Si sabes cómo limpiar la pantalla del ordenador de forma correcta, lograrás que tu monitor permanezca como nuevo durante mucho tiempo sin que lo estropees con productos poco recomendables.

La estructura de las pantallas de ordenador ha cambiado mucho en los últimos años. Antes, podían limpiarse con cualquier producto anti polvo o anti grasa. Pero hoy en día debes tener cuidado.

Sigue estos pasos, que vamos a mencionar a continuación, para conocer cómo limpiar la pantalla del ordenador y tu monitor quedará perfecto sin correr riesgo de estropearlo:

  • Asegúrate de que tu ordenador está apagado y desconectado del enchufe. Si lo has estado utilizando, deja pasar un rato una vez desenchufado, para que se enfríe.
  • Cubre el teclado con un plástico para protegerlo de cualquier sustancia líquida que pueda caer al limpiar la pantalla del ordenador. Es muy fácil que cualquier producto líquido se cuele entre las rendijas de las teclas, corriendo el riesgo de que lo estropeemos.
  • Elige bien el producto que vas a aplicar para limpiar la pantalla del ordenador. Existen en el mercado productos especializados para este fin, aunque también puedes crear una mezcla casera a base de agua y alcohol, en medidas iguales, o agua y vinagre blanco. El resultado es igual de efectivo.
  • Humedece un paño con la mezcla escogida. Es recomendable un paño de microfibras, en vez de servilletas de papel, toallas o papel higiénico, los cuales pueden rallar el monitor y dejar restos de pelusa.
  • No apliques demasiado producto en el paño, para que éste no gotee y no caiga en el teclado.
  • Una vez humedecido el paño con el producto, cuando te preguntes cómo limpiar la pantalla del ordenador, debes frotar el monitor de forma suave realizando circunferencias sobre él. No aprietes, porque se podría estropear la calidad de la visión que después debe ofrecer una vez en funcionamiento.

Ahora que ya sabes cómo limpiar la pantalla del ordenador, hazlo de manera periódica y trata de mantener su limpieza, cubriéndola con un protector cuando no la utilices y evitando tocarla con los dedos, sobre todo si tienes la costumbre de comer mientras utilizas el portátil o PC.