¿Cómo acceder al descuento en la factura de la luz?

Entre un 25 y un 40%, menos es lo que pagarán las familias que reciban el bono social de electricidad tras documentar un nivel bajo de ingresos, o que se encuentran en una situación de vulnerabilidad económica. El ahorro se aplica únicamente al mercado doméstico, es decir, siempre en viviendas habituales. Imagina tener dos viviendas y recibir esta ayuda, no tendría lógica…

Es importante leer esto ya que existen muchos hogares que se podrían acoger a esta ayuda, y no lo hacen por puro desconocimiento.

Pues bien, uno de los principales requisitos es que se debe tener contratada la tarifa del Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC), cuya potencia no sea superior a los 10kw.

Así pues, hay diferentes variaciones de los requisitos iniciales por ello, se han establecido diferentes tipos de clientes:

  • CONSUMIDOR VULNERABLE: descuento de 25% en la factura. Se estudian variables como la renta anual de la unidad familiar, si hay niños o pensionistas a cargo, si se es familia numerosa, etc.
  • CONSUMIDOR VULNERABLE SEVERO: descuento del 40% en la factura de la luz. La renta debe ser alrededor de un 50% inferior al caso anterior y también se toman en cuenta otras variables similares.
  • CONSUMIDORES EN RIESGO DE EXCLUSIÓN SOCIAL: descuento del 100% en la factura. Dependencia de los Servicios Sociales o en riesgo de corte de suministro.

El bono puede solicitarse en la comercializadora eléctrica de referencia, aunque, en última instancia, será el Ministerio el órgano encargado de revisar si los inscritos cumplen los requisitos. Para ello será necesario entregar documentos de tipo DNI, pasaporte, libro de familia…

Lo que sea para favorecer al ahorro en el hogar.