Limpiar el horno es una de las tareas más arduas de la casa. Si dispones de un electrodoméstico autolimpiable, no te llevará mucho tiempo ni trabajo, pero de lo contrario, te proponemos un decálogo de consejos para que la limpieza de tu horno sea sencilla, segura y dé buenos resultados.

  1. Lee las instrucciones del producto de limpieza. Sigue las instrucciones de uso de la etiqueta para obtener el mejor resultado. Además, muchas de las sustancias químicas que se emplean contienen sosa caústica, que quema la piel, irrita los ojos y daña los pulmones.
  2. Ponte guantes de goma. Llévalos puestos en todo momento, desde que empiezas a aplicar el limpiador químico hasta que lo retiras. Cuando termines, aclara con agua caliente la parte exterior de los guantes.
  3. Aleja a los niños. Puedes salir de casa mientras esperas a que el limpiahornos haga su trabajo. Es importante que te lleves a los niños pequeños, pues reducirás el riesgo de que estén en contacto con el producto.
  4. Protege el suelo. Antes de poner el limpiahornos, extiende papel de periódico en el suelo, bajo el horno, para evitar que el producto químico lo dañe.
  5. Mantén ventilada la cocina. La cocina debe estar bien ventilada mientras limpias el horno. Abre las ventanas y, si puedes, también las puertas.
  6. Protégete la piel antes de ponerte a limpiar el horno. Ponte manga larga y evita que el producto te salpique. Si entra en contacto con tu piel, lávate inmediatamente con jabón y agua en abundancia.
  7. Protégete los ojos. Como los limpiadores químicos suelen irritar los ojos, si entra en contacto con los tuyos, lávalos con abundante agua y consulta al médico en el caso de que sigan irritados.
  8. Limpia las rejillas del horno. La mayoría de los productos no sólo limpian las superficies, sino las rejillas del horno. Si están muy ennegrecidas, frótalas con un estropajo metálico antes de aclarar el producto.
  9. Usa paños desechables. Retira el producto de limpieza con paños de cocina o con paños de tela que, una vez realizada la limpieza, tirarás a la basura.
  10. Quita totalmente el producto. Después de retirar la mayor parte del producto limpiador, pasa un paño mojado con agua tibia y escurrido. Repite la operación las veces que sea necesario hasta que ya no quede limpiahornos.

Seguro que con todos estos fáciles consejos para limpiar el horno, tu cocina estará todavía más reluciente.