Pero también es algo más, se trata de una actitud ante la vida basada en el gusto por las cosas sencillas y la vida en el hogar. Un danés, seguramente nos diría que “hygge” es algo así como “lo que se siente al estar sentado tranquilamente en casa tomando un chocolate caliente frente a la chimenea con una manta sobre las piernas…”

Imagina las típicas películas navideñas de sobremesa de fin de semana, la decoración impecable siempre adaptada a la época del año, los protagonistas hacen galletas caseras y las mantas nunca faltan en el sofá… 

Normalmente, el término se relaciona con el invierno pero, esto tiene una explicación. Los países nórdicos tienen frío la mayor parte del tiempo y, a diferencia de España, su ocio tiene lugar básicamente en las casas. Por ello, aunque lo intentemos, nunca podremos tener tanto estilo, ¡a nosotros  nos gusta salir a la calle nada más sale el sol! 

Aun así, podemos aprovechar la época navideña para decorar nuestras casas al más puro estilo danés o finlandés. ¿Qué trucos podemos seguir? Ante todo, debemos partir de la base de que ellos no se conforman con poner un árbol o algunas velas, ¡ellos cambian la decoración íntegra de la casa en cada estación! Nosotros vamos a dar unas pinceladas:

  • Velas: crea ambientes con ellas. En Internet hay multitud de tutoriales que te enseñarán a crear centros de mesa y a ordenarlas con sentido. 
  • Corazones en las ventanas: si has viajado a un país nórdico te habrás fijado, normalmente tienen corazones u otros ornamentos colgados en los cristales. ¿Existe un detalle más hogareño? ¡Nos encanta! 
  • Reúne a la familia y amigos siempre que puedas ya que en verano sois más de jardín o terrazas… Además, has de ser buen anfitrión/a. 
  • Aprende a hacer galletas caseras o tartas de calabaza. No solo es por el sabor sino también por el olor. Cuando lleguen tus invitados, ¡quedarán boquiabiertos! 
  • Menos es más: no tengas mobiliario sobrecargado y elimina las paredes que necesites para tener ambientes abiertos y cómodos. ¡La luz es un bien preciado allá en el norte! 
  • Elige un momento al día para sentirte bien en soledad o en compañía, ¡haz lo que quieras hacer! 
  • Utiliza ropa de cama clara así como el color de las paredes. Elige aquello que te transmita paz y bienestar y cambia las fundas de los cojines con el estilo invernal que quieras.

Por último, debes tener un seguro de hogar afín a tu estilo de vida que te ofrezca la protección y seguridad que tu familia y tú necesitéis.