El algodón: está en tus toallas, en tus sábanas, y probablemente, en la mayoría de tus camisetas.
Entonces, ¿cómo cuidamos el algodón y cuál es el secreto para eliminar las manchas de manera efectiva?

Manchas en algodón: lo básico

Antes de comenzar a pensar en cómo eliminar manchas de aceite, derrames de vino o salpicaduras de tinta, hay que conocer las reglas del cuidado del algodón.

Lavar la ropa de algodón:

Si estás a punto de meter una camiseta nueva en la lavadora, te estarás preguntando: ¿el algodón se encoge? Generalmente no, pero si te preocupa, simplemente elige un ajuste de temperatura bajo (30 ° C está bien).

Lavar sábanas de algodón y toallas:

Si lavas sábanas o toallas de algodón, puedes hacerlo a 60 ° C, especialmente si alguien en la familia ha estado enfermo. Esta temperatura alta ayudará a eliminar los gérmenes y bacterias en el tejido.

Cómo eliminar las manchas más comunes del algodón:

Manchas de sangre:

Enjuaga con agua fría. Pre-trata la mancha de sangre aplicando una solución compuesta de dos partes de zumo de limón y una parte de agua. Deja reposar unos minutos.

Lava como de costumbre a la temperatura más alta que permita la etiqueta de cuidado.

Manchas de tinta:

Seca ligeramente la zona manchada. Trata de no frotar, presiona suavemente con un paño limpio para absorber el exceso de tinta.

Aplica detergente en la mancha y déjalo por unos minutos. Si la mancha de tinta es a base de agua, esto debería bastar. Si la mancha es a base de aceite, trátala con alcohol y lava como de costumbre.

Manchas de vino tinto:

Enjuaga la mancha con agua fría o frótala con un paño limpio y húmedo.

Espolvorea un poco de sal sobre la mancha para absorber el vino, luego cepíllala. Pre-trata la mancha con detergente y lava a baja temperatura. Cualquier temperatura superior a 30 ° C podría fijar la mancha aún más.