Todos tenemos que realizar el proceso, llegado el momento, de empaquetar la ropa del armario debido al cambio estacional para guardarla y sacar aquellas prendas que meses atrás metimos en cajas y que ahora , por el cambio de la climatología, debemos rescatar para volverlas a utilizar.

La ropa almacenada en lugares cerrados durante un tiempo acumula olor a humedad. Antes de volverla a utilizar debemos eliminar el olor de la ropa guardada. Pero, ¿cómo? Toma nota de los siguientes consejos:

  • El olor a humedad es síntoma de que hay esporas o moho incrustado en la tela. Si es así, aunque laves la ropa el olor a humedad volverá a aparecer. Para que esto no ocurra puedes utilizar bicarbonato de Sodio o vinagre blanco de la siguiente manera. Mete la ropa en la lavadora y prepara uno de los programas de la misma para lavarla como harías normalmente. Cuando la lavadora se haya llenado de agua, ábrela antes de que continúe con el ciclo de lavado y añade en el agua una taza con alguno de los dos productos mencionados. Después continúa con el proceso de lavado normal, accionando de nuevo la lavadora. Por último seca la ropa al aire fresco.
  • El olor a encerrado que acumula la ropa en cajas, armarios y cajones también puede eliminarse si introduces las prendas en la secadora durante media hora. Un secado en frío durante el tiempo indicado puede lograr que se elimine bastante el mal olor de la ropa guardada. Una vez realizado este proceso, lava las prendas de la manera habitual. Uno de los cuidados del hogar corresponde a la buena organización y mantenimiento de nuestras prendas de vestir. Este truco puede ayudarnos a cuidar mejor de ellas.
  • Un método muy sencillo y que puede eliminar el olor a guardado de nuestra ropa consiste simplemente en tenderla al aire libre durante una noche. Si dejamos que la ropa se airee durante la noche lograremos eliminar gran parte del olor. De esta forma, cuando más tarde la lavemos en la lavadora, el olor a suavizante, detergente y en definitiva a limpio de nuestras prendas se notará con más intensidad.

En ocasiones nos encontramos con la duda de cómo eliminar diferentes tipos de manchas en nuestras prendas, como por ejemplo manchas de sangre, pero este es otro asunto distinto al del mal olor que se acumula en la ropa guardada. Para este último caso te recomendamos los consejos ofrecidos en los puntos detallados anteriormente.