Proteger nuestra casa de daños, a veces, es inevitable; sobre todo en el uso diario de las cosas que contiene.

Los muebles son algunos de esos elementos que más suelen desgastarse con la vida diaria llevada a cabo dentro del hogar. Los daños en muebles suelen presentarse en forma de golpes, arañazos y manchas sobre su superficie.

Los muebles de madera suelen ser los más castigados, ya que están muy presentes en todos los hogares y se trata de un material fácil de marcar y que requiere un cuidado rutinario. Además, si no son limpiados de la forma adecuada, su deterioro será mucho más rápido.

En el caso de los daños en muebles lacados, los roces y los arañazos también pueden hacer acto de presencia con facilidad.

Si ya es demasiado tarde y no has podido evitar acabar con los muebles arañados, te proponemos unos cuantos consejos para arreglar los arañazos de los muebles de tu casa:

  • Eliminar los arañazos de los muebles con cera transparente: este producto es perfecto para reparar arañazos profundos de muebles lacados. Con este material, podemos rellenar la grieta y después lijar para alisar la superficie al mismo nivel que el resto. Si somos cuidadosos, la pequeña reparación prácticamente ni se notará.
  • Arreglar los arañazos de los muebles con cera en spray: la función de este producto es la misma que la cera transparente, sólo que es mejor aplicarlo sobre arañazos leves y muy superficiales. En muebles lacados, los disimulará bastante bien. Como ves, proteger el contenido de tu hogar de lucir un aspecto estropeado puede ser muy sencillo.
  • Arreglar los arañazos de los muebles de madera con rotuladores: existen en el mercado unos rotuladores retocadores que simulan a la perfección el color de la madera. Los hay en todo tipo de tonalidades y son perfectos para eliminar el rastro de arañazos leves o superficiales en muebles de madera, sea cual sea el color de la misma. Estos rotuladores pintan el arañazo y devuelven al mueble su color original. Los rotuladores son muy sencillos de utilizar y su utilización es un método de reparación rápido y muy efectivo.
  • Reparar los arañazos de los muebles con masilla para madera: este producto es más recomendable para arañazos muy profundos, grietas o agujeros en nuestros muebles de madera. Estas masillas simulan el color y la textura de la madera, por lo que son perfectas para disimular cualquier daño en este material.

Para evitar arañazos y daños en tus muebles, es importante que mantengas su cuidado y limpieza de manera rutinaria. Lava los muebles lacados con agua y jabón neutro cada día y protege tus muebles de madera con un abrillantador y son un limpiador específico para este material. De esta forma lucirán perfectos durante mucho más tiempo.