Una de las tareas que incluye el cuidado de nuestro hogar, es la de la limpieza del mismo. Sí, da mucha pereza ponerse a limpiar la casa… lo sabemos. Pero ¿no resulta acogedor un hogar limpio? Da gusto estar en una casa en la que todo luce como nuevo. Y eso, nos guste o no, sólo se consigue, entre otras cosas, mimando y cuidando su contenido con una limpieza rutinaria.

En este artículo vamos a centrarnos en unos objetos muy cotidianos, presentes en todos los hogares y que suelen ensuciarse con frecuencia porque se utilizan a diario: los frigos de la casa.

Ya habrás comprobado como los grifos se ensucian de un día para otro y pierden su brillo con rapidez. Aunque suelen estar en constante contacto con el agua, pensar que sólo por esto deberían lucir limpios es un error. Precisamente es el componente como la cal, presente en el agua, el que hace que nuestra casa no pueda presumir de unos grifos brillantes. La cal genera unas manchas blancas y opacas que afean el aspecto de nuestros grifos. Para eliminarlas necesitaremos aplicar algunos productos.

Dentro de la limpieza del baño y de la cocina no desatiendas la limpieza de los grifos. En una estancia impoluta, unos grifos que no brillen desmerecerán el resultado final de la limpieza general de cualquier espacio.

A continuación os ofrecemos unos cuantos métodos para conseguir que nuestros grifos queden brillantes:

  • Un remedio natural muy efectivo para dejar los grifos brillantes es frotarlos de manera suave con un cepillo impregnado con limón. Esparce el jugo de medio limón sobre el grifo. Deja que el producto haga efecto y elimina las manchas con el cepillo. Después pasa un paño para secar la superficie.
  • Otro remedio natural para dejar los grifos brillantes es utilizar vinagre blanco. El procedimiento sería exactamente igual que el seguido en el punto anterior. Tan sólo necesitarías sustituir un producto por el otro.
  • Si no te importa utilizar productos químicos como algunos de limpieza que venden en cualquier establecimiento o supermercado, puedes limpiar los grifos con lejía. La mancha se eliminará con mucha facilidad utilizando este producto.
  • Un último consejo para lograr que nuestros grifos luzcan brillantes es mantenerlos en buen estado. Un grifo que gotea o que pierde agua a través de alguna de las piezas que lo componen, se ensuciará con cal de una forma mucho más rápida que un grifo en buen estado.

Estos trucos puedes aplicarlos en otras superficies que se vean afectadas por la cal, como por ejemplo para limpiar la cal de la ducha.