En la actualidad, cada español paga de media en su factura de la luz la actualidad 400 euros al año más que hace una década, según un análisis realizado por Facua. Un estudio que pone en evidencia que el recibo eléctrico ha sufrido un encarecimiento del 76% entre 2005 y 2015.

Con las tarifas vigentes entre agosto de 2014 y julio de 2015, el usuario medio acogido al denominado Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC) ha pagado 929,15 euros por las facturas de la electricidad, a razón de 77,43 euros mensuales. Esta cantidad contrasta con los 529,32 euros al año, o 44,11 al mes, que abonaba con la tarifa aprobada por el Gobierno en 2004.

Según los análisis de Facua sobre más de 50.000 facturas de viviendas ocupadas, el usuario medio en España consume 366 kilovatios hora (kWh) mensuales y tiene una potencia contratada de 4,4 kilovatios (kW).

La organización también denuncia que en una década el kW que se paga de forma fija en el recibo de la luz ha subido un 150,1%, mientras que el kWh que es variable en función del consumo se ha encarecido un 66,2%.

En julio de 2015, el precio del kW de potencia contratada es un 150,1% más caro que el vigente durante 2005, ya que ha pasado de 1,78 euros (1,46 más el 21,93% de impuestos indirectos) a 4,46 euros (3,50 más el 27,19% de impuestos indirectos).

En lo que se refiere al precio de la energía consumida, ha subido un 66,2% en una década. En 2005, el kWh estaba en 10,12 céntimos (8,30 más impuestos) y este julio suponía 16,82 céntimos por kWh (13,23 más impuestos).

Protege tu hogar con un buen seguro a mano. Consulta cómo con nuestro asesor.