Con el cambio de estación y de climatología, guardar la ropa de invierno y sacar la de verano, o viceversa, es un acto que se realiza en millones de hogares cada año.

El olor a madera o a humedad en los armarios que se mantienen cerrados durante un prolongado periodo de tiempo, es desagradable y además puede impregnarse en la ropa que se guarda en su interior.

Existen varios remedios caseros que pueden resultar muy efectivos para evitar el mal olor en armarios cerrados. Toma nota y consigue que abrir un armario en casa no resulte una experiencia desagradable, sino un placer aromático:

  • Algodón y suavizante: para el olor a madera, resulta muy eficaz mojar pequeños trozos de algodón con el suavizante que suelas utilizar para lavar tu ropa. El olor que desprenden resulta muy fresco y natural.
  • Ambientadores caseros: la forma más sencilla de hacer un ambientador casero, es con una simple pastilla de jabón. Métela en una pequeña bolsa de tela fina y colócalo dentro del armario. Resultará muy eficaz para eliminar el olor a humedad.
  • Café: eliminar el mal olor en armarios cerrados es posible con un simple tarro de café recién molido. En sólo un día, colocándolo en el interior del armario, el olor a humedad desparecerá. El café es un excelente elemento natural que absorbe los malos olores. De hecho, muchas personas fumadoras, lo utilizan en el coche, para hacer desaparecer el olor a cigarrillo en el interior del habitáculo.
  • Bicarbonato de sodio: al igual que el café, el bicarbonato de sodio es excelente para absorber malos olores en general. Además es un potente limpiador muy utilizado para la limpieza de baños y cocinas. Introduce este producto dentro de un pequeño recipiente y mételo dentro del armario que desprende mal olor. En pocos días, al abrirlo, notarás la diferencia. El olor a cerrado o a humedad habrá desaparecido de esta sencilla manera.
  • Limón: diluye zumo de limón en agua y limpia el interior del armario con esta mezcla. Lograrás eliminar el olor a cerrado con gran rapidez.

Un buen seguro de hogar puede proteger el contenido de tu casa. Pero los cuidados que tú mismo apliques en tus muebles, prendas u objetos en general, serán fundamentales para darles toda la durabilidad posible y hacer de tu casa un lugar más acogedor.