Interculturalidad y multiculturalidad son dos términos que, aunque hacen referencia al mismo concepto, el de la mezcla de culturas en un mismo ámbito, tienen algunas diferencias que hoy te vamos a explicar para que puedas distinguirlos bien.

Para empezar, vamos a definir el concepto de cultura, pues es la base de ambas palabras y debemos tener claro qué significa: una cultura es el conjunto de valores, creencias, hábitos, costumbres, comportamientos, tradiciones y expresiones artísticas aprendidos y transmitidos por un grupo de personas en una sociedad. En este sentido, podemos afirmar que la cultura, aunque esté arraigada en el lugar en el que se conforma, no está limitada a nacionalidades, etnias o religiones.

Multiculturalidad

Una vez definido el término de cultura, vayamos con la multiculturalidad. Su significado es bastante sencillo puesto que simplemente se refiere a la pluralidad de culturas que coexisten en un mismo espacio (que no tiene por qué ser una región, sino que puede ser en un mismo equipo de trabajo, una empresa, e incluso un hogar) pero no necesariamente están comunicadas unas con otras.

En este sentido, dicha convivencia de distintas culturas da lugar a choques o conflictos que, en algunas ocasiones, provoca que sea una de esas culturas la dominante y la otra sea la oprimida.

Interculturalidad

La interculturalidad hace referencia, al igual que el término anterior, a la convivencia de dos o más culturas dentro de un mismo espacio, pero con una diferencia crucial: incluye la expresión, interacción y comunicación entre ellas para enriquecerse entre sí. El carácter de una sociedad intercultural es abierto, imparcial y respetuoso. Por tanto, el concepto de multiculturalidad simplemente expresa una realidad: la de la existencia de dos o más culturas en un mismo lugar que puede o no enfrentarse entre sí. La interculturalidad, por su parte, se manifiesta en el momento en que dos culturas se comunican entre sí y aprecian las diferencias que pueda haber.