropa de tu armario, para darle durabilidad y buen aspecto a estos elementos de la casa.