Limpiar los radiadores de la casa es uno de los puntos que debes tener en cuenta en lo que se refiere al cuidado del hogar.

Los radiadores suelen ser aparatos con una estructura que esconde conductos internos o recovecos a los que, en un principio, pude parecer complicado llegar. Pero con los instrumentos y métodos adecuados, la limpieza de los radiadores te resultará más sencilla de lo que piensas.

Toma nota de los siguientes pasos que debes seguir para saber cómo limpiar radiadores de forma rápida y fácil:

  • Procede a la limpieza de los radiadores cuando estos se encuentren apagados y fríos.
  • Coloca papel de periódico en el suelo, ya que cuando procedas a la limpieza de los radiadores, caerá polvo y suciedad. También puedes proteger la zona de la pared donde el radiador se encuentra ubicado. De esta forma, puedes proteger la estructura de tu casa, como son las paredes, de la acumulación de suciedad en ellas.
  • Elimina el polvo superficial. Para ello, puedes usar un plumero para la zona externa del radiador. Un truco para acceder a las zonas más escondidas, consiste en insuflar aire con un secador o una pistola de aire. Algunos aspiradores poseen apliques lo suficientemente delgados como para acceder a lugares estrechos. Aspirar el polvo más superficial, también puede ser un buen método para comenzar a limpiar los radiadores.
  • Ata con una cinta adhesiva un trapo al extremo de un palo fino y alargado. Introduce el trapo entre las rendijas del radiador y repásalas de arriba hacia abajo.
  • Repite el mismo proceso anterior pero esta vez con un trapo humedecido con agua y loción jabonosa.
  • Vuelve a repasar las rendijas del radiador con un trapo humedecido sólo en agua, para eliminar los restos de jabón que hayan podido quedar.
  • Finaliza el proceso de la limpieza de los radiadores pasando un trapo seco entre las rendijas, para eliminar los restos de agua.
  • Con el trapo amarrado al extremo del palo, puedes también acceder a la zona de la pared situada detrás del radiador.
  • Para las esquinas de pequeño tamaño, puedes utilizar un cepillo de dientes para eliminar la suciedad.

Estos aparatos tienden a acumular polvo y suciedad, por lo que, si no realizamos su rutinario mantenimiento, puede verse afectado su correcto funcionamiento. Para proteger tu hogar de averías o gastos innecesarios, sigue estas instrucciones para saber cómo limpiar radiadores de forma fácil y rápida. Evitarás que estos aparatos que son tan necesarios durante los meses de más frío, generen menos calor del que debieran por acumular entre sus recovecos, suciedad y polvo.