Tener claras unas cuantas pautas para el cuidado de los rosales, logrará que tus flores luzcan con todo su esplendor, color y belleza.

Las rosas son una de las flores más presentes en millones de jardines, balcones y terrazas de todo el mundo.

Los rosales son plantas de exterior y florecen desde abril hasta finales de otoño.

El cuidado de los rosales es sencillo. Aplicando unas cuantas atenciones en el momento de su plantación y durante su crecimiento, lograrás obtener hermosas rosas.

  • No sólo los rosales, también la variedad de pequeñas rosas de maceta deben mantenerse en el exterior. Los rosales son plantas que sufren en el interior de una vivienda. Necesitan crecer en espacios aireados.
  • Los rosales necesitan mucho sol. En el momento de plantarlos, trata de ubicarlos en un lugar donde dé el sol. En zonas de mucho calor, puedes buscar un lugar donde también haya algo de sombra.
  • Hay que regar los rosales con frecuencia, sobre todo en época de extremo calor y de floración. Debes estar atento para tratar de mantener la tierra húmeda, pero sin llegar a encharcarla. La tierra encharcada puede ahogar las raíces del rosal.
  • Cuando las flores de la primera floración marchiten, córtalas. Esto favorecerá próximas floraciones. Además, puedes podar el rosal en invierno, cortando las ramas por encima de las yemas y en forma oblicua.
  • En el cuidado de los rosales es necesario que su plantación se produzca en suelos de gran abundancia de tierra, suelos profundos y abonados.
  • No mojes las hojas de los rosales, para evitar la aparición de hongos.

 

Una flor como la rosa, admirada en todo el mundo por su enorme belleza y su agradable aroma, merece los mejores cuidados para que, al crecer, lo haga repleta de esas propiedades que hacen de ella la reina de la ornamentación y la base de miles de perfumes.

Con estos consejos para el cuidado de los rosales que te hemos ofrecido, seguro que lograrás que crezcan preciosas rosas perfectas para engalanar tu jardín, decorar tus mesas con jarrones o ser regaladas a alguien a quien quieras.