Hacer maceteros reciclados, además de ser muy sencillo, te ayudará a embellecer tu jardín, terraza o balcón, ahorrando dinero y reutilizando viejos objetos que de otra forma terminarían en el cubo de la basura.

Un macetero no deja de ser otra cosa que un recipiente que se pueda rellenar con tierra. Siguiendo esta sencilla pauta, podemos decir que, casi con cualquier objeto hueco se puede hacer un macetero reciclado.

Pon a volar tu imaginación, reúne todos los objetos viejos que tengas en casa, por muy diferente que te parezca su función a la de dar cobijo a una planta, y adórnalos con algo de imaginación. Te sorprenderás de los resultados que puedes obtener.

Para que te hagas una idea, vamos a enumerar unos cuantos ejemplos de objetos que pueden servir para hacer maceteros reciclados:

  • Tarros de cristal: en todas las casas acumulamos tarros de cristal de mermeladas, conservas, mayonesas, etc. Los guardamos vacíos y siempre acaban amontonados en los armarios de la cocina. Los puedes adornar con cintas, telas o un bonito dibujo a pincel y se pueden colocar en ventanas, en el suelo, en escaleras o incluso colgados con cuerdas.
  • Botas: parece una locura, pero te sorprenderá lo bonitas que pueden quedar por ejemplo, varias botas de agua de diferentes colores rellenas de arena y en las que hayas plantado unas vistosas flores, colocadas en algún rincón del jardín o colgadas en una valla de madera.
  • Latas y botellas: puedes hacer maceteros reciclados con latas de conservas y con botellas de cristal. Puedes forrar las latas con papeles adhesivos decorativos o pintar los recipientes a tu gusto.
  • Tazas y teteras: encima de una mesita, en una estantería o sobre una piedra del jardín, no te imaginas lo coqueta que puede quedar una bonita taza o una tetera reciclada como macetero.
  • Bañeras: si has realizado obras en tu baño y has quitado la bañera, no te deshagas de ella. Si tienes jardín, colócala en él, rellénala de arena y planta unas bonitas flores. Dará un toque muy original al espacio natural de tu casa.

Hacer maceteros reciclados puede resultar una actividad de lo más entretenida con la que además colaborarás en el cuidado del medio ambiente.