Conocer algunos trucos para tener claro cómo hacer un centro de mesa, puede lograr que tus veladas luzcan con la decoración perfecta cuando recibas a tus invitados en casa.

Un bonito centro de mesa es la guinda que la puede coronar cuando quieres cuidar la composición de la misma. Incluso, cuando una mesa se muestra sosa o aburrida, saber cómo hacer un centro de mesa de forma rápida y sencilla, puede lograr que este simple detalle la convierta en un lugar hermoso y acogedor.

Aprende cómo hacer un centro de mesa siguiendo los siguientes consejos:

  • Para comenzar, un centro de mesa se compone de dos elementos básicos: un recipiente y elementos que lo rellenen.
  • Recipientes que puedes usar para realizar un centro de mesa: cuencos de cristal, de porcelana o de metal, bandejas, cajas de mimbre, pequeñas bolsas de papel blanco, frascos de cristal, cajas, etc. Cualquier recipiente puede servir siempre que luzca bonito. Por ejemplo, un simple tarro de cristal puede adornarse enrollando una cinta de color alrededor de él, atándolo con un lazo. Puedes colocar varios recipientes pequeños (de porcelana, de cristal, etc.) encima de un plato más grande, de forma que vayan siguiendo la circunferencia del mismo. Los platos de madera, por ejemplo, quedan muy elegantes.
  • Relleno que puedes usar para realizar un centro de mesa: desde pétalos de flores secas, espigas, piedras, arena de colores,  granos de café, hasta velas e incluso frutas. Cualquier elemento del hogar que consideres que puede lucir bonito con algo de mimo e imaginación, puede servirte cuando te preguntes cómo hacer un centro de mesa.
  • Tanto en la elección y decoración de los recipientes como del relleno de los mismos, juega un papel fundamental el gusto y la creatividad personal de cada uno de nosotros.

Un ejemplo que podemos darte utilizando alguno de los elementos que hemos mencionado, es el siguiente:

  • Esparce granos de café en un plato grande de madera.
  • Coloca sobre los granos tarros pequeños de cristal en forma concéntrica.
  • Ata una delgada cuerda de mimbre alrededor de cada uno de los frascos y rellénalos con piedras blancas.
  • Hunde una vela blanca y delgada en las piedras de cada frasco, de manera que quede bien fijada.
  • Coloca sobre los granos de café, en el hueco central que queda rodeado por los frascos, algunos pétalos blancos.

Ahora que ya sabes cómo hacer un centro de mesa sin complicaciones, no dejes de sorprender a tus invitados con tu creatividad.